¿NOS TOMAN POR SUICIDAS O POR IDIOTAS?

  

Según el pensamiento kirchneriano, el pueblo tiene madurez y capacidad

 para elegirlo como presidente pero cuando elije a las AFJP

 para administrar su jubilación, es un suicida.

 

Releyendo algunos de los comentarios que hemos recibido durante las últimas dos semanas, así como por numerosas notas periodísticas y radiales, puedo inferir que el tema puntual de las AFJP ha girado hacia lo ideológico escapando de lo que considero que es el núcleo central del problema actual: hace un año la población tuvo la opción de elegir entre la jubilación con administración privada o la jubilación con administración estatal. Probablemente, los que desconfiaban de la injerencia del Estado y consideraban al aporte previsional como un ahorro en vistas de asegurarse un ingreso futuro para cuando dejaran de trabajar, decidieron mantenerse en las AFJP;  y aquellos que pensaban que era un aporte social que debía ser repartido solidariamente entre todos, y no querían ser administrados por organizaciones privadas con fines de lucro, eligieron el subsistema de reparto manejado por el Estado.

 

El hecho es que, un año atrás, y a pocas semanas de caducar el plazo que permitía la transferencia de subsistema, apenas el 8% se habían pasado desde las AFJP al Estado.

El gobierno de Kirchner, a pesar de haber impulsado la mayor campaña publicitaria habida durante su mandato en el afán de convencer a la población sobre las ventajas que tenía el de reparto, veía cómo fracasaba la convocatoria. Decidió, entonces, que para varios de los grandes gremios (en especial el docente) y para todos los monotributistas, el traslado al subsistema del Estado administrado por ANSES fuera una obligación y no una elección libre.

Finalmente, así y todo, el 82% de los afiliados se quedaron en las AFJP.

 

MADUROS SÓLO PARA ELEGIR PRESIDENTE     

El martes pasado, en ocasión de tratarse el tema previsional ante la comisión legislativa, el titular de la CTA, Hugo Yasky, en presencia y con el asentimiento corporal del titular de la CGT, Hugo Moyano, dijo que el gobierno hace lo correcto al monopolizar la caja previsional porque: “Hablan de libertad de opción, pero no podemos dejar que la gente se suicide”.

Crease o no, eso fue lo que dijo.

  

 Si traducimos ese concepto a un lenguaje subliminal, podría decirse que el pueblo tiene madurez y capacidad para elegir un presidente pero a la hora de elegir la administración de los fondos de su jubilación, es un suicida. Lo que significa que es autodestructivo, que constituye un peligro para sí mismo y que requiere, por lo tanto, de tutelaje. Un pueblo enfermo que necesita ser protegido de sus impulsos agresivos por quienes saben lo que es mejor para él.

Esta definición fue transmitida por los más altos dirigentes de las organizaciones sindicales, los  que, paradojalmente, todo el tiempo emiten loas hacia los reclamos mayoritarios populares, pero, cuando el pueblo se expresa en contra de los intereses o de las ideologías que ellos proclaman, las alabanzas se convierten en insultos que intentan desprestigiar al mandato popular.

 

  Podríamos pensar que no quiso decir suicidas sino ignorantes, porque “no nos damos cuenta de que nos están quitando nuestro futuro”.

Pero también podríamos deducir que Yasky, en realidad, quiso decir que somos “idiotas útiles” porque somos permeables a los intereses del gran capital y a la manipulación de los multimedios, manejados por los grandes grupos empresarios y los buitres seudo periodistas, que nos engañan y convencen de que el Estado no es confiable, y de que las AFJP presentan un futuro más promisorio para nuestras jubilaciones.

Y es posible que “idiota” sea la calificación más acertada, no porque seamos idiotas al elegir a las AFJP como nuestras administradoras de los fondos previsionales, sino porque nos toman por tales cuando los funcionarios del gobierno tratan de convencernos de lo contrario.

 

 

Es verdaderamente increíble escuchar a quienes justamente no se destacan por su inteligencia lógica y comprensión madura de las reglas económicas y políticas, cuando nos catalogan como suicidas –por no animarse a decir “estúpidos”- sobre un tema en el que ninguno de ellos puede articular un razonamiento lúcido y firme en defensa de sus propias ideas. Sólo pueden discursear acusando, insultando y desvalorizando a los que no piensan como ellos.

Cualquiera que tenga un poco de genuino conocimiento acerca de cómo se manejan las administraciones privadas y estatales sabe que cada una de ellas tiene sus pro y sus contras. Es cuestión de dar a conocer esas ventajas y desventajas y dejar que el pueblo elija.

Hace un año, más del 80% se decidió por las administraciones privadas. Cuando se cumplan los ciclos del proceso de capitalización (el sistema previsional es una operativa de muy largo plazo) podremos conocer si su resultado fue mejor, igual o peor a cuando el Estado Argentino monopolizaba la caja previsional.

 

¿QUIENES SON LOS SUICIDAS?

Cuando los gobernantes y funcionarios actuales reiteran que el proyecto para obligarnos a adherir al sistema de reparto administrado por el Estado, es por nuestro bien, menosprecian la inteligencia de la mayoría del pueblo.

¿Cómo piensan que no nos vamos a dar cuenta de que, en realidad, están desesperados por utilizar los fondos acumulados en las AFJP?

También nos consideran tontos al reiterar el discurso de que con esta medida están confrontando a los intereses del gran capital cuando, en realidad, se trata de fondos que no pertenecen a los administradores privados sino al pueblo que ha ahorrado mes tras mes, año tras año, para asegurar su futura jubilación, ya que el subsistema de capitalización privada, a diferencia del estatal, individualiza a cada ahorro.

 

 

Que los funcionarios del gobierno digan que el régimen privatizado es una estafa, evidencia un nivel importante de incapacidad funcional, ya que muestra al Estado como un ente inútil a la hora de controlar a estas administraciones. Admitir que el estado no es eficiente a la hora de ejecutar un buen control hace dudar sobre su capacidad para gestionar administrativamente esos fondos. El que no puede correr los cien metros, menos podrá hacerlo durante diez kilómetros.

Además, los gobernantes y funcionarios muestran también su filo autodestructivo porque, aunque el año próximo cuenten con esos fondos, si no cambia la política económica, ese dinero, que no es tan voluminoso como se cree, se esfumará rápidamente.

Será para entonces que los KK verán que se han quedado nuevamente sin caja para manipular la voluntad política y con una masa poblacional a la que le capturó compulsivamente –una vez más- su ahorro y su esperanza en un mejor futuro. Una población, además, a la que se dieron el lujo de insultar considerándola incapaz de decidir su destino previsional.

 

 

Sin lugar a dudas, esa sustracción y esa falta de respeto hacia su libre decisión y hacia su  inteligencia se percibirán a la hora de votar. En ese momento, por fin le daremos la razón a los KK, ya que seremos tan ignorantes e idiotas que terminaremos votando por la oposición.

 

Enrico Udenio

Autor de “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, Ugerman Ed.(2004); y “La hipocresía argentina”, Ed.DeLaRed, 2008.

2 de noviembre de 2008

Anuncios

13 Respuestas a “¿NOS TOMAN POR SUICIDAS O POR IDIOTAS?

  1. Mas que suicidas o idiotas, me parece que estamos ciegos y empastillados. A San Pedro la gran hermana K envió 8 camiones con articulos de primera necesidad: heladeras donde no tienen luz, cocinas donde no tienen gas y ni siquiera garrafas, camas y placares para ranchos de chapa de un ambiente. Podria seguir con la lista pero creo que con esto pueden entender por que ganan los KK. Esto paso hace dos meses. En cuanto a las AFJP, que voy a decir, si desde el gobierno decidieron por mi marido en el 2007, lo pasaron al sitema de reparto sin consultar. Segun ellos,el monto anual de mi marido no daba para consultar que queria hacer con su jubilacion. Nada es de extrañar con los gobernantes que eligio parte del pueblo, lastima que lo sufrimos todos. Siga asi, son muy buenas sus notas.

  2. hablando en términos generales, creo que simplemente tenemos un Dios aparte que nos cuida y así sobrevivimos, si no hubiéramos desaparecido hace rato
    espero que esté en la cámara de senadores el día de la votación definitiva

  3. La Construcción Pública ha sido una de las formidables maneras de enriquecer ilegitimamente a los gobiernos y a los amigos constructores. De alli el altisimo costo de lo que el Estado construye.
    Esto es posible porque no existe un sistema financiero serio, con una moneda confiable, para que los interesados en creditos hipotecarios opten por los mas convenientes, dejando de lado el robo o el amiguismo.
    El enemigo publico numero uno de los argentinos sigue siendo el Estado Nacional

  4. Efectivamente, algunas veces somos suicidas idiotas como cuando los votamos a los Kirchner.

  5. A la luz de los resultados, en la gran mayoría de la gente que ha aportado en la AFJP, a riesgo de parecer oficialista, diría como mínimo que han sido ingenuos; y en los últimos años, quienes se han agregado al sistema, teniendo un panorama sobre lo sucedido desde que estas operan, sencillamente “crédulos” y “desinformados”. En cuanto al común de aquellos que en los primeros momentos fueron captados, desconocían por completo todo lo referente a las opciones, ventajas y riesgo que corrían, y de buena fe creyeron en los promotores que los inscribieron.
    En cuanto a que opinan los K, eso es anecdótico, interesa lo que se ve en ese sector “privado” con subsidios “estatales”, en la que solo ganan los gerenciadores y pierden los aportantes (sobre todo los de menos recursos) y el estado que pone siempre la diferencia.
    En conclusión, es solo un manejo lingüístico definir a los aportantes a las AFJP

  6. Gracias María por sus palabras. Coincido con usted en la impotencia y humillación que se siente cuando el propio gobierno nos violenta de esta manera.
    Y para aquél que hablaba de las comisiones tan altas y el mal negocio que hacemos con las AFJP, le contesto que el estado siempre tuvo la obligación de ser contralor de las AFJP y no lo hizo cuando la plata no se la podia robar, cómo voy a creer que va a ser buen administrador ahora que si puede. No tiene sentido. Prefiero quedarme con la duda y la posibilidad de hacerle juicio a un ente privado antes que quedarme sin nada, sin jubilación, sin juicio, sin posibilidad de protestar y de pegarle a alguien. Vamos, que mi negocio es mio y si lo hago mal me jorobo y ya está.

  7. Carlos María Santoro

    Roberto, entré en la nota de Página 12 que adjuntaste y me encontré con un montón de argumentos rebatibles desde lo técnico. Pero no tiene importancia en realidad esto, porque existen otras notas (no justamente en ese diario, oficialista y pro kirchner) que argumentan todo lo contrario.
    Por lo tanto, me parece que no entendiste la nota de udenio. SIEMPRE hay argumentos a favor o en contra de un sistema o del otro. La cosa pasa por nuestra libertad para pensar si confiamos mas en la administracxion del estado o en una administracion privada. Ya lo hicimos y los K se cagan en nuestra decision y se arrogan el derecho de robarnos nuestros ahorros con el pueril argumento que es “por nuestro bien”.
    Personalmente creo que por las terribles expoeriencias del pasado, el 80% de la gente cree que el estado se va a fumar la plata en menos que canta un gallo. De hecho, ya Crtistina dijo que la va a usar para obras publicas, etc. Es dcecir, está claro que para el gobierno nuestro aporte jubilatorio es un impuesto que considera usar para lo que se le de la gana.
    Me parece que Roberto, de democrático no tiene demasiada conviccion cuando no le agrada la eleccion de la mayoria.

  8. la verdad deberian dejar de intentar sistematicamente desprestigiar cada intento del gobierno por mejorar las condiciones del pueblo, y nutrirse e informarse un poco de como funciona el sistema de las afjp.
    informense: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-114395-2008-11-03.html

  9. Lo equivocado fue no consultar a los aportantes del regimen de reparto, Ellos debieron decidir si querian seguir aportando el 77% de las jubilaciones que pagan las AFJP.

    El régimen AFJP es una tipica truchada argentina de “dole faz”. Le doy mi aporte a un un muy paquete fondo privado y, cualquier clavo, corralito, o default, salimos a la calle a cacerolear para que papa Estado nos socorra sin importar a que “caja” recurra con tal que nos salve.

  10. Estuvo mal el gobierno cuando consulto a los afiliados al regimen de capitalización.

  11. De los actuales jubilados en las AFJP nadie se ocupa. Los que al jubilarse optaron por cobrar una renta programada (300.000) son favorecidos por el proyecto SIPA porque el haber desaparecia y ahora pasan a cobrarla actualizada por Anses, mientras los que optamos por renta vitalicia quedamos en Cias. de Seguro de Retiro con los fondos y haberes casi congelados hace tiempo. La forma de solucionar esta injusta y clientelista discriminacion es suprimir el articulo 5º del proyecto oficial o en ultima instancia modificarlo para que dichas Cias. deban acrecentarlos como minimo segun la movilidad prevista para el resto de los Jubilados.

  12. El pueblo argentino no es suicida siempre, algunas veces puede ser, pero esta vez, una vez más fue adelante de los funcionarios. No creyeron en las bondades de la solidaridad del sistema estatal. Se basó en la experiencia de vivir en este país donde siempre le usurparon sus ahorros, y como no se creyó, no hay confianza, prefirió quedarse en el sistema de las AFJP.
    Yasqui que se preocupe y ocupe de que todos los maestros y empleados del Estado cobren en blanco, no en negro, por lo que aunque hayan pasado a todo el gremio docente al sistema estatal, no es tan importante en caja por que según escuché en reiteredas oportunidades los maestros han tenido aumentos en negro, no lo se, o es que este Gobierno los blanqueó.
    Entonces la CTA en vez de servirle en bandeja de plata La Caja, nuestra Caja, a los KK, que se ocupe por los empleados del Estado que cobran en negro a los obligan a ser Monotributistas, que es una forma de trabajo en negro encubierta. Gracias Enrico.

  13. Lo triste y paradójico es que tanto el estado como parte del sindicalismo es responsable y partícipe de lo que acusan, sino lea esta nota:

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1061717

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s