LA NUEVA QUIEBRA ARGENTINA

 

“No podemos permitir que estos señores de afuera vengan a sacarnos el trabajo a los argentinos y llevarse el dinero que ganan a su país de origen”

Hugo Moyano. Secretario General de la CGT

 

Para paliar las consecuencias de la fuerte crisis nacional que se viene gestando desde hace tres años atrás, nuestra presidenta, Cristina Kirchner, implementó medidas para incentivar el consumo mediante créditos especiales para la compra de automóviles y electrodomésticos.

A pesar de su esfuerzo y de sus buenas intenciones, hasta ahora, éstas resultaron ineficaces. Es que, en lugar de focalizar la mira en el centro económico de la crisis argentina, que es la carencia de inversiones sumado al conflicto con los propietarios de la principal riqueza del país (el campo), pareciera que intenta mantener un consumo forzado contrariando una regla del sistema capitalista, la producción industrial es el resultado a una demanda genuina y no un fin en sí misma.

Una de las premisas del funcionamiento de los mercados es que, cuando la economía de un país está inmersa en una aguda crisis, su población reserva su generalmente exiguo dinero para satisfacer las necesidades básicas. La compra de un auto 0km, o el recambio de su lavarropas o su cocina, no forman parte de las necesidades de los sectores sociales que más sufren la crisis.

Por ello, en EEUU, Japón y Europa, ante el gran deterioro que están teniendo las automotrices, sector económico muy importante por el nivel de inversiones que conlleva y por la gran cantidad de operarios que requiere, están volcando grandes contingentes de dinero en sus finanzas y no en ayudar a la gente a comprar autos. Han aprendido que lo más aconsejable es que se produzca la cantidad de autos que el mercado reclame, el cual por efectos de la crisis, será más bajo que lo habitual, y que mientras esto sucede, deberán ayudar a sus industrias a aguantar la crítica situación.  

 

¿Por qué, entonces, el gobierno argentino acciona de espaldas a estos principios básicos de una economía? Porque desde 2005 (cuando Roberto Lavagna dejó el ministerio de economía), la nación careció de una persona idónea para dirigir su economía. Esta función, de hecho, la ejerce hoy el marido de la presidenta, Néstor Kirchner, que parece desconocer los elementos básicos del funcionamiento de una economía capitalista, el sistema en el que, para mal o para bien, se movilizan las inversiones.

 

Un poco de historia

 

“En la naturaleza del hombre encontramos la competencia y la desconfianza.”

Thomas Hobbes, 1588-1679). Filósofo y pensador político inglés, de teorías naturalistas. Autor de Leviatán (1651).

 

Las bases del capitalismo no emergieron espontáneamente de la imaginación de una persona, sino que fueron el resultado de un proceso colectivo y espontáneo que se inició, en el siglo XIV, con la circulación de mercancías y su intercambio por dinero.

El capitalismo fue una práctica, espontáneamente ejecutada por parte de las poblaciones, mucho tiempo antes que se constituyera como una teoría (1). 

Fue el economista y filósofo británico Adam Smith quien le dio forma teórica a su desarrollo práctico cuando publicó, en 1776, su ensayo “Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones”, más conocido por su nombre abreviado de “La riqueza de las naciones”.

 

El capitalismo fue una práctica espontánea mucho tiempo antes que se constituyera como una teoría.

 

En el capitalismo, la importancia de la fabricación de productos no se hizo notar hasta la Revolución Industrial que tuvo lugar en el siglo XIX (2), instancia clave en la historia en la cual la democracia además de ser un sistema político que intentaba garantizar la libertad y la propiedad de las personas, pasó a ser un sistema político que debía garantizar la libertad del mercado y la competitividad industrial y comercial.

A partir de allí, el desarrollo económico determinó que el empresario industrial fuera un individuo que asume riesgos económicos en procura de ganar dinero, pero no está dispuesto a invertir capital y tiempo de trabajo con riesgo a perderlo a menos que él espere obtener, como mínimo, una ganancia superior a la que obtendría por el mismo costo del circulante (los intereses bancarios sumados a la inflación de los precios del mercado). También determinó que las fuerzas del mercado mantuvieran su espontaneidad y cada vez que la intervención estatal interfirió excesivamente en ellas, las acciones finalizaron en un fracaso debido a que resultó imposible crear artificialmente una demanda por fuera de esas fuerzas instintivas del hombre.

 

Néstor Kirchner, en su rol de ideólogo de la economía argentina, carece aparentemente de estos conocimientos, o no cree en ellos, y sólo hace lo que sus necesidades políticas le determinan.

Pero cuando la política y la economía no concuerdan, la Nación se estanca.

Es probable que la ceguera intelectual del ex presidente, y marido de la actual, esté sustentada en la creencia de que el progreso económico que el país tuvo desde su default se debió a su capacidad y conocimiento, cuando en realidad fueron, principalmente, factores exógenos los que lo posibilitaron.

 

La suerte que debería tener todo presidente

 

“La vida es una ruleta, en la que apostamos todos.

A ti te había tocado nomás la de ganar.

Pero hoy tu buena suerte la espalda te ha volteado.

Fallaste corazón, no vuelvas a apostar.

Tú, que te creías el rey de todo el mundo…”

Estrofas de la canción mexicana  “Fallaste Corazón”, de Cuco Sánchez, 1962

 

Recuerdo una charla que tuve hace muchos años con mi padre, inmigrante europeo ya fallecido.

Por causa de las guerras europeas se había visto obligado a emigrar en tres ocasiones durante su vida. En cada uno de los países que vivió, tuvo un considerable éxito económico pero en cada emigración se vio obligado a perderlo todo y comenzar de nuevo. Intrigado, le pregunté sobre cuál había sido el elemento principal de esos éxitos. Se quedó pensativo durante unos cuantos segundos para finalmente contestarme: – Suerte. Me sobrepuse a mi sorpresa y reaccioné con un discurso en el que yo alababa su capacidad por haber podido recuperarse de tantas adversidades. Me miró y muy serio me contestó: -No es tan así. ¿Sábes cuánta gente conocí que era mucha más capaz que yo, pero que no tuvieron suerte y se quedaron en el camino?

También recuerdo que en 1989, un mes antes de que Carlos Menem asumiera la presidencia, tuve la oportunidad de estar con él y un amigo en común, en ocasión de un vuelo privado desde La Rioja a Buenos Aires realizado en un pequeño avión de la Fuerza Aérea. Aproveché esa ocasión para preguntarle sobre cómo pensaba solucionar la brutal inflación que padecía la Argentina. Me contestó que estaba muy preocupado porque nada se podía hacer si no conseguía dinero y que, en realidad, no sabía cómo conseguirlo.

Seguramente Néstor Kirchner habrá vivido una situación similar. Si bien cuando él asumió había transcurrido poco más de un año desde el colapso del 2002 y el “trabajo sucio” ya lo había hecho Duhalde, el país seguía sumido en un drama social y económico. Por lo tanto, probablemente pensara también que “sin dinero no había nada que se pudiera hacer”.

Pero en este caso, la suerte golpeó su puerta, y las riquezas principales de la Argentina –sus productos primarios que están en condiciones de exportarse en abundancia- iniciaron una inédita y extraordinaria suba de precios en los mercados internacionales. A través de los impuestos a sus exportaciones obtuvo ese dinero imprescindible para sostener su proyecto político.

Pero hoy la suerte le ha dado la espalda.

 

Cuando cambian los vientos

 

“Considerando el sistema tributario vigente y las violaciones al derecho de propiedad que ejercen los K, que alguien blanquee su situación impositiva es como confiarle a Drácula que se haga cargo de un banco de sangre.”

Roberto Cachanosky. Economista y director de “Economía para Todos”

 

Para obtener más dinero, un gobierno puede recurrir a: 1) Endeudarse a través de préstamos y emisión de bonos; 2) Emitir moneda; 3) Subir los impuestos; 4) Privatizar o vender pertenencias; 5)  Nacionalizar o estatizar riquezas privadas; 6) Facilitar el ingreso de capitales no declarados o pago de las deudas de sus habitantes (Blanqueo, moratorias, etc).

Pero ahora, si quiere recurrir a estas opciones, todas las posibilidades reúnen varias dificultades para su ejecución. Veamos:

1) Por la desconfianza existente al manejo económico de este gobierno, cualquier intento de recibir préstamos del exterior chocará con muchas exigencias, entre otras, la de no seguir adulterando los índices del INDEC. Justamente, fueron estos falsos índices los que le han dado la señal al mundo que, de facto, la Argentina ha entrado nuevamente en default por haber engañado, una vez más, a los bonistas que ajustan sus créditos sobre la base del CER.

2) La emisión de moneda para sostener el cambio monetario durante los últimos años ha sido uno de los causantes de la actual inflación. Una fabricación de billetes sin una contrapartida real de riqueza en la actual coyuntura de desconfianza, es el pasaporte a una inflación descontrolada.

3) En medio de una recesión, los impuestos no pueden subirse sin generar un levantamiento popular. Por su parte, la crisis internacional ha generado una gran recesión y una enorme baja en los valores de los commodities. Esta caída generará recaudaciones mucho más bajas por impuestos.

4) El Estado ya no tiene empresas o servicios que puedan interesar para su privatización.

5) Después del mal impacto que causaron las estatizaciones de AA y de las AFJP, cada nacionalización adicional de stocks de riqueza privada que el gobierno realice, promoverá aún más la fuga de los capitales. De todos modos, probablemente éste será el camino que elijan los KK en razón de que podrán contar con el apoyo parlamentario de sectores pro-estatistas aunque éstos sean opositores (Eduardo Macaluse y otros).

6) El blanqueo aplicado para recaudar dinero está destinado a fracasar. Con el altísimo nivel de desconfianza que el matrimonio presidencial ha generado por su tendencia agresiva hacia el capital y por su poco respeto hacia el cumplimiento de los contratos y de la propiedad privada, ¿Cómo pueden suponer que la gente apoyaría esta medida? Todos sabemos que, si en el futuro las “necesidades populares y la patria” lo reclaman, acomodarán las leyes para que ese dinero blanqueado pueda ser confiscado. Muchos opositores sospechan que una buena explicación para entender este blanqueo es que se implementa para oficializar las ganancias por la corrupción y para proteger de la justicia al círculo de amigos y empresarios allende a los KK. 

 

Lo que nos espera

 

“La verdadera sabiduría consiste no en ver lo que está inmediatamente ante nuestros ojos, sino en prever lo que está por venir.”

Publio Terencio (194-159 a.C.) Autor romano.

 

La física cuántica nos indica que ya no podemos predecir el futuro a partir de las variables que intervienen en el presente, pues el modo en el que nos encontremos hoy no determina, necesariamente, cómo estaremos más adelante. Poseemos la plasticidad necesaria para accionar, de manera responsable, hacia metas de coherencia que puedan modificar y elevar este presente.

Pero parecería que los KK no tienen posibilidades de lograrlo, porque para poder trabajar en ese sentido, es necesario tomar conciencia de lo que nos sucede, abrirnos a comprender nuestra realidad de la manera más amplia posible, y estar dispuestos a realizar los cambios que estén a nuestro alcance para lograr un estado de evolución y desarrollo integral.

Como bien dice la Lic. Alicia López Blanco en su libro “Por qué nos enfermamos” (Editorial Paidós), es a partir de la toma de conciencia de quienes somos, de cómo nos comportamos, y de cuáles son nuestras limitaciones que podremos actuar en consecuencia. Es justamente el conocimiento lo único que nos permitirá desarrollar estrategias para conducir al país hacia caminos de mayor satisfacción.

 

Por lo tanto, la evaluación sobre el futuro de la crisis argentina hay que realizarla sobre la hipótesis de que el electorado partidario de los KK ha quedado reducido a los sectores nacionalistas y populistas, a los defensores de la política actual de los derechos humanos, y a todos aquellos que temen que si caen los Kirchner, la derecha volverá al poder. Esta fuerte segmentación ideológica de sus adherentes, podría significar que, para asegurar sus votos, se intensificarían las medidas de nacionalización o estatización de la economía.

Si efectivamente se hace cierta esta posibilidad, los capitales privados seguirán buscando refugio en otros lados y se mantendrán nulas las inversiones.

 

La fuerte segmentación ideológica de sus adherentes obligará al matrimonio presidencial a intensificar las medidas de nacionalización o estatización de la economía.

 

A su vez, si seguimos mes tras mes los informes acerca de los gastos y préstamos de la tesorería de la nación, podremos observar cómo la abundante caja de la que dispone el ANSES gracias a la estatización de las AFJP, se agota irremediablemente para fines de este año.

La construcción ha tenido sólo una leve reducción porque las inversiones en obras públicas compensan en parte la paralización de las privadas, pero la actividad industrial viene en picada. Esta afirmación se evidencia en la industria del acero. Recordemos que ésta es un producto clave que marca la tendencia de la producción de una nación. La principal empresa del rubro en la Argentina (Siderar) tuvo una pérdida neta de $ 388 millones frente a la ganancia de $ 400 millones del mismo trimestre del año anterior. Esto nos dice que estamos entrando en recesión, lo que implica, a su vez y sin importar las medidas sindicales que quieran imponer, que se viene un aumento considerable de la desocupación, con salarios estancados, frente a precios que seguirán aumentando por la falta de inversión y la desconfianza.

 

Se cae el modelo K

 

Hoy no existe ninguna de las bases económicas que tuvo el modelo de país kirchnerista.

En mi nota del 17 de agosto pasado, “El País Modelo, Modelado, Modelador… Parte 1” (https://elmensajerodelotrolado.wordpress.com/2008/08/17/el-pais-modelo-modelado-modelador%e2%80%a6-primera-parte/) detallé extensamente los pilares sobre los que Kirchner construyó el modelo económico que tuvo la nación a partir del 2003.

Sintéticamente recordaré que sus bases económicas fueron:

1). Peso subvaluado con superávit fiscal y comercial, con salarios muy reducidos en términos del dólar buscando promover una política de sustitución de importaciones. 2) Reestructuración de la deuda nacional con bonos mayoritariamente atados a la inflación y con pagos previstos recién a partir del año 2009 en adelante. 3) Inflación controlada con elevado consumo de bienes.

Respecto al primer punto, el dólar, hoy está sobrevaluado en lugar de lo subvaluado que estaba en el 2003. Se calcula que llegará a los $ 4 para fin de año, pero si queremos establecer la misma relación <dólar-consumo> que existía en el 2003 y 2004, el cambio de la moneda norteamericana tendría que estar hoy, como mínimo, en el orden de $ 6 por cada dólar. Algo imposible de pensar sin que se produzca más recesión con inflación y una peligrosa crisis social. Por lo tanto, en materia cambiaria, los KK están atrapados y sin salida (3).

Con referencia a la deuda externa, a pesar de que la Argentina vivió desde el 2002 sin pagarla (con excepción del FMI), necesitó de fuertes impuestos internos y de la confiscación del ahorro jubilatorio para mantener el gasto público. ¿Qué nos espera cuando, a partir de este año, debamos iniciar los pagos de la deuda renegociada? Con el gran deterioro internacional que tiene el gobierno sumado a su impericia en el manejo de las finanzas, será muy difícil que no se profundice el default actual generado por los índices del INDEC.

Finalmente, el gobierno palanqueó durante años la idea de que una “adecuada” (¿?) cuota de inflación aumentaría el consumo y que éste sería el principal motor del crecimiento económico. Esta idea no se ha podido sostener porque: a) La inflación de los años anteriores se “comió el colchón” que generó el dólar subvaluado, por lo que la paulatina devaluación actual incide directamente en el aumento de los precios; b) La incapacidad de la oferta -industrial y servicios- para satisfacer una mayor demanda de sus productos presionó para arriba los valores. En este punto, probablemente, la futura recesión ayude a moderar la demanda por lo que los volúmenes de producción alcancen y se pueda controlar en algo la inflación; c) Hay una alta tasa de interés del, además, casi nulo crédito existente; y d) El constante aumento de salarios sin que exista una mayor contraprestación productiva incide directamente sobre los costos.

Todos estos factores están determinado que las expectativas para el futuro presagian recesión e inflación.

 

El salvavidas pinchado

 

“¡Hay tantas cosas en la vida más importantes que el dinero!.. ¡Pero cuestan tanto dinero!”

Groucho Marx. Comediante norteamericano de mediados del siglo pasado.

 

A diferencia del período 2003-2007, los productos agropecuarios ya no pueden sostener hoy los ingentes gastos del gobierno. Recordemos que el precio de la soja está apenas 60 dólares por arriba del que regía durante el gobierno de Fernando de la Rúa. Hoy el productor local, luego del pago de las retenciones, recibe aproximadamente 200 dólares (3) por tonelada mientas que en el 2001 estaba en torno a los 150 dólares. El resto de la actividad agropecuaria está en un nivel similar al 2001. Con el cambio de $ 3,50 por dólar y el porcentaje de las retenciones aduaneras a las exportaciones, los números del sector agropecuario no cierran, salvo para la soja. Pero si se bajan las retenciones, el gobierno tendrá mayores problemas de caja.
Ante esta disyuntiva y debido a los menores ingresos fiscales, el gobierno deberá, entonces, bajar el gasto público o bien entrar en un déficit fiscal y comercial o, directamente, declarar una cesación de pagos.

 

Como Néstor Kirchner carece de la idoneidad profesional necesaria como para instrumentar una correcta política económica que le permita al país enfrentar bien la crisis nacional, y las consecuencias del colapso financiero internacional, no puede modificar el rumbo del país. No cree en las bases del sistema capitalista y, en cambio, aplica los pilares económicos que implementa un modelo emparentado con el fascismo.

Modelo que puede servirle al presidente venezolano, Hugo Chaves, porque su país se encuentra encima de un mar de petróleo. Pero no es el caso argentino, por lo que debemos prepararnos para aguantar un penoso período de crisis social y fuga de capitales, con un matrimonio presidencial desbordado emocionalmente, y buscando culpables en todo aquel que piense diferente a ellos.

Salvo que nuevamente la suerte golpee la puerta.

¿Quién lo sabe?

 

Enrico Udenio

1 de marzo de 2009

Autor de “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, Ugerman Ed.(2004); y “La hipocresía argentina”, Ed.DeLaRed, 2008.

 

(1)       El punto de arranque fue la circulación de mercancía durante los siglos XIV y XV y su intercambio por dinero que estableció el comercio creando los mercados. Esta nueva economía comenzó a hacer grandes progresos durante la Edad Media y desencadenó paulatinamente la decadencia del feudalismo pues productivamente se trataba de una forma de economía diferente y mucho más eficaz que la tradicional feudal. Este impulso se acrecentó con las Cruzadas que se organizaron en Europa occidental y a partir de este incentivo, nace un “pre-capitalismo” como sistema económico e impulsor de las grandes travesías y expediciones de los siglos XV y XVI. Esta forma de intercambio globalizado maduró con la propagación de las ideas liberales a partir del siglo XVIII, en especial con el período de la Ilustración Francesa en el cual se instaló la idea del Derecho a la Propiedad y su necesidad de protección,  plasmada a través de las leyes y de la constitución de un Estado. Compenetrado con estas acciones e ideas.

(2)       La Revolución Industrial es uno de los procesos más relevantes en la historia de la humanidad. A raíz de ella, la vida de los individuos y la sociedad se modificó radicalmente. Su nombre, “Revolución Industrial”, se refiere al período de la historia británica en el que se produjeron los siguientes hitos: A) La eliminación progresiva de las “tierras comunales”, que eran tierras de propiedad común que los vecinos aprovechaban gratuitamente. Con esta medida muchos no tuvieron más remedio que trasladarse a la ciudad con lo que aportó la mano de obra necesaria para proveer a las nuevas industrias. B) El invento de la máquina de vapor que utilizaba al carbón como fuente de energía. Con este invento, la humanidad tuvo la herramienta necesaria para su salto a la modernidad. C) La modificación del sistema de producción, promovido por la obra de Adam Smith, “La Riqueza de las Naciones” en la cual expuso la división del trabajo en una fábrica y determinó un fenomenal aumento de la producción fabril. D) El Rol del Estado, que según el mismo libro de Adam Smith debe mantenerse apartado de la economía del país, no fijar ni precios ni salarios y dar libertad a los empresarios para sus inversiones. Propone como misión principal del Estado la de mantener el orden público.

(3)       Frases y conceptos extraídos de una nota de Roberto Cachanosky. Economista y Director de “Economía para Todos”.

Fuentes: Research & Traders; Unibversia Argentina; Economía Para Todos; Maddison Table.

Anuncios

9 Respuestas a “LA NUEVA QUIEBRA ARGENTINA

  1. “Fijese-Dijo Holmes- El cerebro es como un desván vacío:El tonto lo llena con cuanto trasto se le cruza, no dejando lugar para las cosas útiles”
    Desde que empecé a balbucear, hasta hoy ya mayorcito, he escuchado y leído las fórmulas y teorías del bla, bla, blá que es mejor que el ble. ble, blé, porque sino:bli, bli, blí, y cuando el blo, blo, bló, está presente hay que aplicar el blu, blu, blú es la única manera de hacer las cosas.
    Siempre las cosas han sido así. Y nunca salimos del atolladero porque cuando no es blá, es blé, y cuando se hace y dice blí, debió hacerse y decir bló y no perder el tiempo en blú.
    No hay un solo gobernante que haya hecho o dicho algo que valga la pena repetir y solazarnos con su pensamiento, desde Rivadavia a nuestros actuales. El que no era negro era blanco, y el que se paraba no se sentaba. a fuer de sus críticos, niguno sabía nada de economía, ni geometría, ni astrología, solo se especializaban en desastres y más desastres. Si el autor y responsable de “Los
    antojos del Tata…” fuera nuestro Presidente, ya se encontarían los numerosos errores de su gestión y de su sabiduría de “entrecasa” inútil para todo lo que sean nuestros intereses y más blá, blé, blí, bló y blú. Después, escribirá su libro para justificar en 500 páginas, porqué “en nuestro país, no se puede hacer nada”.
    Cada día me convenzo más que los libros que debo seguir leyendo son: “Porqué las cosas salen mal” de Lurence Peter, “Parkison,La Ley” de Nortchote Parkison, “Historia de la estupidez humana” de Paul Tabori, porque me divierten lo indecible y me río a carcajadas. Son descripciones de nosotros desde las épocas de las cavernas, millones de estupideces descriptas con maestría, y son los manuales que deberían ser estudiados en la primaria, secundaria y universitaria, puede ser que así, aprendamos algo que valga la pena aprender.

  2. A diferencia del Sr. Peréz (quien no creo que conozca a ninguno de los autores que cito), pienso que el post es de lo más coherente que he leído en mucho tiempo. Mis felicitaciones.

  3. El autor podría haber citado a un romano mejor, lucano, lucrecio, petronio, marcial, juvenal, hay tantos! pero a terencio, un flojo?
    el epígrafe da la pauta de la lectura política…

  4. First blog I read after wakeup from sleep today!

  5. Podré parecer reiterativo, pero desde mi óptica el problema central de nuestro país no es económico, es ADMINISTRATIVO.
    Estamos acostumbrados a vivir con una conflictividad social crónica que nos corroe por dentro, y no solo es así en periodos de vacas flacas, también lo es en periodos de prosperidad económica “aparente”.
    Es grave que no se respete el federalismo como forma de gobierno, pero mucho más grave aún es que no se respete la forma REPUBLICANA, pues la concentración de poder (superpoderes delegados) en el ejecutivo sólo logra potenciar cada error administrativo sobre la gran mayoría de las jurisdicciones del país, sobre la economía que nos rige pero también sobre toda la sociedad como conjunto.
    Entonces, ésta concentración de poder nos lleva a ser dependientes de la capacidad técnica, ética y social de un número cada vez más reducido de personas, y de esta manera los “errores” se repiten uno tras otro, y vamos por la vida a los tumbos tratando de pegar un salto.
    “Pretendemos volar antes de poder correr, o aun antes de poder caminar”.
    El principio republicano se basa sobre la división de poderes y es vital poder ver el bosque más allá de los árboles, pues logrando respetar el sistema elegido en nuestra constitución lograremos disminuir los efectos del estado de crisis permanente en la que nos hemos acostumbrado a vivir los argentinos, ya que si las decisiones del gobierno tienen la legitimidad suficiente y la mínima LEGALIDAD requerida será porque el CONGRESO (verdadero representante de cada pueblo, de cada región, de cada provincia del país) con todas sus comisiones técnicas y con gran “esmero” y “dedicación” ha puesto su parte.
    Llegando a este punto el control de la democracia por el pueblo es mucho más factible, solo que debemos saber quienes nos representan en cada “honorable” cámara, que decisiones apoya y si va de acuerdo a nuestros intereses. Y esto, mis amigos, va mucho más allá de una medida, mucho más allá de un modelo económico, mucho más allá de un gobierno…
    ¿Cuál es la fecha cívica más importante para nosotros los argentinos? Esta claro ¿no?
    Saludos a todos los foristas

  6. aumentar el porcentaje de gente que trabaje productivamente es posible liberando a ciertos desocupados de entre 16 y 27 años por solo tres años de aportes jubilatorios y patronales e impuestos de cualquier tipo sobre el trabajo
    Alentar el ahorro es facil reintentar dejando libertad a bancos para recibir y prestar en moneda confiable, euros o dolares, y voliendo a prometer el Estado que no robara mas depositos, y algunos creeran al principio, y el numero ira aumentando en la medida que se vea que se reformo la Presidenta K
    esto lo planteamos desde http://www.argentinasalvajizada.wordpress.com y si no volvemos a las fuentes de mas trabajo, ahorro y produccion no hay salida magica

  7. La ley que debieran tratar en el congreso, de una buena vez y para siempre es, la que dictamino la Suprema Corte de Justicia de la Nacion, que corresponde por Derecho Constitucional, relativa al 82 % para jubilados y pensionados de la Republica Argentina, porque ademas pedazos de trastornados impulsaria la economia interna, ya que los jubilados invertirian lo que les correspondiera por los ajustes de sueldos, en el consumo, sin especulaciones esteriles a esta altura de sus vidas, no les parece……….Cristina el te verde ayuda a, bueno sino hay te….ponete las pilas, chau….

  8. Reedescubrimos el plan del gobierno para el pais, para la Argentina profunda, en primer lugar, como esta determinado por aquel, los quiero ver de rodillas, hay que apretar al campo y ponerlo de frente a la sociedad ( division de clases ) con cualquier eslogan publicitario…la Restauracion del IAPI, monopolizar en el estado todo el control sobre el sector agropecuario, es decir sacarle, exprimir todo lo que se pueda….y el otro caudal recurrente es sin duda el ANSES, la guita de millones de Jubilados y Pensionados del pais, que se desangran esperanzados…….que alguna vez se cumpla por lo determinado por la Suprema Crte de la Nacion y reciban el 82 %, para vivir con dignidad, que es lo que les niega el gobierno. Te queda claro…Plan de Gobierno : Sacarle la guita al campo…y…..Reventar el dinero del Anses, preparando la gran joda del bicentenario.Gracias

  9. concretamente ¿cuales son vuestras propuestas viables para Argentina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s