EL EJEMPLO DE RIQUELME

Vemos las cosas, no como son, sino como somos.”

Henry Major Tomlinson (1873-1958), novelista inglés, periodista y corresponsal de guerra.

 

Diez días atrás, la Cámara Nacional de Casación Penal ordenó la liberación de Astiz y otros ex marinos procesados por las causas de la ESMA. La decisión judicial se basó en que la ley indica que por ningún motivo se puede mantener presa a una persona por más de tres años si no existe una condena en firme en su contra. Los acusados ya llevan más de cinco años detenidos y aún no fueron sometidos a juicio.

La liberación se suspendió provisoriamente porque el fiscal apeló la medida, y está ahora en curso su resolución.

Inmediatamente se alzaron voces desacreditando a los jueces involucrados cuando, en realidad,  ellos resolvieron conforme a la aplicación de una doctrina penal vigente en todo el mundo, dictando una sentencia perfectamente fundada. La Corte Interamericana de Derechos Humanos es muy enfática sobre el tema y la legislación no prevé que esto se modifique en función de la gravedad del delito. Esta Corte tiene jerarquía constitucional en la Argentina y un juez que no la aplique puede ser sometido a juicio político.

 

El escándalo que se produjo, a partir de esta resolución judicial, permitió conocer el proyecto de ley que la Unión Cívica Radical  había presentado en el Congreso Nacional en mayo del 2007. El mismo determinaba reglas especiales de procedimiento que permitían agilizar los juicios por delitos de lesa humanidad para evitar, justamente, que se produjera lo que finalmente sucedió. Pero, por desgracia, este proyecto nunca quiso ser tratado por el kirchnerismo. El oficialismo lo desestimó para no darle a la UCR un protagonismo en la política de derechos humanos.

 

Al día siguiente de la decisión judicial, Cristina Kirchner intentó ocultar su responsabilidad al expresar que era “un día de vergüenza para los argentinos, para la humanidad y también para nuestro Poder Judicial”, cuando en realidad, se trató de un episodio vergonzoso para el justicialismo y para su investidura presidencial. El haber desestimado el proyecto radical delató que al oficialismo le importaba más la figuración política que las causas judiciales en sí mismas.

 

A Hebe de Bonafini parecería no interesarle el cumplimiento de las leyes si las decisiones judiciales no concuerdan con sus deseos y preferencias ideológicas.

 

A los pocos días, la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, entidad que por su constante proselitismo evidencia contar con fondos millonarios, empapeló una parte de la ciudad acusando a los jueces de corruptos y otras yerbas pero sin hacer ninguna mención hacia los verdaderos responsables de la sentencia judicial: el matrimonio presidencial Kirchner.

Inmersa en una aparente ceguera emocional, a Hebe de Bonafini parecería no interesarle el cumplimiento de las leyes si las decisiones judiciales no concuerdan con sus deseos y preferencias ideológicas.

 

Como la contracara de esta postura, algunos diarios publicaron en su sección deportiva la noticia de que el volante del club Boca Juniors, Juan Román Riquelme, se había negado a que le condonen la amonestación que sufrió en un partido de fútbol. La pena la recibió cuando metió un gol ante el equipo de San Lorenzo y lo festejó levantándose la camiseta por sobre su cabeza para dejar al descubierto una remera con una leyenda de homenaje al recientemente fallecido presidente del club boquense, Pedro Pompilio. La AFA habría considerado la posibilidad de dejar nula esa amonestación en consideración al carácter emotivo que contenía esa acción. 
Si tomamos como cierta esta noticia, nos encontramos ante el hecho de que un simple jugador de fútbol estaría dando a la sociedad un ejemplo de comportamiento civil: Más allá de lo loable de su intención, la infracción existió y, por lo tanto, debe ser penada.

En una Argentina constantemente transgresora, la acción de Riquelme es verdaderamente aleccionadora.

 

¿LEGAL O LEGÍTIMO?

 

Aunque la ley no lo permite, algunas voces intentaron defender el mantenimiento de la prisión preventiva de los represores militares aduciendo que sería ilegítimo o inmoral darles la libertad.

 

Está muy arraigada en la cultura argentina la confusión entre lo legal y lo legítimo.

Es toda una polémica en la cual se mezclan los conceptos legales de la justicia con los referidos a la ética, la moral, los derechos humanos  y las creencias e intereses de una población.

El diccionario nos dice que la palabra “legal” refiere a lo establecido por las leyes vigentes; y lo “legítimo”, también a algo que es conforme a la ley pero que permite un poco más de amplitud de criterio al incorporar la referencia con las cosas ciertas, genuinas y verdaderas.

Si bien desde su propia definición, lo legítimo detenta un primer grado de dependencia hacia la legalidad formal  (de por sí, es legítimo todo aquello que cumple con los preceptos de las leyes), en Argentina se lo ha planteado ubicando el término “legítimo” en un mismo nivel de valor que el concepto de lo legal.

 

Esta particular situación profundizó la confusión existente con relación al cumplimiento de las leyes, pues estas conllevan un marco administrativo formal en el cual las interpretaciones personales están bastante limitadas por la explicitud de los textos, mientras que lo “legítimo o ilegítimo” se nutre no sólo de las leyes sino también de las creencias, la moral, la cultura y las políticas socio-económicas, que hacen que un mismo hecho pueda percibirse igual o diferente según el caso y las circunstancias del momento.

 

Las interpretaciones sobre lo “legítimo o ilegítimo” hacen que un mismo hecho pueda percibirse igual o diferente según el caso y las circunstancias del momento.

 

Considerar entonces, que un hecho aceptado por las leyes vigentes pero evaluado por un sector de la sociedad como injusto, inmoral, falto de ética u otras calificaciones similares, sea por ello, ilegal o ilegítimo, es un concepto que no solo podría estar equivocado en su misión de hacer justicia sino que, además, significaría la ausencia del necesario respeto que se debería tener hacia las creencias diferentes, que por lógica existen en toda población. Sería algo así como si los argentinos juzgaran de ilegítima, por considerarla injusta, la posición social de la mujer o la prohibición de beber bebidas alcohólicas en la mayoría de los países árabes; o violatorio de los derechos humanos la dificultad legal de tener más de un hijo en China; o la aceptación del aborto en Dinamarca. Está claro que son posturas legítimas porque así lo determinan las leyes y reglamentaciones en esos países que, por otra parte, son sin duda alguna, una resultante de las creencias mayoritarias, la cultura y la política existente en esas naciones.

 

En contra de este concepto filosófico de legitimidad se asientan muchas de las definiciones que los argentinos tienen acerca de diferentes temas (deuda externa, inversiones, formas de manifestaciones populares, reclamos, piquetes, entre muchos tópicos), que son evaluados como legítimos o ilegítimos con argumentaciones vividas como “reales, objetivas, lógicas y verdaderas”, sin tomar demasiado en cuenta lo que efectivamente determinan las leyes que rigen el comportamiento social de los habitantes de una nación.

 

La dificultad para discriminar estos conceptos quizás resida en el hecho de que Argentina ha sido un país que ha cambiado en forma continua sus reglas de convivencia.

Los conceptos de base que generaron oportunamente la implementación del texto constitucional, las leyes y sus reglamentaciones, son modificados a diario o vulnerados con “chicanas interpretativas”.

Estas constantes transgresiones permitieron incorporar al bagaje de las creencias de la población, una actitud de poco respeto al orden previamente establecido o, peor aún, la legitimación de la idea de que cada uno puede hacer su propia interpretación de las leyes.

Entonces, el factor de subjetividad que implica cada creencia vence con holgura al de la relativa objetividad marcada por la ley formal. Si el hecho no concuerda con los deseos personales o pensamientos preconcebidos del que lo juzga, lo emocional cubre cualquier posibilidad de enfrentarlo con una mayor ecuanimidad.

 

¿Es posible construir una sociedad exitosa relativizando el cumplimiento de sus premisas básicas?

 

La mayoría de las naciones hoy desarrolladas tienen constituciones mucho más sencillas que la argentina. Esta situación disminuye los riesgos de interpretación y de colisión de derechos.

Las leyes responden a las necesidades y creencias de sus poblaciones. Se van modificando según los cambios de vida que se producen a través del tiempo y por las presiones que la misma sociedad va ejerciendo sobre sus gobernantes. Mientras estos cambios se suceden, estas sociedades respetan el orden legal establecido por sobre los considerantes de legitimidad o ilegitimidad que subjetivamente cada uno pueda evaluar. Es el factor clave que regula la convivencia entre sus habitantes y permite promover políticas de desarrollo sustentable a través del tiempo. 

 

Por lo contrario, de manera paradójica, los gobernantes argentinos y su población se han encargado de quebrar, sistemáticamente, los principios básicos –representados por las leyes vigentes- que sostienen la estructura de este sistema.

De esta reflexión surge una pregunta: ¿es posible construir una sociedad exitosa relativizando el cumplimiento de sus premisas básicas?

 

Como pueblo, hemos sido condescendientes con nosotros mismos hasta el hastío, buscando continuamente argumentos o explicaciones que justifiquen la recurrente tendencia a quebrar la mayoría de las normas legales y de convivencia que rigen en nuestro país. Entonces, las más de las veces convertimos nuestras transgresiones y delitos en acciones justicieras o revolucionarias mientras que los “malos” pasan a ser siempre “los otros”.

 

No importan las buenas intenciones que pueda tener un gobernante, o qué política económica se organice, o cuántos subsidios sociales se promuevan. La realidad que imponen las estructuras comunitarias de una nación nos indica que si no podemos contar con una Constitución que se respete ni con leyes formales que se cumplan, las patotas organizadas –de derecha o izquierda da lo mismo- seguirán asaltando continuamente el poder sumiendo al pueblo en una constante frustración, desorientación y desesperanza.

 

Sería un hecho extraordinario si el año 2009 da comienzo a un período fundacional para el país al obligar, y obligarnos, a respetar el orden establecido por la Constitución, las leyes y las reglamentaciones argentinas.

 

Enrico Udenio

Autor de “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, Ugerman Ed.(2004); y “La hipocresía argentina”, Ed.DeLaRed, 2008.

31 de diciembre 2008

 

 

Anuncios

18 Respuestas a “EL EJEMPLO DE RIQUELME

  1. Es una visión parcial de la cosa, pero por lo que pude apreciar, en aquellos años, y un par de cosas que vi de cerca….la desesperación de todo un andamiaje armado (hasta los dientes) para aplastar de cualquier manera (todas ilegales) a la guerrilla, fue el miedo que le tuvieron.- Hubo casos de 30, 50 o 100…contra uno.- o dos.- y ametralladoras calibre .50…contra fusiles de 5 tiros, y cien años de viejos, incautados de los tiros federales.- No se justifica ni un solo muerto por la guerrilla….pero, en el balance, fueron treinta mil ¿a cuantos? Como el caso del Citroen, contra diez o doce ford Falcons.- imprescriptibles delitos contra la humanidad, señores bogas defensores de asesinos convictos y hasta confesos.- Basta de cortinas de humo. Si entramos a considerar DE DONDE VINIERON LAS ORDENES……solo faltó BRADEN…los demás estuvieron todos.-

  2. Parece que escriben abogados.- Que, como buenos bogas, nadan a dos aguas, sin decir con meridiana claridad que toda mención de Poder Judicial, que no cuenta con independencia del poder de turno, es mas falso que esos caramelos de yeso de las tortas infantiles de este pais jardín de Infantes.- Ünicamente tiene derecho a saber, lo que es, y a hablar sobre ello, aquel abogado al que le han “perdido” el expediente de su causa, por orden del tipo que se subó al sillón de Rivadavia, por votos, o botas.-
    El que sabe que denunciar privilegiados (los dos peores: bancos y tarjetas de créditos), es perder el tiempo y hasta los dos pesos del omnibus, para ir a la CASA DE LOS CARAS DE PIEDRA.- En cuanto a la defensa de los genocidas, los asesinos del rosario colgado de los espejos de los autos….si fue una guerra, si de las dos partes hay culpas…indudable, como es indudable que los milicos JAMAS podrán justificar: la violacion, el robo de bebes, y el saqueo a mano armada de los bienes de las casas asaltadas.- Todo, en nombre de la cruz, y de los valores occidentales y cristianos.- VIOLACION: ¿QUE JUSTIFICACION ENCUENTRAN, PARA ESO, LOS DEFENSORES DE LOS DERECHOS DE LOS REPRESORES?
    Entonces, señores juridisconsultos, ocupados en los tiempos procesales…¿No oyeron de los delitos imprescriptibles? Los hijos de P de cada parte no pueden escaparse por rendijas de la interpretación de la ley.- Y, en un país con lo que hay que tener, en los calzoncillos, debieran haber ido a Devoto, con un traje a rayas, y ser juzgados como asesinos, con todos los agravantes, hasta nocturnidad, escalo, fractura…como cuando tiraron un rancho, con un tanque, con gente y bebes adentro…sin nada mas que una presunción de encontrar ahi un subversivo.- COMO NO PUEDE SER DE OTRO MODO: ES UN DISCURSO HIPOCRITA, EN UN PAIS DE HIPOCRITAS.- Un asesino no deja de serlo por el correr de las hojas del almanaque, a no ser que LA LEY NO SIRVA PARA NADA, SI ES QUE ES ASÍ.- Y nunca más volví a ver en ninguna parte que a los culpables de delitos contra sus propios soldados, al ejército, y sobre todo en Malvinas, debieran haber sido juzgado por el código de Justicia Militar…y muchos hubieran ido al paredón.-
    Como debieran ir los violadores de criaturas.- Irredimibles.- Reincidentes para cada vez que los suelten.-

  3. Sr. Alberto, por supuesto que no soy objetivo, puesto que soy sujeto, y, como tal, emito comentarios relativos a mi modo de pensar o de sentir, y no al objeto de discusión en sí mismo. Por suerte veo con ambos ojos y poseo un conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.; es decir, tengo ideología.

    Ideología que no me impide mencionar al terrorismo genocida, sí, el perpetrado por los creadores del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, que usted parece no reconocer.

    Qué hubo organizaciones guerrilleras a lo largo de la historia de nuestro país, qué duda cabe; pero su accionar delictivo, (¿Montoneros fue una organización terrorista de izquierda?, discutible) podía ser contrarrestado con las normas legales vigentes entonces. No reivindico a Firmenich, Vaca Narvaja y demás criminales, quienes fueron procesados. Y luego indultados por Menem.

    Pero si algo no admite discusión es el carácter genocida de la dictadura militar que se apoderó de todos los resortes del Estado y DESDE AHI perpetró “la puesta en marcha de procedimientos clandestinos e ilegales sobre la base de órdenes que, en el ámbito de cada uno de sus respectivos comandos, impartieron” los integrantes de la Junta Militar. Hechos que “como derivación de dichas órdenes, se cometieron en perjuicio de gran cantidad de personas, tanto pertenecientes a organizaciones subversivas como ajenas por completo a ellas; y que tales hechos consistieron en el apresamiento violento, el mantenimiento en detención en forma clandestina, el interrogatorio bajo tormentos y, en muchos casos, la eliminación física de las víctimas, lo que fue acompañado en gran parte de los hechos por el saqueo de los bienes de sus viviendas.” (Fallo de la Causa Nº 13/84, Juicio a las Juntas)

  4. LO QUE SUCEDDE ACA PASA ACULLA,TANTO EL COMUNISMO,-(SOCIALISMOS)- COMO EL CAPITALISMO SOLO HAN DEMOSTRADO QUE SIRVEN PARA ESCLAVIZAR AL SER HUMANO CADA UNO A SU MANERA,PERO ESCLAVIZAR, SU GRAN VIRTUD ES HACER CREER A SUS ESCLAVOS QUE SON LIBRES,SI, LOS ESCLAVOS SE JURAN LIBRES A ESE EXTREMO DE ESCLAVITUD MENTAL LLEGAN. ESTOS SISTEMAS HAN DEMOSTRADO SOBRADAMENTE SU FRACASO, SI SU FRACASO PARA SEGUIR DIRIGIENDO A LA HUMANIDAD.
    LA CRISIS NO SOLO ES ECONOMICA -(LA ECONOMICA ES CATASTROFICA LA QUIEBRA ES TOTAL, GLOBAL SE ESCONDE MUCHA INFORMACION HAY MUCHO SECRETO PERO CADA DIA SE DESCUBRE MAS Y SE HACE MAS DIFICIL EL OCULTAMIENTO,LA VERDAD ES QUE NO HAY SALVATAJE, LOS MALOS HABITOS LA AVARICIA ENTRE ELLOS HACE QUE SE AFERREN A UN SISTEMA FRACASADO,LOS DIRIGENTES NO QUIEREN DARSE POR VENCIDOS,PREFIEREN MORIR MAÑANA QUE HOY AUNQUE IGUAL YA SABEN QUE VAN A MORIR)- LA QUIEBRA TAMBIEN ES MORAL,ETICA, Y NO HAY INSTITUCION EN EL PLANETA QUE SE SALVE LAS INSTITUCIONES COMENZANDO POR LAS NACIONES UNIDAS, TRANSITANDO POR EL SISTEMA JUDICIAL Y LOS OTROS DE CADA PAIS INCLUSO RELIGIOSOS,HAN PERDIDO LA CREDIBILIDAD DE LA HUMANIDAD,NO HAY CONFIANZA EN ELLOS, ESTAN PLAGADOS DE CORRUPCION,INEFICIENCIA,ETC ES DECIR ESTAN COLAPSADOS.
    ESTO NO ES PARA ASUSTARSE NI TORNARSE PESIMISTAS,AL CONTRARIO HAY QUE SER OPTIMISTAS CON EL FUTURO ASI ES EL CAMINO DE NUESTRA EVOLUCION, EL SER HUMANO ESTA CAPACITADO ILIMITADAMENTE PARA SOLUCIONAR SUS PROBLEMAS MATERIALES Y MORALES, CREAR NUEVOS SISTEMAS, ASI LO HA HECHO SIEMPRE MEJORANDO,A LA DESAPARICION DE LA ESCLAVITUD FISICA (LA MENTAL SIEMPRE HA EXISTIDO) SURGIO EL FEUDALISMO,A LA DESAPARICION DE ESTE EL CAPITALISMO Y EL COMUNISMO-HOY FRACASADOS- VIVIMOS UN PERIODO QUE TENEMOS QUE REMONTAR NOS TOCA VIVIR LOS COMIENZOS DE ESTA TRANSICION, PERO VEAMOSLA CON OPTIMISMO ES SEGURO QUE VIENEN TIEMPOS MEJORES PARA LA HUMANIDAD APOYEMOS EL PROCESO TODO ES PARA MEJOR ,TENGAN LA CONFIANZA QUE SABREMOS REMONTAR ACABANDO CON LO CADUCO Y CREANDO NUEVAS CIRCUNSTANCIAS

  5. Sr. Alejandro Kafka. No es necesario ser muy inteligente para darse cuenta que su objetividad es nula. Como pasa con tantas personas, ud. todo lo ve a través de su ojo izquierdo exclusivamente. No menciona nunca al terrorismo genocida que existió en la Argentina. Si, Sr. Kafka, existió un terrorismo de izquierda que dejó muchas víctimas.
    Mal que le pese, la Sra. De Bonafini es una defensora del terrorismo y de los atentados (como los de las torres gemelas). Creo que también esa gente merece ser punida ¿no es así?

  6. Quiero dar las gracias al autor del articulo por resaltar una mas de las virtudes de tan magnifico deportista !!!

  7. Nestor de San Fernando

    A quien quiera leer: lei con atencion a varios foristas y a la redaccion de este blog, mi conclusion es la siguiente, si bien la ley me importa y trato de no quebrarla, cuando uno es victima del sistema judicial perverso que tenemos se hace dificil respetarlo. Cuando digo perverso hablo de los tiempos que se toman para todo, las chicanas que usan los abogados para dilatar los procesos(todo dentro de la ley, pero….), los expedientes que se “pierden”, las notificaciones que nunca llegan, y el ya celebre “derecho a litigar sin costas”, lo que hace que aunque una persona sea declarada inocente de una acusacion deba pagar las costas de la parte acusadora…sin palabras, sera legal, tendra una razon de ser, pero, ¿es usado este derecho de manera etica?, saludos

  8. Interesante tema el de lo legal y lo ilegítimo. Tanto quizás como la diferencia entre lo Constitucional y la ¿equidad? ¿justicia? ¿motivos de emergencia económica? que tanto se usa en Argentina.
    En un país donde tener deudas es una ¿injusticia? y ser acreedor hipotecario es sinónimo de ¿usurero antisocial y delincuente? no es de extrañar que la ¿equidad? se aplique favoreciendo al deudor en perjuicio del acreedor, tomando esto desde el ángulo económico, por la razon – quizás no única – de que al supuestamente haber mas cantidad de interesados en ser deudores, lo política y demagógicamente correcto sería favorecer a los deudores buenos y castigar a acreedores malos.
    Sospecho, sin embargo, que la cantidad de acreedores y deudores, o al menos, los volúmenes materiales involucrados, debe ser aproximadamente el mismo. Al menos, desde mis escasos conocimientos de contabilidad.
    En tal caso, alentar a los deudores, por el motivo de que serían mas que los acreedores (demagogia de los jueces, alentada por esa “equidad” que se aparta de lo constitucionalmente correcto porque entidades como el clero – que viven de la limosna, o sea, el recibir dinero a cambio de …. intangibles valores – nos llevó en no demasiadas décadas a la destrucción del crédito, y consiguientemente del ahorro, el trabajo, el empleo y una serie de valores tradicionales que nuestra Constitución teóricamente debe proteger, pero a los cuales los Jueces desalientan, en aras a la mencionada “Justicia”, “justicia social”, “equidad”, etc.
    La Constitución, con su teórico mecanismo tripartito de Poderes, haría que lo Constitucional sea lo judicialmente justo, y que los otros valores mencionados entre comillas mas arriba deban ceder ante una Ley que proteja a TODOS los habitantes, ciudadanos o no, en forma pareja e independientemente de que sean pobres o ricos. Y recién así, con esa igualdad ante la Ley y su superior, la Constitución, será posible recrear un Estado de Derecho que tanto nos falta.
    Y esa falta equivale no ya a la barbarie, sino al salvajismo, una ley de la selva en la cual para enfrentar al leon no alcanza la tarjeta de crédito. Y eso es precisamente uno de los principales, sino el máximo, motivos de la tan invocada INSEGURIDAD, que al comenzar desde lo inseguro jurídicamente, por un temible efecto derrame se ve contaminado en el resto del país, de las personas y las instituiones.
    ¿Es acaso la Corte Suprema de Justicia Nacional menos culpable que los poderes Legislativo y Ejecutivo y el resto del Poder Judicial Nacional y Provincial por la inseguridad vigente?
    Entiendo que no, que la Corte Suprema, al no aplicar la Constitución a los temas a su alcance, es la principal responsable de la inseguridad jurídica y económica que viene alarmandonos en las últimas décadas. Y esto es porque los miembros de dicho Máximo Tribunal no son mayoriariamente LIBRES frente al Poder Ejecutivo de Turno, con lo cual no solo nos dañan a los particulares, sino que a la larga y tambien a la corta perjudican la institucionalidad del país, se autodesprestigian y hacen los argentinos deberemos en algún momento exigirles a un puñado pequeño de Ministros de la Corte Suprema a que cumplan con la Constitución en serio, o se vayan.
    ¿Un piquete en defensa de la Constitución y en contra de la Corte Suprema es algo Constitional? Me dirán que no, obviamente, pero ¿no sería bueno que lo fuese, acaso, para salir de esta etapa deprimente por la falta de confianza institucional?

  9. Algunas contestaciones a lo que manifiesta la forista Marta en su última intervención.

    Yo no manifesté que los represores marinos no estuvieran siendo juzgados, sino que no les conviene llegar al juicio oral y finalmente a la sentencia; por ese motivo, dilatan los tiempos con planteos que superan los cientos.

    Tampoco argumenté, ni de mis cometarios puede concluirse, que la eliminación de la prisión preventiva determine o incida en la cancelación o aletargamiento del juicio o la sentencia. A la inversa, estimada Marta, el aletargamiento del juicio ha sido buscado, y logrado, para conseguir, además de no arribar en años al juicio oral, el levantamiento de la prisión preventiva.

    Hay argumentos en contra de sostener la prisión preventiva, como los hay a favor en la misma decisión de la Cámara de Casación: “La extrema gravedad de los delitos atribuidos, así como la sanción que eventualmente les corresponderá, la naturaleza de aquellos, la repercusión y alarma social que producen son, en principio, un serio impedimento para que pueda accederse a su soltura. Tanto más cuanto que al haberse perpetrado los hechos acriminados al amparo de la impunidad que significaba la ocasional protección estatal es dable sostener que existen indicios suficientes para presumir que intentará eludir la acción de la justicia, en concreto, el cumplimiento de la pena que podría corresponderles”. (Gustavo Mitchell) Corresponderá a la Corte Suprema dilucidar el asunto.

    Y no estamos hablando, Marta, solamente de Astiz; hay otros acusados de quienes no podemos estar seguros que no terminen eludiendo la acción judicial. Y, por cierto, Astiz, probablemente no salga del país, no porque pueda ser atrapado y juzgado en Francia, sino directamente encarcelado. Le recuerdo que en Francia ya fue juzgado, encontrado culpable y condenado.

    En cuanto a los instrumentos que permiten la constante vigilancia de los acusados, a la luz de hechos recientes, ¿vamos a confiar en las fácilmente violables pulseras electrónicas? ¿Vamos a confiar en “la vigilancia” cuando acusados y hasta condenados por delitos de lesa humanidad violan arrestos domiciliarios?

    No defiendo el “cajoneo” del proyecto de la UCR por parte de Kirchner. Simplemente argumento contra afirmaciones tendenciosas que suelen hacerse en este blog, como el de puntual y exclusivamente responsabilizar por la sentencia judicial al matrimonio Kirchner, cuando hay otros actores ideológicos en juego de los que no se hace mención alguna.

    Porque en los tres poderes del Estado están insertos los responsables de que sigamos sin resolver estas cuestiones que siguen lastimando. Responsables entre los que están los Kirchner (a los que jamás supuse como víctimas, no sé de dónde concluye esto, Marta) y la mayoría de los integrantes de la “clase Política”. ¿O alguien puede no creer que ésa es una de las varias clases privilegiadas por nuestro “Poder Judicial escandalosamente clasista”?

    Parece que sí.

  10. Soy abogada y aunque mi especialidad es el laboral, en todos los fueros los juicios pueden alargarse porque no dependen de la voluntad de los jueces sino del sistema que obliga a las constantes intervenciones de las partes.
    Con este estilo de procedimiento procesal se demoran las sentencias pero finalmente éstas llegan. A diferencia de lo que dice el forista Alejandro, los represores marinos están siendo juzgados y finalmente serán sentenciados.

    Por lo tanto, lo que está en discusión en este foro es si deben permanecer detenidos preventivamente por todo el tiempo que duren los juicios o solo por el lapso que determina la ley.
    Ante esto, el forista tiene errores de concepto:

    1) La eliminación de la prision preventiva no determina ni incide en la cancelación o aletargamiento del juicio o la sentencia.

    2) Las razones a derecho que pueden sostiener esta prision son: a) que su libertad signifique un peligro manifiesto para la sociedad (ejemplos, violadores o personas con comportamiento actual hacia la violencia extrema); y b) que existan claras manifestaciones de huida o fuga y así evitar presentarse en el juicio.

    A fuerza de ser sincera, en las circunstancias actuales del país, ninguna de estas dos razones se encuentran en los acusados. Más todavía, lo último que se le puede ocurrir a Astiz es fugarse del país. No duraría ni unas pocas horas ya que sería la oportunidad para los franceses de atraparlo y juzgarlo en Francia. Y si hay algo que no le conviene a Astiz es precisamente ser juzgado en París.

    Por lo tanto, no hay mucho margen para las interpretaciones en este tema de Astiz y cia: pasado el lapso de máxima permitido para mantenerlos en prisión preventiva, los acusados no se encuadran -segun nuestra jurisprudencia- dentro de los conceptos que puedan prolongar su cautiverio mucho más tiempo. Incluso, si existe alguna remota duda razonable de que exista una evasión, hay hoy instrumentos que permiten la constante vigilancia de los acusados (las pulseras electrónicas o las presentaciones diarias son dos de las mas utilizadas).

    Esto es segun el derecho formal.
    Ahora bien, si un gobierno quiere que se mantenga esa prisión, puede presionar a los fiscales y a los jueces para que lo hagan aunque el acusado no presente peligro para la sociedad ni tenga antecedentes o posibilidades de fuga.
    Pero dejemos las cosas en claro: Aunque esto nos de placer por la calaña de los involucrados, significaría desde todo punto de vista un prejuzgamiento y una condena previa a la que estipulará la sentencia.

    También hay que dejar en claro la ferviente manipulación del forista Alejandro en la defensa de los Kirchner: nadie -ni siquiera los kirchneristas en su intimidad- duda de que durante los últimos años -por lo menos hasta la votación por la 125- no pasaba nada en los poderes legislativo y judicial sin que previamente fuera acordado con el ejecutivo.

    El que diga lo contrario miente a conciencia aunque piense que lo hace por loables motivos. El proyecto de la UCR para acelerar los juicios presentado en el Congreso Nacional fue “cajoneado” por Kirchner.

    Querido Alejandro, parecés una persona joven, escribís muy bien pero me parece que la sangre corre más fuerte que los pensamientos. Yo voy por los sesenta años y todo es más pausado. Creo que estás muy equivocado con el tema del derecho: se necesitan más o nuevas leyes para agilizar los juicios; se necesitan más juzgados y más jueces para ejecutar una justicia rápida; ya no hay más jueces que estén directamente involucrados con la dictadura militar aunque sí hay numerosos jueces, defensores y fiscales que no están de acuerdo con que se juzge sólo a una de las partes del conflicto armado que sufrió el país y esta postura seguramente incidirá en muchos de los procedimientos procesales pero no es determinativo en cuanto al proceso formal establecido; según propias manifestaciones de muchos diputados oficialistas, Kirchner es el que determinaba lo que se votaba o no se votaba en el poder legislativo; Kirchner -con sus constantes expreciones y amenazas en contra de los jueces cuando una sentencia no lo favorecía politicamente- fue el que ejerció una continua presión sobre todo el poder judicial.
    ¿O acaso nos olvidamos de su sobreseimiento por la causa de su anormal enriquecimiento patrimonial en la que el juez se arrogó el derecho de no publicar las razones de su sentencia por considerarla una cuestión de Estado? En un país que sucede esto -creo que es una sentencia única en el mundo- alguien puede creer que nuestro pobre ex presidente haya sido una víctima de nuestro “Poder Judicial escandalosamente clasista”?
    Parece que si.

  11. A la forista Marta le parece, equivocadamente, que si por mí fuera Astiz y compañía no tienen derecho a nada. No es así. Tienen derecho a ser enjuiciados (pero no les conviene, por eso sus defensores dilatan los tiempos con cientos de planteos que los tribunales no resuelven).

    En mis comentarios me limité a exponer lo que consignan las leyes vigentes. Que la Dirección del blog no comparta mis expresiones se debe a una cuestión de diferencias en la interpretación de las mismas, nada más. Pero el punto no es ése. El punto es que los argentinos tenemos derecho a tener Justicia y no lo que tenemos.

    Porque la causa ESMA lleva cuatro años “cajoneada” en la Cámara de Casación Penal, no por culpa de los Kirchner, señores de la Dirección. ¿O acaso Alfredo Bisordi, ex presidente cajoneador del mencionado Tribunal, antes denegador a mansalva de hábeas corpus durante la dictadura, hoy defensor de represores, es kirchnerista? O acaso Guillermo Yacobucci, quien votó por el levantamiento de las prisiones preventivas, ex redactor de la revista Cabildo, es kirchnerista? ¿Hace falta aclarar más?

    No son necesarias más leyes para acelerar los juicios, Marta; lo que se necesita es voluntad. Pero dentro del Poder Judicial siguen enquistados algunos integrantes cómplices de la dictadura genocida. Y nuestro Poder Judicial, además, suele ser escandalosamente clasista. Y si no que lo digan los “ladrones de gallinas” que, al igual que los privilegiados genocidas, gozan de prisiones preventivas de más de tres años, sin condena, y de ellos nadie se acuerda…

  12. Muy interesante todo. Mis felicitaciones a la direccion del blog por las respuestas atinadas que da y su respeto hacia los demas.
    Me parece que en los dichos de Kafka se nota que, si por él fuera, Astiz y compañia no tienen derfecho a nada. Yo siento lo mismo. Los hechos aberrantes que cometioeron no merecen compasion.
    Pero tengo que estar de acuerdo con la nota porque las leyes estan para que sean aplicados a todos. Y aqui abusamos de la prision preventiva. Como todo es lento la gente esta presa sin tener sentencia aunque se pueda asegurarf que no se van a fugar. Y la culpa de esto la tiene sin duda alguna los kirchner. El poder legislativo no hizo nada para agilizar los juicios cuando se supo que podia hacerlo. Y que Kafka no se haga el distraido. Si Kirchner hubiera querido, ya el congreso habria sacado la ley que propusieron los radicales para solucionar las demoras.

  13. Si bien nunca es intención de la dirección de este blog polemizar con los foristas, estamos obligados a intervenir cuando se establecen dudas sobre la veracidad de las informaciones dadas en nuestras notas.

    El artículo al que hace hincapié nuestro amigo forista dice: “Su libertad podrá estar condicionada a garantías que aseguren su comparecencia en el juicio”. Justamente, para evitar los abusos en los procedimientos procesales, tanto estos provengan de las “chicanas” de los defensores como la de los fiscales, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ya tiene jurisprudencia (casos Ecuador, Colombia y Perú) en la que denunció el uso indebido del motivo de excepcionalidad permitida para mantener bajo prisón preventiva a una o varias personas por más del tiempo máximo legal, en razón de que hay otras formas de acción que pueden instrumentarse para asegurar la comparecencia de los acusados ante la justicia, sin tener que privarlas de su libertad.

    También todas las convenciones y organizaciones supraestatales de derechos humanos adhieren al principio “pro homine”: ante la duda siempre se debe favorecer los derechos de los acusados, pues si fuera de otra manera, la prisión preventiva se convertiría en un prejuzgamiento de condena cierta.

    Con respecto a la responsabilidad del Poder Ejecutivo sobre el tema, creemos que por ser tan evidente no es necesario aclararla.
    De todos modos, esto queda a criterio de los que creen que en la Argentina funcionan correctamente y en forma independiente los tres poderes del Estado, o de aquellos que piensan que existe una superconcentración del poder presidencial por lo que lo marca como el principal responsable de lo que sucede en el país: tanto sea de lo bueno como de lo malo.

    Por supuesto, la dirección del blog aclara su adhesión a una postura de defensa del cumplimiento formal de las leyes y de los derechos humanos de todas las personas, con independencia de su ideología, nacionalidad, religión, raza, o de cualquier otra forma de discriminación, sean víctimas o victimarios.

  14. Mi comentario da por incierta la información expresada por Enrico Udenio, quien escribió que “por ningún motivo” se puede mantener presa a una persona por más de tres años si no existe una condena en firme en su contra, porque la ley vigente, que transcribí, no avala su afirmación.

    Como tampoco la avala la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, que en el articulo 7º inciso 5 del Pacto de San José de Costa Rica establece que “toda persona detenida o retenida debe ser llevada, sin demora, ante un juez u otro funcionario autorizado por la ley para ejercer funciones judiciales y tendrá derecho a ser juzgada dentro de un plazo razonable o a ser puesta en libertad, sin perjuicio de que continúe el proceso. Su libertad podrá estar condicionada a garantías que aseguren su comparecencia en el juicio.”

    Destaco: “Su libertad podrá estar condicionada a garantías que aseguren su comparecencia en el juicio.” Si no existen esas garantías, no hay libertad.

    Y esto es lo que precisamente reglamentan el Código Procesal Penal (Ley 23.984), que también cité, la Ley 24.390 y la Ley 25.430, de la que transcribo:

    “ARTICULO 7º — Sustitúyese el artículo 10 de la ley 24.390, por el siguiente:

    Artículo 10. — La presente ley es reglamentaria del artículo 7º, punto 5º, de la Convención Americana sobre Derechos Humanos e integra el Código Procesal Penal de la Nación.”

    Por lo tanto, sí existen motivos por los que se puede mantener presa a una persona por más de tres años.

    En cuanto a enrostrar a los Kirchner responsabilidad en la decisión de un tribunal del Poder Judicial… pero ¡qué dislate! Dislate sólo superado por la explicación dada. Claramente lo dicen ustedes, “la Corte Interamericana de Derechos Humanos: En diferentes sentencias ya estableció con absoluta claridad la responsabilidad del Estado…” Del “Estado”, o sea, Poder Ejecutivo, Poder Judicial, Poder Legislativo…o pretenden acaso que el PE decrete la libertad de los procesados con prisión preventiva… ¿Necesitan que les recuerde el artículo 109 de la Constitución Nacional?

    Lechuga, tomate, cebolla… ¡sigan salpimentando a gusto para aumentar la confusión!

  15. Ante un comentario que da por incierta la información sobre el tiempo de detención preventiva que marca la ley expresada en la nota “El Ejemplo de Riquelme”, la dirección del blog insiste en lo expresado: la ley establece muy claramente que, incluido el año máximo permitido como prórroga para casos razonablemente excepcionales, una persona no puede estar detenida preventivamente más de tres años.
    A su vez, la única causa razonable que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos admite para su prolongación es: “ (…) la detención preventiva es una medida excepcional que sólo debe aplicarse en casos donde existe una sospecha razonable, no meras presunciones, de que el acusado podrá evadir la justicia o destruir evidencia. En caso contrario se viola el principio de inocencia y la libertad física de sindicado, protegidos en los artículo 5º y 8º de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (…)”.
    En consecuencia, la detención preventiva debe ser una medida provisional, motivada y excepcional y puede devenir en arbitraria si excede el tiempo previsto para su duración en la Constitución o por las leyes.

    Con respecto al hecho de que en la nota se señala al matrimonio Kirchner como los principales responsables de la decisión judicial que dictó la finalización de la detención preventiva de los ex marinos, solo nos resta confirmar que se trata de la misma postura que adoptó la Corte Interamericana de Derechos Humanos: En diferentes sentencias ya estableció con absoluta claridad la responsabilidad del Estado cuando mantiene privada de libertad a una persona más del tiempo máximo permitido, pues es de su entera obligación mantener el derecho del acusado a ser juzgado dentro de un plazo razonable o ser puesto en libertad.

    Además, establece claramente que ante las diferentes interpretaciones que se dé a un dispositivo legal, se debe optar por aquella que conduzca a una mejor protección de los derechos fundamentales de la persona acusada, descartando así las que restrinjan o limiten su ejercicio. Vale decir, el principio “pro homine” determina que, en lugar de asumirse la interpretación restrictiva, e impedir el derecho a la efectiva tutela jurisdiccional, se opte por aquella que posibilite a los recurrentes el ejercicio de dicho derecho.

    Toda interpretación realizada por fuera de lo que formalmente expresan las leyes, formará parte de la subjetividad del que lo hace. Justamente, la nota “El Ejemplo de Riquelme” hace referencia a este fenómeno social.

    La Dirección

  16. Digamos las cosas como son, no como queremos.

    Udenio dixit, “la ley indica que por ningún motivo se puede mantener presa a una persona por más de tres años si no existe una condena en firme en su contra”.

    Esto no es así; la ley vigente dice:

    “Ley 25.430

    Modifícase la Ley Nº 24.390. Plazos de la prisión preventiva. Prórroga de la misma por resolución fundada. Facultades del Ministerio Público. Alcances.

    ARTICULO 1° — Sustitúyase el artículo 1º de la ley 24.390, por el siguiente:

    Artículo 1º — La prisión preventiva no podrá ser superior a dos años, sin que se haya dictado sentencia. No obstante, cuando la cantidad de los delitos atribuidos al procesado o la evidente complejidad de la causa hayan impedido el dictado de la misma en el plazo indicado, éste podrá prorrogarse por un año más, por resolución fundada, que deberá comunicarse de inmediato al tribunal superior que correspondiere, para su debido contralor.”

    Pero también dice:

    “ARTICULO 3º — Sustitúyese el artículo 3º de la ley 24.390, por el siguiente:

    Artículo 3º — El Ministerio Público podrá oponerse a la libertad del imputado por la especial gravedad del delito que le fuere atribuido, o cuando entendiera que concurre alguna de las circunstancias previstas en el artículo 319 del Código Procesal Penal de la Nación, o que existieron articulaciones manifiestamente dilatorias de parte de la defensa.”

    Y el Código Procesal Penal (Ley 23.984), en su artículo 319 establece:

    “Podrá denegarse la exención de prisión o excarcelación, respetándose el principio de inocencia y el artículo 2 de este Código, cuando la objetiva y provisional valoración de las características del hecho, la posibilidad de la declaración de reincidencia, las condiciones personales del imputado o si éste hubiere gozado de excarcelaciones anteriores, hicieren presumir, fundadamente, que el mismo intentará eludir la acción de la justicia o entorpecer las investigaciones.”

    ¿Y cuál es “la especial gravedad del delito”? ¿Y cuáles son “las características del hecho”? Delitos de lesa humanidad. Además, delitos que se siguen cometiendo hasta tanto los represores no digan dónde están los desaparecidos, hasta tanto no digan dónde están los bebés sustraídos…

    Empapelar la ciudad no requiere de “fondos millonarios”. ¿Y qué si las Madres de Plaza de Mayo reciben financiamiento nacional y/o internacional, si éste es legal y legítimo? Ellas tuvieron los ovarios que no tuvieron muchos otros cuando lo que primaba en este país no eran las leyes sino el plomo. Y tienen todo el derecho moral y legal para protestar contra el Poder Judicial, que es, en definitiva, el verdadero responsable de que los genocidas no sean enjuiciados en tiempo y forma. Apuntar al Poder Ejecutivo, apuntar a los Kirchner, como, una vez más hace Udenio, no es más que colaborar con el embarrado de la cancha.

    Sí, la infracción de Riquelme “existió y, por lo tanto, debe ser penada”. El genocidio también existió y, por lo tanto, los genocidas deben ser penalizados.

  17. Muy bueno el artículo, e igual parece la actitud del futbolista.
    El llevar dos camisetas para mostrar algo oculto debería ser penado con algo mas que una expulsión de un partido, porque es una estafa a las reglas de juego, a los espectadores que pueden ser millones. Constituye un ROBO o algo parecido del espectáculo, y eso debe ser cambiado vía penas tan severas que no permitan que se repite. Porque NO ES UN ACTO EMOCIONAL, entiendo, sino algo perfectamente planificado DESDE LOS VESTUARIOS, y además dudo si es lógico que un jugador use dos camisetas, salvo un frio excepcional, cuando los demás llevan una.
    Pero yendo al fondo del artículo, sospecho que si Argentina está en una situación tan oscilante como bien se expresa, es por motivos profundos y reales.
    No debimos haber sido un país con Constitución propia, posiblemente, porque nuestra realidad nacional no daba para tanto, ya que aún no habíamos evolucionado como sociedades libres al nivel que lo habían hecho previamente los trece Estados Libres que se juntaron para primero confederarse y luego unirse en la Constitución Norteamericana que refleja su propia identidad porque ELLOS fueron los creadores y la redactaron como un traje a medida. Que sólo sufrió enmiendas (o remiendos) a medida que hicieron falta.
    Seguimos en Argentina siendo teóricamente un país independiente, pero en la práctica nos parecemos mucho mas a una de aquellas provincias o Estados libres independientes que conformaron luego los Estados Unidos, que a otro tipo de países con larga tradición, tipo los europeos. Y algo parecido quizás les pase a los demás países de América que proceden del común tronco español, que parecen partes rotas de un mosaico aún no recompuesto. Lo cual contrasta con la solidez imperial – mas que republicana – de nuestros queridos hermanos brasileños.
    El declararse republica independiente requería de una Constitución, y aquí se hizo lo mejor que se pudo, con la gente que tenemos o mejor dicho, teníamos hacia 1853 y 1860. Eso nos sirvió bastante bien, HASTA el voto popular, que al traer al radicalismo al Poder, fomentó la contra acción de los militares, imbuidos por el viejo TOTALITARISMO ESPAÑOL del cual jamás nos habíamos liberado, ni siquiera en la presidencia del mas democrático y mas estadista, el ex presidente Alvear.
    Ahora tendremos que seguir optando por amoldarnos nosotros a un texto teórico de Constitución, que sabemos no se respeta ni por el Ejecutivo, ni por el Legislativo ni por el Judicial. Posiblemente por ahora constituye la mejor alternativa posible a un sistema Constitucional que no corresponde a nuestra esencia de parte desgajada de una ex colonia española, que continuó su salvajismo en la propia España con gente como el dictador Franco (quizás un mal necesario) y entre nosotros con la dictadora militar y su consecuencia directa, la dictadora fascista peronista que se disfraza de democracia, pero tiene los peores vicios de la degradación o inexistencia de la democracia y de la república, que vendrían a ser los que bien conocemos: países y pueblos cada vez mas pobres con gobernantes cada vez mas ricos, cínicos y nuevos ricos, que cuentan sus billetes grandes en la casa de los podres y además maleducan al pueblo con su conducta inmoral y corrupta.

  18. El tema no pasa por lo legal y lo legìtimo sino simplemente si el acusado es persona de izquierda o no. A la izquierda le està todo permitido, violar las leyes, desconocer los fallos, amenazar a quien no piensa igual, crear patotas, etc. etc. etc. Ese es el verdadero problema, no hay ninguna discusiòn filosòfica en el medio. Por eso sòlo se anularon los indultos de los militares y los otros asesinos -igual que aquellos- siguen libres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s