UNA PROFECÍA AUTO-CUMPLIDA

Cuando el jueves 18 leí en algunos matutinos que el ex presidente Kirchner había intentado impulsar la renuncia de su esposa, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pensé que un proceso de profecía auto-cumplida se cerraba total y perfectamente ante el azoro de los argentinos. Por suerte para la salud política del país, no se concretó  positivamente ese estímulo.  

 

La psicología define al concepto de profecía auto-cumplida como una expectativa o predicción, en la mayoría de las ocasiones de inclinación negativa, cuyo efecto hace que quien la proclama realice, de manera inconsciente, actos que conducen a que se cumpla lo predicho.

 

¿Qué determina que las expectativas negativas terminen por hacerse realidad?

Ocurre que cuando miramos a la realidad desde nuestro pequeño mundo, es decir, de modo muy cerrado y subjetivo, aumentan las probabilidades de que comuniquemos ese sesgo negativo e influyamos, de este modo, en la conducta del otro.

 

Es un fenómeno interesante, porque los individuos raramente son conscientes de que han sido las propias expectativas las que han influido sustancialmente en el comportamiento del otro. Pero los hechos que generalmente se desencadenan a partir de esas predicciones muestran que el potencial de los equívocos y la perpetuación de los prejuicios entre los participantes sociales propician ese resultado final no deseado.

 

La rebelión del sector agrario, claramente determinada por la defensa de sus intereses comerciales, pudo haber sido controlada en pocos días, pero los Kirchner motorizaron un ciclo en espiral en el que, una y otra vez, se cerraron en sus expectativas negativas denunciando como golpistas a todos los principales actores sociales que participaban o apoyaban las posiciones del campo. El círculo del poder ejecutivo maltrató a todo aquel que se le oponía, mientras promovía en la sociedad la amenaza de que se estaba gestionando un golpe de estado. En consecuencia, su comportamiento estuvo acorde con la hipótesis de que había intenciones políticas ocultas detrás del conflicto desatado. 

 

Fueron numerosas las señales que dio la mayoría de la sociedad para que los Kirchner dejaran de lado sus expectativas negativas: desde la defección de importantes políticos dentro del mismo partido político gobernante hasta la unión de buena parte de la oposición, pero en los más de cuatro meses que duró la rebelión federal, los representantes del oficialismo hicieron todo lo imaginable para enervar, someter y acallar a aquellos que dudaban de la conspiración denunciada.

Pero cada movimiento que hacían los Kirchner en pro de solucionar el conflicto parecía destinado a confirmar que sus expectativas negativas eran ciertas pues se producía el efecto inverso. Las embestidas físicas, impulsadas por los grupos de choque liderados por D’Elía y Moyano; así como las agresiones verbales, difundidas por el matrimonio Kirchner y la mayoría de sus ministros y funcionarios, lograban sumar más adversarios en vez de convencer del inminente peligro que acechaba al país.

Los cortes de rutas y calles  –una ilegal modalidad argentina de protesta desde 1998 en adelante- y la preocupación por sus consecuencias con relación al abastecimiento de productos, crearon el ambiente propicio para impulsar todo tipo de teorías conspirativas. Por otra parte, las respuestas agresivas y acusadoras por parte del gobierno retroalimentaron el conflicto en lugar de apaciguarlo. Finalmente, el cruce de informaciones en pro y contra de esas expectativas golpistas y el resultado del senado rechazando la posición de los Kirchner, cerraron el círculo tan temido por el gobierno.  

 

Cuando en la medianoche del miércoles 16 de julio, la presidenta Cristina supo que su vicepresidente, el Ingeniero Julio Cobos, desempataría la votación del senado en contra de la implementación de la Resolución nº 125, finalizó un proceso de deterioro auto infligido.

¿Qué actitud esperaban de un hombre que no pertenecía al peronismo y al que habían maltratado hasta el punto de decirle que no tenía derecho a pensar ni hablar por sí mismo?

 

 

¿Nace una Argentina republicana y federal?

En mi último ensayo, “La Hipocresía Argentina”, editado a fines del 2007, dedico más de un tercio del libro al grave problema de la macrocefalia del país y a la imposibilidad de un desarrollo socio económico de espaldas al campo y que ignore al artículo primero de la Constitución, que establece para la nación el sistema democrático, republicano y federal.

Al momento de escribirlo, pensaba que en algún momento, se produciría la rebelión del interior del país, y así lo expresé en mis páginas. Pero también me encontraba lejos de sospechar que una revuelta de la magnitud que se produjo se daría a pocos meses de haberla vaticinado.

No hay demasiadas dudas de que la historia argentina recordará a los últimos e intensos días vividos como un punto de inflexión en el viejo conflicto existente entre los “unitarios” y los “federales”.

Lo que comenzó como un simple reclamo contra el aumento de los impuestos a las exportaciones agropecuarias, terminó, después de más de cuatro meses de lucha, en una increíble e inmensa asonada a favor de la república y el federalismo. Gracias a esto tomaron estado público temas tales como las retenciones no coparticipables; la supremacía del cultivo de la soja; los pooles sojeros en base al arrendamiento de tierras; la siembra directa; las economías regionales; el despoblamiento de los pueblos del interior y la migración de sus habitantes hacia el conurbano bonaerense; y el incumplimiento de los poderes ejecutivo y legislativo en ejecutar una nueva coparticipación federal impuesta en la Constitución de 1994. Hasta este año, no recuerdo a muchos que conversaran sobre estos tópicos.

Creo que, por fin, quedó claro para todos que sin promover el crecimiento socio económico de las provincias no puede haber un buen desarrollo sustentable posible para el país.

Además, cuando el Poder Legislativo le puso un límite al avance hegemónico del Poder Ejecutivo revaluó la importancia de las instituciones de la república. Quizás ahora, el Poder Judicial se anime a accionar en esa misma dirección.

 

Lo que resulta paradójico es que toda esta revolución republicana y federal haya que agradecérsela al matrimonio Kirchner. Sería una ironía de la historia que, a la distancia, se considerara a su intransigente postura política su acción de gobierno más importante pues le sirvió al país para unirse detrás del artículo primero de la Constitución Argentina.   

 

 

¿Qué viene ahora?

En primer lugar, no encuentro argumentos para mantener la ilusión de un probable cambio en la política de gobierno. No creo que suceda. Sólo basta leer el texto de la suspensión de la Resolución nº 125, el que expresa con suficiente claridad que, para nuestra presidenta, los opositores a la resolución siguen siendo golpistas y personifican un modelo de país injusto para las clases más carenciadas. Es imposible pensar que exista una Cristina Fernández políticamente diferente a su marido Néstor Kirchner.

En un matrimonio en el que la política es un tema de muy poca relevancia, es probable que ambos miembros de la pareja puedan tener diferentes ideologías sin que esto genere conflictos.

 

Pero en el caso de los Kirchner, en el que la ideología y el poder político han sido los factores más importantes de sus vidas, es impensable considerar que uno pueda llegar a ser diferente al otro.

Por lo tanto, los tres años y medio que faltan para que finalice el mandato del matrimonio presidencial, probablemente transcurran en medio de serios conflictos ocasionados principalmente por los siguientes factores:

 

1)     La carencia casi total de inversiones productivas. No las hay y no las habrá. La única nación que parecía confiar en el gobierno argentino era España. La nacionalización de Aerolíneas Argentinas la terminó de debilitar. Como la compañía perdía muchos millones antes de su privatización, en 1991, y los sigue perdiendo hoy, nadie duda de que el Estado deberá subsidiarla –más aun con el altísimo costo actual del petróleo- aumentando su ya abultada cifra del gasto público. Esta realidad económica promueve en los empresarios españoles la convicción de que su nacionalización es (más allá de lo mal administrada que estaba) producto de las presiones sindicales o de la oculta intención de algunos funcionarios de generar negocios muy personales. Eso nunca ha sido positivo para promover inversiones en un país. Sin una justicia que los defienda ante los actuales abusos del gobierno y de los sindicatos, sin estadísticas confiables y con un mercado inestable que depende mucho de los subsidios estatales,  los empresarios nacionales y extranjeros no invierten desde hace muchos años. Los datos internacionales muestran que la Argentina es la nación de América Latina que menos inversiones ha recibido en los últimos cuatro años. La crisis energética  –ya se importan gas y electricidad y dentro de dos o tres años deberá importar petróleo-, y el endeudamiento cada vez mayor que tiene el país –está hoy ya en los niveles previos a la renegociación de la deuda– agravarán el proceso inflacionario y recesivo.

 

 

2)                 La carencia de datos estadísticos fidedignos. Muchos piensan que la farsa del INDEC, si bien es molesta y perjudicial para la imagen del gobierno, es sólo una cuestión formal de relativa importancia. No es así. Por el contrario, este es el principal promotor de la inflación interna y uno de los causantes de la desinversión en el país.

Hay que evaluarlo desde la visión de una economía práctica. Por ejemplo, ¿qué comercio podría tomar decisiones sobre sus compras y gastos sin contar con la información de cuánto ha vendido en el mes, cuánto ha gastado y cuál ha sido el costo de lo vendido? ¿Y si no pudiera tampoco comparar esto con los datos de un año atrás o con lo que hace o hizo la competencia? En estas circunstancias, el comerciante sólo puede dejarse llevar por sus instintos, los cuales se sensibilizan muchísimo si, ante la falta de una información objetiva, las posibilidades de error se incrementan. Esto promueve expectativas negativas en lugar de positivas y el accionar coherente con esto es subir los precios para “cubrirse” ante una inflación que, para él es imposible de determinar.

Si contáramos con una Cristina con capacidad y coraje para el cambio, su principal acción de gobierno sería echar a Moreno, y a todos los funcionarios que este personaje instaló en el INDEC, para volver a poner en funciones a los anteriores restaurando la metodología clásica y confiable del armado de las estadísticas.

Más allá de que nuestros deseos tiendan a una evaluación positiva del futuro inmediato, si no contamos con datos reales socio-económicos, la inflación no tiene posibilidades de ser controlada.

  

3)                 La caja de dinero estancada. El presidente de Brasil ha dicho que encarará el problema internacional del aumento de precios de los alimentos basándose en el concepto económico de la oferta y la demanda. A mayor presión de la demanda, mayor promoción de las inversiones para incrementar la oferta y equilibrar lo más que se pueda el consumo, lo que redunda en un control de la inflación. Como la Argentina no tiene inversiones, no está en condiciones de producir más, por ende la “torta” de la producción de riquezas mantiene el mismo tamaño que en los últimos dos años, pero las necesidades de gastos han aumentado en mucho.

Es que para que la inflación y la pobreza no se “disparen”, los Kirchner han creado una maraña de subsidios –sólo Dios sabe cómo y quién podrá en el futuro desactivarlos- que ha llevado al país a una situación económica y financiera extremadamente delicada. El año pasado lograron “cerrar los números” con el traspaso compulsivo de aportes jubilatorios que mudaron de las AFJP a ANSES. Por supuesto, gran parte de ese dinero ya desapareció en el gasto público.

Este año, el intento de obtener una mayor recaudación a través del aumento de las retenciones aduaneras a los productos agropecuarios, fracasó. Este resultado abre una incógnita:

 ¿De dónde saldrán o a quién le sacarán los fondos que el “modelo Kirchner” necesita para cubrir el déficit que se avecina?  Del exterior, seguro que no, porque salvo Venezuela –que lo hace con cuentagotas y a altos intereses- no existe ninguna posibilidad de que otro país o entidad bancaria nos preste dinero. Por lo tanto, estos tendrán que provenir del mercado local y obtenerse a través de bonos –cada vez más caros y menos disponibles, además de que aumentan la deuda interna- o a través de nuevos impuestos. Es evidente que cuando la “torta” que hay que repartir no se puede agrandar, habrá que quitarle a alguien una parte del pedazo que ya tiene. Esto significará conflictos de intereses económicos en un futuro inmediato.  

  

 

4)                 La pérdida de la hegemonía del poder político y económico. Sigue sorprendiendo cómo el gobierno ha despilfarrado su hegemonía política detrás de un capricho o por causa de un desborde o desequilibrio emocional. En sólo cuatro meses derrumbó parte de la estructura que había logrado construir a lo largo de cinco años.

Un símbolo de la postura política ya casi suicida del kirchnerismo fue la frase del líder de la bancada de senadores peronistas, Miguel A. Pichetto: “se rompe, pero no se dobla”, frase que, seguramente, pasará a formar parte de la historia política del país. No por novedosa, pues se trata de una máxima radical (final y tristemente cumplida en la UCR), sino por tratarse de una sugerencia absurda para cualquier peronista de ley. Si hay un partido político que puede exhibir como una máxima sagrada el refrán verdadero y opuesto (“se dobla, pero no se rompe”), es en realidad, el justicialismo.    

Con gente de su propio partido que ya está planificando la sucesión -y nadie como el peronismo tiene la capacidad y la habilidad para hacerlo- sólo cabe esperar para el futuro un desempeño condicionado a los resultados de las elecciones legislativas del año que viene. Para el caso de que Kirchner quiera mantener su alto nivel de confrontación, deberá buscar mucho apoyo en los extra partidarios, porque el que le da hoy el sindicalismo, tiene altas probabilidades de desaparecer mañana. No nos olvidemos, a simple título de ejemplo, que el sindicalista que más lo respalda en la actualidad, el camionero Hugo Moyano,  apoyó totalmente en la elección presidencial de 2003 a uno de los más acérrimos adversarios de Kirchner: el sanluisino Rodríguez Saa.   

 

   

¿Qué pasará con la “Mesa de Enlace”?

El campo puso el límite que el país necesitaba para frenar el autoritarismo del poder ejecutivo. Impensadamente, cuatro organizaciones con intereses propios y diferentes, se unieron detrás de un proyecto en común: derogar las retenciones móviles a las exportaciones agrícolas. Pero al poco tiempo, conscientes de su sorpresiva fuerza, subieron la apuesta y pusieron sobre la mesa la problemática federal.

De los ingresos fiscales de todo el país, el 72% se lo queda la Nación mientras que las  provincias recaudan y reciben sólo el 28% restante. Si agregamos la circunstancia que desde hace una década los gobiernos provinciales deben hacerse cargo de los gastos que requieren la salud y la educación, estas cifras son ridículas y notablemente injustas.

Mientras que el gobierno nacional se preocupa en controlar mediante los subsidios sociales a la población reunida en el conurbano y en las villas de emergencia, la pobreza e indigencia en que se encuentran la mayoría de las provincias del país es vergonzosa.

 

A partir de ahora, ¿Podrán las cuatro organizaciones agropecuarias seguir unidas, a pesar de que representan intereses diferentes, y confeccionar una propuesta federal en común, en el que cada una de ellas acepte renunciar a una parte para integrarse a un todo?

 

 

Si me guío por los antecedentes que muestran los doscientos años de desencuentros de la historia argentina, no tengo esperanzas de que este acuerdo se concrete.

Ahora bien, si elijo las imágenes finales de la extraordinaria película que vimos durante estos últimos cuatro meses, quizás sea posible. Veremos. 

 

Enrico Udenio

20 de julio 2008

Anuncios

20 Respuestas a “UNA PROFECÍA AUTO-CUMPLIDA

  1. Sebastián, ¿qué te pasó por el bocho? ¿Estabas tocado? ¿Dónde leíste que la nota de Udenio justificaba la caída del gobierno cuando justamente lo que sugiere que “el golpe de estado” denunciado pasaba sólo por los cerebros de los Kirchner?
    ¿Qué carajo tiene que ver menem y cia. con la crítica sobre los desastres de este gobierno?
    ¿O es que se está con vos o sino.. somos parte de la artgentina de la “fiestita”?
    Te vendría bien leer la anécdota de los rusos y yankis en la nota del mes de julio en este blog del mismo Udenio -el desborde emocional y desiquilibrado-. Es para vos. Te lo juro.

  2. reaccionario, arcaico, subjetividad ideologica (por donde se lo vea) me gustaria saber donde estaba este señor (ya que justifica la caida de un gobierno de estado de derecho) cuando el innombrable Carlos Menem en practicas totalmente corruptas saqueo el estado, privatiso RECURSOS ESTRATEGICOS QUE EN OTROS PAISES DEL PRIMER MUNDO… NO LO HUBIERAN HECHO, endeudo al pais (aun mas), dio manto de impunidad a corruptos asesinos, y que tambien fureron complices de esa gran deuda que hoy tenemos pero que NUNCA FUIMOS INVITADOS A LA FIESTITA.. . solo cuando se nacionalizo.. . seguramente este señor habra estado en esa obsena fiestita y la añora habla en funcion de eso y de lo que es un corresponsal mercenario.

  3. Que manera de chamuyar, dios mio. ¿porque no participan en politica todos estos craneos que opinan aca. A cierto son muy “honestos” para estar en la politica que es corrupta bla bla bla bla el pais es lo que somos nosotros.

  4. Comparto el pensamiento de Carlos, no solo por una ideologia diferente, sino tambien por la capacidad de autoconvencimiento y fanatismo que adquieren.
    La Idolatria hacia una persona es adquirida por la superioridad y beneficios que nos brinda, por este motivo, todos nosotros nos sentimos inferiores a nuestros padre. Él es la figura idolatrada de una familia, ya que es él quien trabaja por nosotros, nos educa, y es quien trae el pan a nuestra mesa; en este caso Perón es el que llevó el pan a la mesa de muchos Argentinos acostumbrandolos a no progresar, a solo votar.
    En nuestro país, gracias a los peronistas cada vez más personas son acostumbradas a dejar trabajos, a recibir sueldos todos los 29, provenientes de todas las personas que trabajamos, y son estas mismas personas, las que escuchamos cuando prendemos la tele defendiendo sus derechos, los que Perón les dejó. (¿Es un derecho que el Estado te mantenga?)

    Es hora de terminar con los gobiernos peronistas, la historia claramente marcó y seguirá marcando los suseros que ocurren despues de terminado un gobierno peronista. Pero nuestra sociedad es así, Enseñada de Peron, a acostumbrarse a fracasos, cuando todos sabemos quienes eran y quienes son.

  5. Estoy de acuerdo con lo expuesto, salvo que muchas veces no puedo explicarlo de esa manera. Coincido totalmente.

  6. Te felicito por la claridad de tus comentarios,yo eso ya lo preveia,a pesar de que no lo puedo expresar de esa manera,vivo mas de 40 anos en peru,y eso ya lo vivimos,con GARCIA,en los 80y con Velasco en los 70 ese pais manejado por los peronistas nunca va ha progresar,

  7. Excelente comentario, por supuesto no le agradarà a los que venden su voto y al comunismo que fracasò en el mundo (miren el paìs miserable que es Rusia dirigido por exx-KGB enriquecidos) hay que enseñar la Constituciòn Nacional y la divisiòn de poderes en las escuelas para evitar que polìticos que, ademàs son abogados, las ignoren, ellos son los traidores a la patria por violar la Constituciòn Nacional, un ingeniero les diò una lecciòn de educaciòn cìvica y recupero la funciòn parlamentaria.

  8. Indudablemente estamos gobernados por dos personas con graves problemas de personalidad.

  9. muy bueno el analisis, no es cronica y eso esta bueno para los futuros historiadores de este pais, ai bien como dice Jorge hay q hacerse cargo de lo que uno vota, Mabel, yo tampoco los vote!!! pero es lo q hay en esta “democracia”. Gracias

  10. Enrique: desde la distancia y por masoquismo (será) sigo gracias a este medio los acontecimientos del pais siempre con la esperanza de ver un cambio positivo en el mismo, deseando algun dia puedan vivir como yo, con solo una jubilacion “Ganada” con 31 años fuera del pais por lo que mi comentario es mas que respetuoso a su artículo, demasiado suave a lo que les pasa con ese matrimonio que no votó Mabel, y que mal presagio lo agura Jorge Beratazegui, art. arriba ambos. Yo deseo y espero algun dia se encaucen en la direccion correcta “los politicos” que siempre por apabullante mayoria se (agarran) al codiciado baston … con cariño contertulios

  11. Comparto en el 100 % con su analisis. Estos solamente se miran su ombligo asi van a terminar y tb todos sus obsecuentes.
    Enrico, un gran abrazo desde el sur.

  12. Desearia que hiciera un analisis del gobernador Scioli…y Gracias por su colaboracion en aclararme al menos a mi, un poco este histerico matrimonio. Si algo me consuela, es que nunca crei en ellos y que no los vote.

  13. JORGE BERAZATEGUI

    Comparto el análisis en general sobre el actual estado de situación, sólo que entiendo que la película no va a llegar al 2011, por que el fanatismo montonero oficialista, no va a ser digerido por la sociedad y desgraciadamente, terminará en baños de sangre.
    No serán cuarteles los que golpee la sociedad sino, sino cacerolas que cuando sean en gran escalas serán reprimidas, comenzando alli el triste baño de sangre.
    Tenemos que hacernos cargo como sociedad de lo que votamos (Menem, De La Rua y Kirchner).
    NO FUERON POCOS LOS ERRORES, COMO COMO MARCA LA VIDA. SE PAGAN.

  14. Hermoso los diagnosticos. Me gustaria una interesante propuesta. Gracias.

  15. Muy buen análisis de la actualidad, muy claro.
    Hacia mucho que no leia una descripción tan buena. Muchas gracias.

  16. Lo felicito, coincido plenamente en el análisis, y admiro la capacidad para plasmar en la hoja aquellas ideas que comparto y yo no lo puedo hacer. Deseo que lo expuesto pueda ser leído por mucha gente por que está claramente escrito y explicitado. No es descripción, es análisis.

  17. NO LE CREO A UDENIO…
    Jeje, tratan de hacer prospectiva política con una bola de cristal o con un naipe de tarot… ? Si los santacruceños no podemos hacer previsible a Lupin con mas de cincuenta años de conocerlo a cm de distancia, Uds. con apenas dos pares de ellos y desde la distancia de un café a varias cuadras de la rosada…. estan fritos…

  18. Estoy sorprendido por la acusación de maniqueísmo. Siempre he hecho esfuerzos por ver la realidad de una manera holística (en un todo) y no sólo dividida en dos partes (como es el caso de la visión dicotómica, que es la base de lo maniqueo). No veo en qué se relaciona la hipótesis de la profecía auto cumplida -que tiene basamento psicológico- con ello.

    Con lo de Magnetto, en realidad, no entiendo la asociación que hace Jorge M entre el diario Clarín y la nota, salvo que considere que todo el que se opone o no está de acuerdo con la mayoría de las acciones del gobierno de KK, lo hace influenciado por los malvados de la troupe clarinesca.

  19. Enrique:

    lo tuyo es una lectura casi maniquea
    producto de una colonizacion intelectual
    disfuncional a la necesidades de esta
    patria. O tambien, un allanamiento a las
    necesidades de MAGNETTO ?

    Jorge M

  20. Udenio, genial! Comparto 100 % sus palabras y reflexiones. Como usted, creo que no hay posibilidades de cambio en la presidenta y el “presidente”. Esto nos llevaría a tener que sufrir varios años mas de mal gobierno que nos volverá a llevar, mas temprano que tarde, a otro pozo.
    Con el casi increíble “resurgir” del parlamento, y si la oposición comenzara a trabajar en la línea de recomponer la Institucionalidad del país, dentro de las posibilidades que tiene, tal vez, y solo tal vez, podríamos ver un cambio positivo, que tal vez en las próximas elecciones legislativas pudiera plasmarse en mayor poder para aquellos partidos que se dediquen a aumentar la Institucionalidad, el federalismo y hacer a la Argentina más Republicana… tal vez entonces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s