SI HAY MISERIA, QUE NO SE NOTE

Nasrudín echaba puñados de migajas alrededor de su casa, cuando alguien le preguntó:

  ¿Qué está haciendo?

   Mantengo alejado a los tigres.

   Pero si no hay tigres en estos lugares.

  Cierto. ¿Es efectivo, verdad?

De “El idiota absoluto”, de las “Enseñanzas de Nasrudin”, Bokharan, MS., 1617

 

Con las declaraciones que la presidenta Cristina K emitió en su primera conferencia de prensa, la sociedad está comenzando a concientizar que los KK no cambiarán en nada su forma de gobernar. Los últimos acontecimientos muestran al matrimonio presidencial más irritado, autista, sin admitir errores ni soportar la reciente derrota parlamentaria. El ansia de venganza  los obnubila y persisten en su actitud de considerar como una rendición al hecho de aplicar la racionalidad política con aquel que piensa diferente.

En mi nota del 20 de julio pasado publicado en este blog bajo el titular “Una profecía auto-cumplida”, escribí: Es imposible pensar que exista una Cristina Fernández políticamente diferente a su marido Néstor Kirchner. En un matrimonio en el que la política es un tema de muy poca relevancia, es probable que ambos miembros de la pareja puedan tener diferentes ideologías sin que esto genere conflictos. Pero en el caso de los Kirchner, en el que la ideología y el poder político han sido los factores más importantes de sus vidas, es impensable considerar que uno pueda llegar a ser diferente al otro.”

La pretensión de que cambien sus formas de hacer y pensar la política es de improbable satisfacción. Desde que Néstor Kirchner obtuvo en 1987 la intendencia en Río Gallegos, han ganado toda elección a la que se han presentado. ¿Por qué cambiar, entonces?

Aunque Cristina de señales de mucha habilidad oratoria, ambos miembros del matrimonio son intelectualmente limitados. Desde el lugar del poder ejecutivo, tanto provincial como nacional, nunca habían dado conferencias de prensa libres porque ninguno de los dos estaba dispuesto a soportar preguntas inquisitivas o cuestionadoras respecto de su gestión, ni estaban preparados para contestarlas con inteligencia y conocimiento, aunque sí con astucia política. Caso contrario, las hubieran llevado a cabo. Ayer, seguramente motivada por el pronunciado descenso de su imagen en las encuestas, y probablemente en un intento de mostrar algún tipo de cambio, Cristina K. enfrentó por primera vez a la prensa pero condicionándola a una sola pregunta por periodista anulando, por lo tanto, el derecho a una réplica o repregunta posible. Esto dio la posibilidad de que la presidenta contestara con largos y evasivos discursos, salpicados con constantes reproches hacia aquellos “que pensaban distinto” aunque aclarando que, por ello, no dejaba de “respetarlos”, y falseando conceptos y cifras sin que se pudieran rebatir los datos. Para no extenderme demasiado citaré sólo algunos ejemplos de ello:

·        Aseguró que durante el último medio año la inversión externa había llegado a los 13 mil millones de dólares cuando fue de sólo 5.487 millones.

·        Sugirió que “los sistemas de medición siempre presentan dudas en todas las sociedades y en todas las economías” (cuando esto no es para nada cierto), en un pueril intento de demostrar que el INDEC no falsea datos cuando todos hemos podido comprobar que sí lo hace.

·        Describió que había números que mostraban que, desde 2003 en adelante y comparándolos con los gobiernos anteriores, fueron ellos los que habían enviado el mayor caudal de dinero por la coparticipación a las provincias, sin aclarar que se trataba de pesos nominales porque medido a valores constantes sería considerablemente menor.

·        Mediante un juego de palabras dio a entender que la construcción del tren bala no le costaría “un solo centavo” al Estado, cuando en la licitación está claramente expresado que la financiación se pagará con un bono del Estado, el que no sólo deberá abonarse a su vencimiento, sino que también devengará intereses.

·        Justificó la permanencia de los “superpoderes” otorgados al poder ejecutivo, cuando ella, en su etapa como legisladora, siempre estuvo en contra (o incluso se abstuvo cuando la Cámara los votó siendo presidente su marido).

·        Disfrazó su incapacidad en llegar a un acuerdo por la deuda con El Club de París, con el discurso –agotado ideológicamente- de que “cualquier proceso de renegociación debe dar al país la posibilidad de seguir creciendo”, cuando cualquier economista conoce que es justamente el <no acuerdo> lo que está imposibilitando a los gobiernos –nacional y provinciales- la obtención de los créditos indispensables para tener esas posibilidades de “seguir creciendo”.   

·        Sugirió la existencia de inversiones de capital: “Estoy recibiendo todos los días a empresas que quieren radicarse en la Argentina”. Los números del Banco Central muestran que desde el año 2006 en adelante, está saliendo del país una mayor cantidad de capital que la que ingresa. El último año superó, incluso, a la cifra del 2001. Esto, en cualquier idioma, significa que en el país se está produciendo una desinversión.

De todos modos, no deja de ser valorable el hecho de que desde el atril del poder, un K enfrentara por primera vez las preguntas de la prensa, aunque hayan sido dirigidas con el dedo (por supuesto,  medios opositores, como es el caso de Perfil,  no fueron elegidos a la hora de preguntar).

Creo que la suerte política está echada para ellos, aunque aun detenten un alto nivel de aceptación positiva, en especial por parte de un sector del sindicalismo, sectores poblacionales del conurbano bonaerense, y sectores de izquierda ligados emocionalmente a la reivindicación del proyecto revolucionario de los años 70.

Quizás su final sean las elecciones del 2009 o las del 2011, puede dudarse de la fecha pero no de los resultados. Han perdido el apoyo popular con el cual contaban, incluso el de gran parte del autollamado progresismo que ha comenzado a abandonarlos, desorientado y desilusionado por la cada vez mayor alianza de Néstor K. con el sindicalismo mussoliniano representado por Moyano, más la actitud autoritaria y el doble discurso del matrimonio. Probablemente el socialista y gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, sea el próximo receptor de esos votos.

Sin cambiar fondo y forma, los KK no podrán evitar que la inflación continúe o que siga aumentando la pobreza en el país. No servirán los controles de los precios para evitar la inflación, las retenciones aduaneras para acumular la caja que necesitan para pagar deudas y subsidios, ni el usual discurso de echarle la culpa de todos los males a vaya saber qué mano negra. Sin un cambio por parte de nuestros gobernantes, no aparecerán las inversiones para corregir el rumbo.

Y ellos no pueden cambiar, porque todo lo que hicieron hasta ahora es lo único que demostraron que sabían hacer desde que ascendieron al poder en su provincia: gobernar desde el atril. Esto nos obliga a pensar en cómo será la Argentina post-Kirchner y en cómo debemos prepararnos para afrontarla.

 

Enrico Udenio

3 de agosto de 2008

Autor de los ensayos “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, Ugerman Editor, 2005; y “La hipocresía argentina”, Ediciones Librosenred, 2008.

Anuncios

7 Respuestas a “SI HAY MISERIA, QUE NO SE NOTE

  1. SOLO PARA DECIR QUE COINCIDO PLENAMENTE CON EL COMENTARIO DE ANA.
    GRACIAS SEÑORA POR EXPRESAR LO QUE PIENSO, Y GRACIAS POR EL ESPACIO

  2. Nuestra presidenta, (porque es así, es “nuestra presidenta”) es sobre todo una gran actriz. Mira con un arrobamiento impactante a quién esté hablando frente a un atril, y todos caemos en pensar que le está prestando una atención sin que nada pueda distraerla. Pero…en realidad está actuando para la “platea”…pues no espera que el orador la sorprenda con declaraciones en contrario a las líneas ya establecidas, como “manda la Constitución”, claro, la Constitución interpretada por ella, que es como la Biblia, sirve para todo si le buscamos el versículo apropiado.
    De todos formas, creo que no tenemos tiempo para perderlo en estudiar a nuestros presidentes psicológicamente durante buena parte de los cuatro años que duran sus mandatos, si no hacen lo que deben, tienen que renunciar, pues como dijo ese gran mejicano que fue Benito Juárez; “En una Democracia la actitud del Presidente cambia al pueblo…o el pueblo lo cambia a él”.

  3. La preseidenta diò su primer conferencia de prensa tan solicitada por los medios y dejò al descubierto el pobre nivel de los periodistas salvo un par de ellos todos preguntaban lo mismo, no pudieron y no supieron aprovechar ese momento, fue lamentable. Los que pertenecemos a ese 46 por cuiento que la votamos no esperamos ni deceamos grandes cambios, la votamos para que continue y profundice el rumbo que se iniciò en el 2003.
    Con respecto de como serà la Argentina post Kirchner seguro va a ser mejor que la post Alfonsin, post Menem, post De La Rua, post Duhalde. No se quejen la van a tener mucho màs facil.

  4. La emisión de frases sonoras para ser repetidas por adherentes como si tuvieran contenido y la manía de ponerle título a lo que debemos pensar para imprimirnos su sesgo, son los recursos de comunicación más usados por los dirigentes y representantes políticos más notorios de sociedad argentina. Entre llos nuestra presidenta.

    Las afirmaciones sostenidas con razonamientos, expresadas con mesura, avaladas por años de trayectoria y corregidas para la obtención de consenso. Y los procederes que muestran coherencia entre dichos y hechos, que predican con el ejemplo y que consideran manifiestamente las consecuencias sociales a largo plazo de las acciones, no suelen escucharse o verse ni siquiera de vez en cuando dichas o ejercidas por esos mismos protagonistas.

    Visto que su profesión requiere de la obtención de nuestros favores para ejercer las representaciones que pretenden. Que obtienen sus objetivos reiteradamente con los mismos procedimientos, pese a las prontas desilusiones que provocan, y que nuestra más imaginativa consigna renovadora haya sido …..” que se vayan todos”….. , no parece que los equivocados sean ellos.
    Las bocas y las vidas de nuestros representantes, jueces, funcionarios y administradores, dicen tanto de ellos como de nosotros; y frecuentemente más de nosotros que de ellos.

  5. Me parece bueno tener una charla sobre los K. A mi no me molesta que la presidenta se vista bien y prolija, creo que asi debe ser. Pero pinta demasiado, así lo hizo con los temas durante la conferencia, la ironia no se puede maquillar, la forma cobarde de presentar los temas tampoco. No se si miente, pero abre la boca y no para de hablar, cae víctima de una incontinencia verbal preocupante. Eso es lo que hacen los loros, repiten y repiten sin nunca reflexionar. Obvio esto no suele emerger de la inteligencia sino de la desesperación por dominar a los que supone inferiores (o sea nosotros).
    Ella cree que tiene razón, ella cree que es capaz, ella está rodeada de fantasmas resucitados y ella tiene un sueño.
    Hoy, la mayoria de los del campo no somos oligarcas, nos hemos matado estudiando y trabajando, cuando hay barro se usa una 4×4 y cuando hay miseria se piensa, se reza, se aprende, se respeta la ley y se madura!
    Esa es la materia que la Sra. presidente no cursó.
    Gracias por el espacio!

  6. El post kirchnerismo será la administración de una quiebra fraudulenta, cuya génesis hay que buscarla, en términos económicos, en el gobierno de Ma. Estela Martínez de Perón.
    De ahí en adelante la Argentina fue sólamente un largo e inútil devenir de sistemas estatistas y expropiatorios del sector privado. Para inventar toda una biblioteca de derechos adquiridos. Un poco más o un poco menos favorables al sector en el que uno esté involucrado. Pero empobrecedor y exactivo en todos los casos.
    La mejor medida de nuestro atraso está en la pobre participación de la economía nacional en el comercio mundial de bienes y servicios.
    No sirve salir adelante privilegiando a un sector por sobre el resto.
    Tenemos, como sociedad, y pensando en las generaciones futuras, que salir a jugar el partido en las ligas mayores del mundo.
    Lo que, por fin, están haciendo nuestros vecinos sudamericanos.

  7. I recently came accross your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I dont know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog.

    Tim Ramsey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s