LA CAÍDA DEL CAPITALISMO

– Segunda Parte de “Somos los mas vivos” 

 

 La grave crisis internacional que ha generado el crack de los bancos de inversión, alimentó durante las últimas semanas una serie de comentarios anunciando, por fin, la caída del imperio americano, con su capitalismo a cuestas, o en el mejor de los casos, como lo anunció la misma presidenta argentina, Cristina Fernandez de Kirchner, el nacimiento de un nuevo capitalismo.

Es que ante cada crisis financiera que sucede en el mundo occidental, desde Karl Marx hasta la fecha, amplios sectores vienen sentenciando el fin del capitalismo y la caída de los imperios que utilizan este sistema de organización económica.

Hasta el momento, la historia ha mostrado que todas estas predicciones fueron productos expresiones de deseo de los que odian el capitalismo, y no de análisis imparciales realizados sobre los hechos. 

 

El hombre, creador de su propio destino

Para Karl Marx, el capitalismo no fue una creación del hombre para obtener una mejora en su condición de vida, sino que fue parte del inevitable ciclo evolutivo de la especie. Su pensamiento lo llevó a considerar que las erróneas creencias del ser humano, así como su comportamiento, se debían al sistema capitalista. Desde este punto de vista, Marx estaba convencido de que, si desaparecía el capitalismo, desaparecían esas creencias.

En cambio, desde un análisis holístico de los mismos hechos históricos, podría afirmarse que en la generación de todos los estadios evolutivos de la humanidad están implicadas las necesidades de los hombres: 1) En la edad Antigua, las monarquías e imperios necesitaban de la producción esclava y los esclavos, a su vez, necesitaban asegurar su subsistencia. 2) El orden productivo de los feudos, donde los señores feudales se comportaban como pequeños monarcas, fue la solución que encontraron los reyes a la dificultad de mantener el mando en sus extensos territorios, mientras que para los siervos significaba la posibilidad de trabajar la tierra bajo una forma de arrendamiento y ser mejor atendidos por alguien más próximo a sus necesidades. 3) El advenimiento de la producción capitalista surgió por la necesidad del hombre burgués de propagar los mercados a raíz del desarrollo del comercio, iniciado a finales de la Edad Media.

El hombre, la especie más poderosa de este planeta que incluso logró dominar una buena parte de la misma naturaleza, siempre fue dueña y responsable de todas sus creaciones, las que a su vez, son un reflejo de lo que él es y necesita. No puede en este ciclo negarse la influencia y el efecto transformador resultante del proceso de retroalimentación producido entre lo creado y su creador. Este fenómeno es el que le dio el carácter dinámico al capitalismo.

 

Los constantes presagios sobre el fin del capitalismo

Marx construyó su concepción ideológica sobre la base de un particular análisis de los hechos de la historia. Presentaba cuatro etapas históricas: esclavitud, feudalismo, capitalismo y comunismo. Supuestamente, éste último iba a ser el punto final de este proceso, el momento en el que las naciones del mundo, a través de sus respectivos Estados y en representación de sus distintas sociedades, tomaran posesión de todos los medios de producción. Ahora bien, la esclavitud, el feudalismo y el capitalismo eran hechos probadamente históricos y, por lo tanto, pasibles de ser considerados como datos reales en un análisis científico, pero Marx incluyó también como “hecho histórico” a la transformación del mundo capitalista en un mundo comunista, y esta afirmación se ubica directamente en el campo de las predicciones, muy alejada de la realidad de aquel momento (mitad del siglo XIX).  Esto convierte a su teoría en paradójica ya que, aquello que según la misma debería haber surgido como consecuencia de la evolución histórica, fue construido por el mismo Marx, junto con Engels, en forma de teoría. Ésta se basaba en una creencia que ellos sostenían como cierta: el ciclo del capitalismo se aproximaba a su fin. De este modo, gran parte de su predicción fue vendida como un “proceso inevitable del ciclo evolutivo del hombre”. Lo erróneo de este pensamiento quedó evidenciado por los hechos posteriores.

Si comparamos lo que era el capitalismo en 1850 con lo que es en la actualidad, podemos observar a  un proceso con ciento cincuenta años de constante evolución, más allá de si este hecho se considera beneficioso o no para el hombre. A pesar de esta evidencia de crecimiento, e imposición por sobre todos los otros sistemas, en la percepción de las cinco sextas partes de la humanidad esta no es la hora del mayor triunfo del capitalismo sino la de su fracaso, crisis y decadencia. Son voces que se escuchan en los campos de las ciencias políticas, sociales y económicas, tanto desde distintas corrientes del socialismo como desde el “progresismo de izquierda”. Si esta apreciación continúa siendo tan errónea como en ese entonces fue la de Marx, el pensamiento anticapitalista seguirá equivocándose.

Si, por el contrario, se observan los procesos históricos que vivieron los anteriores sistemas al capitalismo, se torna evidente que tanto la esclavitud como el feudalismo necesitaron muchos siglos para nacer, desarrollarse y morir. El capitalismo nació en el siglo XV cuando comenzó paulatinamente a reemplazar al sistema feudal. Si éste duró mil años, podemos suponer que, a menos que suceda algún acontecimiento histórico imprevisto e imposible de pensar en el día de hoy, el ciclo del capitalismo debería durar, como mínimo, similar cantidad de tiempo que el del feudalismo. Esto puede suponerse dada su alta capacidad actual para controlar, en extensión geográfica, los grandes instrumentos del poder humano (el económico, el militar y el religioso). Es evidente que el poderío del capitalismo es notablemente más elevado que el que tuvo el feudalismo durante su ciclo histórico.

La decadencia de un sistema socio económico puede predecirse al iniciarse su período de declinación, cosa que no se refleja en lo que el capitalismo muestra a pesar de que, por ser un sistema muy dinámico, sufra constantes crisis económicas y financieras. Al contrario, la superioridad que ha demostrado con relación a sus adversarios parecería estar iniciando su período de apogeo y que, recién en dos o tres siglos, comenzaría lentamente su caída. La extraordinaria capacidad de reformarse que tiene este sistema, hace además, en apariencia, bastante improbable que esta caída se produzca en un formato de colapso como se dio con el comunismo durante las últimas dos décadas.

En estos inicios del siglo XXI, el capitalismo muestra una supremacía casi hegemónica en su afán de organizar racionalmente una economía moderna. Parece haber dejado definitivamente atrás a su principal competidor del siglo anterior: el socialismo marxista. Aclaro al lector que no tomo en cuenta como competencia ideológica al restante socialismo (el democrático o la socialdemocracia), en razón de que éstos adhieren a las formas de producción del capitalismo liberal. Sus diferencias radican principalmente por el grado de injerencia que le adjudican al Estado en el desarrollo socioeconómico, por la rapidez de  distribución y por el destino que le dan a su riqueza, pero no por la génesis de la misma.

 

La competencia

La competencia entre los hombres no fue un lamentable invento del capitalismo. Para poder sobrevivir, desde su inicio como especie, compitieron, principalmente, por el agua, la comida, el fuego, el abrigo y el territorio. El siglo XXI lo ubica compitiendo casi por las mismas necesidades de entonces o por aquellas que las representan. La conquista de los poderes militares, políticos y económicos son los medios que utiliza para satisfacerlas.

La ideología fue uno de los principales instrumentos que se utilizaron para lograr que los pueblos se agruparan detrás de un determinado orden el cual, a su vez, facilitaría la satisfacción de esas necesidades. El siglo XX albergó tres ideologías que compitieron para conquistar la supremacía mundial. La segunda guerra mundial marcó la caída de una de ellas: el fascismo, y dejó el territorio dividido entre los otras dos restantes: el capitalismo y el socialismo marxista. Pero el colapso del imperio soviético y sus países satélites del Este europeo a finales de la década del ’80 cerró un largo siglo de competencia política entre el capitalismo y el comunismo y ha provocado un gran descalabro en todas las fuerzas de izquierda del mundo.

Considero que este “monopolio ideológico” no es bueno para el mundo. Muchos analistas políticos de distintas nacionalidades piensan lo contrario. Consideran que sin la amenaza del comunismo, la democracia capitalista podrá expandirse con mayor rapidez y facilidad, y esto será positivo por tratarse del sistema que garantiza la mayor cantidad de libertades para los hombres. Este pensamiento tiene una falla: conjeturar que el sistema que justamente propaga la idea de la libre competencia, puede funcionar correctamente sin tener él mismo con quien competir.

 

El sistema que justamente propaga

la idea de la libre competencia,

no puede funcionar correctamente

sin tener él mismo con quien competir.

 

La resultante de esta situación se vio durante la década del ’90, cuando el capitalismo generó duras consecuencias sociales en una gran cantidad de naciones. Se lo ha llamado “neoliberalismo” pero en realidad, se trató del capitalismo liberal y reformista de siempre (porque nunca hubo otro), con la diferencia que desde 1989 fue monopólico. A partir de ese momento, no se tuvo otra opción ideológica para presionarlo y exigirle mejores condiciones sociales o nuevas reformas del sistema. Salvo el largo camino que ha decidido recorrer la China comunista del cual se desconoce si terminará convirtiéndose en una democracia capitalista o dará forma a una nueva ideología totalitaria, no aparece en el horizonte inmediato ningún nuevo competidor.

 

Las ideologías son creaciones del ser humano y, por lo tanto, se nutren de lo que él es. El hombre es competitivo no sólo con el otro, sino también consigo mismo. Para él, competir es superarse. No necesita imprescindiblemente ganar. Se trata del esfuerzo para intentar ser mejor persona y, como es gregario por naturaleza, para ello necesita constantemente del otro. Ese otro es el referente, el límite. En una sociedad organizada, es el Estado el que lo representa. Si éste parámetro falta, lo más probable es que comiencen a crecer y expresarse los aspectos más negativos del ser humano: el egoísmo, la avaricia, la codicia, la ambición desmedida y la violencia en todas sus formas. Parecería que en la etapa evolutiva en la que se encuentra en estos primeros años del siglo XXI, no puede tener un acabado control sobre sus ambiciones y desbordes. Es probable que le lleve varios siglos, o tal vez milenios, continuar con su mutación hasta convertirse en un ser superior pero en la actualidad, el mejor control para un ser humano es otro ser humano. Necesita del Estado para evitar su propio descontrol y de la competencia para que ésta le proporcione el combustible necesario para experimentar el riesgo y desarrollar la creatividad.

 

Las reformas y sus bases

Las continuas reformas en el sistema capitalista que todos los actores involucrados produjeron durante los últimos siglos, lo convirtió en un fenómeno muy diferente al del pasado. Si pudiésemos resucitar a un poblador de mediados del siglo XVIII, éste se encontraría con un capitalismo que poco tiene que ver con el que vivió en su época. Pero si profundizamos el funcionamiento del sistema en ambos períodos históricos, observaríamos que, haciendo una analogía con un edificio muy antiguo pero bien mantenido al cual, a través del tiempo se le han instalado gas, redes cloacales y ascensores, cambiado las cañerías de agua, los pisos, las ventanas, la calefacción. Se le han agregado también paredes construidas con nuevas tecnologías, cables coaxiales, control por imágenes, aire acondicionado y se han reparado las fachadas y los tensores. Pero todos estos cambios se han realizado sin modificar los pilares que sostienen el edificio: La propiedad privada; el mercado regulado, principalmente, según las leyes de la oferta y la demanda; el ahorro acumulado; el trabajo asalariado libre; y las leyes y reglamentaciones que regulan, controlan y protegen al sistema. 

 

Todas las reformas capitalistas se realizan

sin modificar los pilares que la sostienen.

 

Estas bases del capitalismo no emergieron espontáneamente de la imaginación de una persona, sino que fueron el resultado de un proceso colectivo que se inició, en el siglo XIV, con la circulación de mercancías y su intercambio por dinero. Esto dio lugar al comercio y a la formación de los mercados locales e internacionales. Este “pre-capitalismo” maduró con la propagación de las ideas liberales a partir del siglo XVIII, en especial con el período de la Ilustración Francesa en el cual se instaló la idea del Derecho a la Propiedad y su necesidad de protección,  plasmada a través de las leyes y de la constitución de un Estado. En 1776, el economista y filósofo británico Adam Smith publicó su ensayo “Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones”, más conocido por su nombre abreviado de “La riqueza de las naciones”, en él dio forma teórica al desarrollo, que se había producido hasta ese entonces, del capital, del comercio y de la industria de los países. El capitalismo se constituyó así como una práctica antes que como una teoría. El ensayo de Smith creó los primeros cimientos para el estudio moderno de la economía pero, fue la universalización de la propiedad privada formal lo que le permitió a occidente iniciar el camino hacia el capitalismo.

 

El nuevo capitalismo anunciado por Cristina

Cuando nuestra presidenta anuncia el advenimiento de un nuevo capitalismo, considero que este pensamiento es un delirio “tercermundista” que nace, entre otras cosas, por su dificultad o incapacidad para acumular riqueza. Cuando los políticos argentinos reclaman por un capitalismo ”humano”, “productivo”, “ético”, “distributivo”, “honesto”, y otros calificativos del mismo tenor, al mismo tiempo que rechazan al “financiero”, “neoliberal”, “especulativo”, “improductivo”, “inhumano”, o “explotador”, están dando un mensaje erróneo a la población: que hay un capitalismo “bueno” y otro “malo”, y esto es inconcebible desde el punto de vista lógico. Se otorga una capacidad inexistente a un sistema económico unitario regido por principios básicos que supuestamente deberían guiar el pensamiento y la conducta de quienes lo apliquen. Son las personas las que interpretan o aplican “bien” o “mal” las normas preestablecidas por un método, siendo las consecuencias de sus actos también relativas a esa interpretación o aplicación.

Ahora bien, en lo que se refiere a las calificaciones antitéticas valoradas por la cultura como “buenas” o “malas” considero, desde mi personal visión holística, que el capitalismo, al igual que cualquier sistema o método que invente o desarrolle el hombre, genera sus propias virtudes y patologías, por lo que es “bueno” y “malo” al mismo tiempo, pues ambas partes reflejan lo que es su creador. Si el hombre tiene su lado “bueno” y su lado “malo”, todo lo que de él emerja también lo tendrá. Se lo acepta desde su integridad o se lo descarta, pero no se lo puede dividir sin destruirlo.

 

La declinación del impero

Desde la caída del Muro de Berlín, el capitalismo está más fortalecido que nunca. Sin la oposición comunista, se ha adueñado de una gran porción del planeta al mismo tiempo que transita una fase de su proceso evolutivo al que se le ha llamado “globalización”. Ésta fase soporta acérrimos enemigos que la califican de etapa imperialista, dirigida política, militar e ideológicamente por la gran potencia actual: los EEUU.

Pero con la presidencia de George W. Bush, este país ha declinado su influencia imperial. Los grandes déficits económicos alimentados por sus gastos de guerra y el fuerte desprestigio internacional que sufrió por sus prepotentes acciones, muestran una caída que, probablemente, aumentará debido al descomunal esfuerzo económico que deberá realizar para salvar al sector financiero de la gran crisis actual.

Pero es erróneo pensar que el mantenimiento del capitalismo como sostén organizativo económico mundial esté ligado a la declinación mayor o menor de los Estados Unidos. Será el mundo occidental en su totalidad que lo sostendrá gracias a las ventajas que presenta su versatilidad.

Es importante señalar en la perspectiva histórica del sistema, el hecho de que, mientras el gasto en materia social de los gobiernos siguió creciendo durante todo el siglo XX, paralelamente aumentó la mayor intervención de éstos en la economía, manteniendo, sin limitaciones, las libertades individuales y políticas que caracterizan a una democracia liberal. Esto ejemplifica la enorme versatilidad y flexibilidad que tuvo el capitalismo durante el siglo XX. En su lucha contra las ideas revolucionarias del fascismo y del comunismo, defendió su postura reformista y, según los resultados observables, con mejores resultados que sus competidores.

De este fenómeno podría deducirse que, cuando las estructuras de una nación se estancan parecería inevitable que en algún momento se produjera una revolución, sea esta violenta o incruenta, que arrasará irresponsablemente con buena parte de lo construido. Si, por el contrario, las estructuras están vivas, surge una constante necesidad de reformar y transformar que acompaña a la evolución del hombre y sus cambios existenciales.

 

Más pez que dinosaurio

Cuando en Francia, en 1748, hace ya 255 años, el barón de Montesquieu dio a conocer su obra “El Espíritu de las Leyes”, iniciando un proceso revolucionario que cambiaría todas las reglas de juego, político, económico, cultural y social, existentes hasta ese momento, supongo que no imaginaba que en el siglo XXI, un mundo extremadamente distinto al suyo, continuaría con la misma base ideología, el liberalismo.

El marxismo, fascismo, nazismo, socialismo, nacionalismo, populismo, fundamentalismo religioso, anarquismo, son algunas de las numerosas experiencias que las sociedades vivieron en los intentos de cambiar, radicalmente o a través de reformas, todos o algunos de esos principios liberales.

No siempre el que sobrevive es el mejor, incluso, la historia del ser humano nos muestra que, en ocasiones, el que sobrevivió pudo haber sido el peor. Lo que podemos inferir es que, según el estudio de la naturaleza, los dinosaurios, a pesar de ser los más poderosos, desaparecieron, mientras que otras especies, en apariencia más débiles, sobrevivieron. La virtud fundamental de éstas fue que pudieron cambiar y adecuarse a las exigencias que imponía la misma naturaleza a través del paso del tiempo.

El liberalismo, bueno o malo, o mejor dicho aún, bueno y malo al mismo tiempo, demostró que durante 255 años fue el que más logró adecuarse a los cambios que el mismo ser humano impuso. Hasta el momento ha sido más pez que dinosaurio. 

 

A pesar de la grave crisis financiera desatada en los Estados Unidos y que, seguramente, involucrará a casi todo el mundo, creo que el problema no está en el desarrollo de los mercados mundiales que produce el sistema, sino en las limitaciones que éste tiene para corregir sus males. El capitalismo no miente cuando publicita todo lo que ha hecho en beneficio de sus poblaciones, sí miente cuando trata de eludir su responsabilidad por todo el daño que también ha producido o por todo aquello que no ha logrado aun hacer, esto es, satisfacer las necesidades de los excluidos del progreso económico, de los carentes de casa, comida, servicios de salud y vivienda, de los marginales y los desocupados. Aquellos que detenten el poder en el marco del sistema capitalista, si es que desean que este sistema socioeconómico subsista varios siglos más completando su ciclo histórico, estarán obligados en el futuro a encontrar las soluciones.

 

Enrico Udenio

Autor de “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, Ugerman Ed.(2004); y “La hipocresía argentina”, Ed.DeLaRed, 2008.

4 de octubre de 2008

 

Anuncios

31 Respuestas a “LA CAÍDA DEL CAPITALISMO

  1. EE.UU entra en default en agosto… nada sirve, hay que inventar algo nuevo. Este sistema se va por el caño.

  2. este fue un sistema en que las grandes empresas acaudaladas controlan la sociedad y eso nos quisieron hacer por eso decayo

  3. Creo que los mas interesante del articulo es justamente, que expone al capitalismo como lo que es, un sistema ni bueno ni malo, ambos. Esta en nosotros evolucionar, crecer, aprender. Nuestra peor equivocacion esta en pensar que las cosas son malas o buenas en si mismas, entonces nos ponemos extremistas, poniendonos la bandera de la verdad… jaja mientras que nadie la tiene…
    Por otro lado que el capitalismo es mas pez que dinosaurio… totalmente de acuerdo, sin omitir todos sus defectos.
    Ademas me parece una punto de vista muy simplista pensar que al terminar con los paises imperialistas se terminarian todos nuestros problemas!! Me parece que el mundo, el ser humano, es bastante mas complicado que eso, sino miren cuantas guerras por la verdad… que desconocemos cual es!!

  4. Lo que se ha de proponer es si la economía esta preparada para una evolución como está ocurriendo en la ciencia, una línea ascendente, con tal control de una información golbalizada, pero como es sabido el capitalismo democrático no hace justicia de forma igualitaria, los políticos tienen banda ancha en las cuentas bancarias del estado, en sus estafas, oprime a los oprimidos, y alienta al pueblo con su consumismo, a fin de que cesen protestas, o ni siquiera esto, sino su falta de agrado hacia el sistema, y siga, y siga dejando que tus impuestos y tu nacionalidad construya armas que matarán a tus hermanos, que sustentes poderes capitalistas, donde la muertes de alguno, las violaciones de otras, un ejército corrupto, no tenga relevancia a fin de tener dinero para ir a la moda, y el pueblo se movimiento que lo azuze es estúpido y vago.

  5. Si se puede decir que el sistema capitalista no caiga, pero si quienes sostienen el sistema actual, por que recuerden que este está infectado de egoísmo y egocentrismo, y quien sufre las consecuencias a esto es la mayor parte de la población. En esta gran crisis mundial que estamos pasando debemos pensar en aquellos que necesitan ayudo y no solo en el yo competidor, porque todos necesitamos de todos o acaso un doctor puede trabajar en un restaurante haciendo pizza, o un mecánico en un Hospital.

  6. Lo curioso del sistema capitalista, es que solamente puede sostenerse con el apoyo de quienes lo hacen posible: los trabajadores. Para que esto suceda, la clase beneficiaria (los que poseen los medios de producción) que es obviamente minoritaria, se ve obligada a “adoctrinar” al pueblo y, sobre todo a inculcar, desde la más tierna infancia, la competitividad en contra de la solidaridad, el individualismo en contra de de la colectividad, el egoismo, la envidia, etc,
    puesto que en un sistema en el que el trabajador está claramente en desventaja (ya que no es dueño de los medios de producción, que son su ropio sustento y se ve obligado a producir una ingente cantidad de producto para obtener una minima parte de beneficio) se produciría inevitablemente, una rebelión popular.
    Para este adoctrinamiento se utilizan los medios de comunicación: televisión, radio, etc. Medios, que ellos (los dueños de los medios de produccion) se encargan, previamente de monopolizar: sirva de ejemplo que en España no existe ni un solo canal de radio o televisión al que podamos llamar de izquierdas, y, si este métdo no es suficiente, se recurre a la fuerza militar o embargos económicos(métodos ampliamente utilizados por los EE.UU. y otros países capitalistas)
    y, por lo tanto, considerar al capitalismo como un sistema de libertad y democracia es un gigantesco error, además de una obsceniad, pero es imposible mantener un engaño durante demasíado tiempo, asi que afortunadamente, el comunismo acabará imponiendose.

  7. el grado de colonizacion cultural que se manifiesta en el blog es alucinante, por lo tanto lo unico que aseles puede decir es : VAYANSE TODOS JUNTOS A LA P… M… QUE LOS R…, CIPAYOS DE M… !!

  8. Lo felicito por el articulo. Lo cruel es leer algunos comentarios tan fuera de lugar.

  9. LOs capitalista son muy pocos……La mayoría son sus esclavos ( gente sin capital que labora para sus dueños en la ilusión de que tienen un un pequeño capital cosa que esta crisis demuestra). Aún sin el sistema capitalista la humanidad siempre amó la esclavitud. Las declaraciones de libertad fueron un pequeña pesadilla durante la siesta.Savon

  10. Excelente comentario. Es una clase magistral de un profesor inspirado. A partir de esta demostración tan clara de lo que fué y es un sistema capitalista, debemos instrumentar la actualidad. La competencia genera mayor eficiencia y esta aumenta la productividad.

  11. Quiero contar como sigue la novela! La gigantezca expansión monetaria mundial (que es correcta porque otra no queda), cuando se nomaliza la situación económica y pasa el pánico, baja la preferencia por la liquidez. Al mundo le van a sobrar muchos billetes y la inflación se va a acelerar generando una posible estanflación si el precio del petroleo se dispara o una nueva burbuja en wall street. De todas formas, estos conflictos son necesarios como para acelerar la transformación de la estructura productiva mundial que debe dejar de estar tan sustentada en el “oro negro”. Se viene una nueva era tecnológica con sustitutos del petroleo.

  12. Adhiero a Wilder Castillo. Excelente. Isabel

  13. Me encantó el post y es tremendo el blog, pensando en que tiene los factores indispensables para que le vaya increíble, porque combina la historia con su mirada, y luego esta el factor popular, que son los comentarios…
    Es increíble las cosas que se terminan de leer ahí, prácticamente se puede hacer un análisis social argentino con todo el blog entero. Y me atrevo a decir que muy certero sería…
    mucha suerte.

  14. Quién se responsabiliza de las guerras? Alguien dijo alguna vez? Yo fui el responsable ?
    Qué dificil es para el ser humano aprender. ¿Por qué un ser humano tiene que tomar las armas para matar a otro que ni siquira conoce?
    El ser humano ha perdido la brújula. Es evidente que necesitamos a alguien superior al ser humano para que nos gobierne. La imperfección del ser humano nos lleva a estos errores. Es evidente, el hombre necesita la gobernación de su creador. Primero por derecho. Pero ¿por qué no se deja guiar? Quizá por soberbia, aquello de “yo sólo puedo”.
    NO. E hombre no puede, por su misma imperfección. El autor de la nota puso las cartas sobre la mesa y estuvo muy claro, clarísimo. Enrico Udenio. Muy bueno.

  15. Crecimiento,Agresividad, producció ,Competir,Capitalismo,Ect.
    ¡¿Cuanto se puede crecer, competir, producir,generar capital, agredir, etc. a costa del agua que tomamos, el aire que respiramos y la tierra que maltratamos?!.
    ¡¿Alguna vez tomó el capitalismo como valor acumulable alguno de estos elementos’?!.
    ¿pensó algun ejecutivo que ser agresivo es eso agredir?
    ¿pensaron que una política de enriquecimiento conlleva miseria a tantos otros?
    Ideas sueltas sobre la “Cultura de la miseria”

    Atte: Alfredo Mauderli

  16. El Capitalismo esá muerto!

  17. La teoría de que el ser humano es un ser egoista,competitivo y lleno de necesidades NO explica, ni predice el comportamiento de una sociedad.Dejemos esto para el psicoánalisis. Una sociedad NO es la sumatoria de lo infinitesimales comportamientos de sus miembros.Las sociedades tienes sus propias leyes independientes (el hombre es un ser económico y que existen clases sociales con intereses antagónicos). Estas leyes son las que estudian las Ciencias Sociales.
    Este es un error grave del autor (voluntario tal vez, con la intención de confundir al lector).
    Tambien se omitió que las primeras comunidades humanas vivieron en lo que Marx llamó el “comunismo primitavo”. A estos pseudo-intelectuales “pagos” por la clase social dominante les pido que no desinformen más.

  18. siempre es tara la relacion y la intimidad . muchos que hoy ablan del capitalismo que se apoderado del sistema y no se puede detener por que no encuentran la forma se olvidan que perdieron la intimidad pero sigen teniendo relacion .cuando todo sistema tengo relacion y no haya intimidad no va ha estar la solucion como seres hunanos tenemos relacion ¿ pero tenemos intmidad unos con otros ?creo que no nuestro mayor problema es nosotros mismo que costruimos cosas que despues nos destrimos.¿cuando el mundo vera que el capitalismo sera destruido ,jamas va pasar eso veremos el liberalismo trunfando sobre cualquier sistema jamas va ocurir eso ,el cuminismo abrazara ha todo el sistema y se reira porque a creido que ,es la piedra del zapato para todo sistema jamas va ocurir eso la sulucion esta en nuestra intimidad ¿quein nos permitio hexitir para convivir con el ? si emos perdido la intimidad y solo lo relacionamos mintiendonos y desfraudandonos y llevandonos a espejismo que nada es real .me ?¿ si emos perdido la vision de lo verdadero para mi la humanidad vive en tres visiones ,el que mira para bajo ,el que mira para lo horizontal .y por ultimo el que mira hacia arriva creo que esa es la clave cuando todo sistema no mira par arriva y no tenga intimidad jamas trenda clara su vision todos los sistema nos lleva a destruirnos y a odiarnos uno con otros mi reflexcion sobre lo que eleido este es mi comentario permitamos tener intimidad teniendo la vision hacia arriva es es nuestro principio y nuestro fin no olvidemos que hay tres tipos de vision en cual estas viviendo .cracias

  19. Me parecio muy interesante su posicion y el analisis cientifico del proceso “evolutivo” del sistema capitalista. Decididamente estamos en su fase superior conocida como Imperialismo, o como se llama ahora “global”, pero mas alla de hacer futurologia de como va a terminar todo esto, lo realmente importante, para mi, es determinar sobre que bases del ser humano esta construido este capitalismo real. En mi opinion, que no esta vacia de subjetivismo, el sistema se alimenta de las peores lacras del ser humano, esos son sus pilares, aunque surjan los movimientos sociales, el ecologismo, etc…
    Los vicios que el autor define ante la falta de regulacion del Estado, como representante de una sociedad organizada.
    La evolucion seria que esto mute hacia un sistema se llame como se llame, basado en las mejores virtudes del hombre, aunque siempre habra algo malo y algo bueno pues el hombre es esa mezcla dialectica, pero lo importante seria que el sistema resultante tenga un porcentaje decididamente a favor de la virtud, en contra de los vicios de la humanidad; ese sera el hombre nuevo real, que cree un sistema con dignidad para la mayoria y no al reves como es el actual.
    Podemos hablar horas sobre los beneficios que dio el hombre en estos ultimos siglos, pero no podemos esconder la tremenda injusticia social de la que nace y se alimenta.
    Seria como querer tapar el sol con las manos.
    Es mi humilde opinion.

  20. Si Lo unico Que hacen los Analistas es refutar mi pensamiento de hace 160 años .
    Indica que la evolucion del hombre se detuvo.
    Mal o bien Yo di las bases al movimiento Obrero (sindicatos) y le di un enemigo para combatir ( EL capitalismo).
    La lucha va hacer larga , pero el trabajo Prevalecera sobre el Capital.

  21. El capitalismo como dicen, es el peor sistema económico posible, a excepción de todos los demás.

    • El capitalismo es en efecto uno de los sistemas que mas daño social causan…pero una variante de este conocida como neoliberalismo es el que mas impacto social y economico causa a America Latina..a paises como el mio HONDURAS un pais subdesarrollodo donde cada intento por una vida mas justa y libre termina con un golpe de estado plaeado y ejecutado por la empresa privada y finaciado por la Casa Blanca.

  22. Mucho material. Dificil de “digerir”, más con los preconceptos, en mi caso del sector conservador de la sociedad.

    Me gustaría leer algo acerca de la relación del “profesionalismo” y sistema capitalista; si alguien sabe de algun autor que trate el tema hagame saber por favor a chinotanaka4@hotmail.com

  23. No recordaba haber leido desde hace mucho tiempo, una mejor descripciòn sobre el comportamiento de nuestra sociedad, ni la claridad de conceptos, sobre el acontecerde nuestro males, que describe el autor. Sinceramente, felicitaciones.
    A travès de muchos años vividos (màs de 80), la claridad de conceptos y conocimientos de la historia real que demuestra el autor, mereceria que estas fueran divulgadas para ser leidas por todos los argentinos. Gracias.

  24. Claro y sencillo. Excelente.
    Un comentario: De la misma manera, tambièn podrìa decirse… que uno se transforma en algo superior… cuando “deja de competir”..y màs aùn… cuando deja de competir con UNO MISMO. Serìa entonces cuando comienza a reconocerse ìntimamente, sus debilidades y sus talentos y quizàs solamente a partir de allì, que puede reconocer al otro como pròjimo, hermano…OTRO… Y deja de “competir” para simplemente sumar, aunar voluntades incondicionalmente. Quizàs de este ejercicio a nivel global se promueva a una nueva transmutaciòn del capitalismo, superàndose a si mismo.
    Los innumerables procesos espirituales que han hecho explosiòn alrededor del mundo, indican todos esa misma direcciòn.
    Enhorabuena.

  25. El sistema capitalistas es como el sistema democrático: es el mejor de los males posibles.
    Por lo que creo no se lo debe endiosar y en todo caso se lo debería perfeccionar. Sin olvidar
    que todo lo que el hombre hace debería ser bueno para el hombre. Claro que cuando no es así, termina siendo bueno para mi y sobre los demás que me importa! Y ahí estamos.

  26. Los sistemas mutan todo el tiempo, y esta vez mutará de vuelta.

  27. La caida del Capitalismo no se detiene hasta su total y completa caida, la naturaleza se está encargando de hacer caer al capitalismo, este injusto e inmoral sistema de vida, que por siglos asoto al planeta tierra, es la gran bestia apocaliptica, es la caida de satanas en este mundo; la naturaleza se manifiesta por la presencia física del Hijo de Dios Cristo, cuando caiga satanas en este mundo se manifestará el Hijo de Dios, BRILLANTE COMO UN SOL DE INFINITA SABIDURÍA, Y TODO OJO LO VERÁ. Alegrense la tierra y los Cielos, por el cumplimiento de la Promesa de Dios, atraves de sus Sagradas Escrituras. Que Así Sea.

  28. Muchas gracias por tanta claridad de pensamiento, frente a tanto comentario fatalista e insustentable, me hacía falta percibir ideas coherentes.

    Un saludo,
    Milagros.

  29. Sr Udenio:
    Me cuesta creer el contenido del párrafo que sigue:
    Con la presidencia de G. Bush……………
    Su prepotente————————
    Cree Ud. que un individuo o un puñado de ellos (aunque siempre se menciona uno), pueden conmover de tal manera al sistema?
    No tendrá más que ver algunas de las circnstancias hstóricas que tocó transitar al Gobierno? (ej. torres gemelas?).
    No será un triunfo de la guerra de Irak, el pié puesto geoestratégicamente en la región, o el cambiode humor de Kadafi?
    Ud. admite además y creo que es así, que el sistema por esto no desfallece, es decir se recuperará y como sucedió a Japón saldrá fortalecido.
    Es sólo lo señalado que no digerí de esta nota.
    Atentamente
    Alfredo Alonso

  30. La nota me resulto muy interesante por la claridad con que fue hecha.
    El hombre es ambicioso por naturaleza,y muy solidario con bienes que le son ajenos.
    Muy dificilmente lleguemos a ver un cambio de comportamiento en el Hombre,mientras se sigan transmitiendo valores,desde que el hombre es niño,a traves de los aparatos de television,que van destruyendo las bases de la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s