UN DR. HOUSE PARA LA ARGENTINA

“La diferencia entre un político y un estadista es que el político piensa en la próxima elección,  y el estadista piensa en la próxima generación.” James Freeman Clarke (1810-1890). Filósofo, clérigo e historiador norteamericano.

 

Dr. House es una de las series norteamericanas más vistas en el mundo. Su estructura, muy novedosa dentro de la temática de los dramas médicos, consiste en realizar un diagnóstico a un problema de salud que se presenta confuso. En su búsqueda de respuestas al misterio de cuál es la enfermedad con la que se enfrentan, el Dr. House, junto con su equipo de especialistas, realiza hipótesis diagnósticas a las que trata con la medicación correspondiente. Si el diagnóstico resulta erróneo, los remedios dados enferman aún más al paciente y esto les da la pauta de que no están transitando el camino correcto. Cuando logran arribar al diagnóstico correcto, están en condiciones de aplicar las medicaciones adecuadas para salvar al enfermo.

 

La solución a los problemas socio económicos que deben enfrentar los países no difieren del concepto que transmite la serie. Esta analogía trae a un primer plano el hecho de que lo más importante para un gobierno es dar con un diagnóstico certero de los males que padece.  Si lo logra, seguramente tendrá posibilidades de elegir un buen camino para solucionarlos. Si no, generará un empeoramiento de la situación o, en el mejor de los casos, el desarrollo de la nación se estancará sin muchas probabilidades de revertir ese proceso.

 

LAS COMPARACIONES

 

América y Australia son dos continentes que albergan naciones jóvenes. Tres de estas, Estados Unidos, Canadá  y Australia, se desarrollaron a un nivel tal, que la primera es la principal potencia actual del mundo y las otras dos se encuentran entre el privilegiado grupo de las sociedades desarrolladas. Y cuando digo “desarrolladas”, no me refiero solamente al factor económico, sino también a todos los otros índices que hacen al bienestar de una población: educación, salud, esparcimiento, respeto por las leyes y por los derechos de los demás, etcétera. No es que carecen de pobres, desigualdad social, delincuentes o patologías extremas de muchos de sus habitantes, sino que las posibilidades para acceder a una vida mínimamente digna aumentan en mucho si lo comparamos con las naciones latinoamericanas.

 

En cambio, después de doscientos años de existencia, gran parte de las naciones latinoamericanas se encuentran en un nivel de desarrollo muy precario, inestable y sometidos a los vaivenes e intereses de las los países desarrollados.

Entonces, ¿quién diagnosticó y aplicó las soluciones adecuadas y quién no?

 

Cuando una parte de la sociedad argentina critica a las naciones desarrolladas y promueve la idea de que no tenemos casi nada que aprender de ellas, porque si lo hacemos, seguiremos mal, estamos invirtiendo la realidad: son ellos los que hicieron bien las cosas y no nosotros.

No tomar en cuenta las experiencias positivas que han tenido otros países en la realización de diagnósticos y tratamientos es autocondenarse a una pérdida de tiempo, un aumento de costos y un incremento de las probabilidades de fracaso.

En el campo de la medicina, la efectividad de los remedios se mide en función de los resultados obtenidos en su aplicación en los enfermos. A ningún médico se le ocurría afirmar que la vacuna contra la poliomielitis desarrollada por Jonas Salk, y promovida mundialmente gracias a la posibilidad de aplicación oral que inventó Albert Sabin, no es efectiva para evitar la enfermedad en todo lugar en el cual se manifieste.

 

Muchos de los que desacuerdan con esta forma de análisis calificándola de lineal, explican que el desarrollo de esas naciones poderosas se basó en acciones éticamente incorrectas y/o violatorias de otras, lo cual es cierto, pero este concepto parte del error de dar por sentado un hecho inexistente: la nobleza de un país. La historia nos muestra que todas las naciones del mundo accionaron, en la mayoría de las ocasiones, focalizados en la conveniencia de sus habitantes y sin tomar demasiado en cuenta al prójimo. La Argentina no es una excepción, ya que, durante su historia, se comportó en innumerables ocasiones como la villana de turno.

La diferencia con aquellas otras naciones, es que ellas lograron su propósito (mejorar en mucho la calidad de vida de sus habitantes) mientras que nuestro país no.

 

LOS PRIMEROS PASOS PARA LA CURA

 

Un primer paso es la toma de conciencia: reconocer que estamos con serios problemas y que necesitamos solucionarlos.

El siguiente paso es intentar diagnosticar la enfermedad que reflejan los síntomas. Esta instancia es clave y determinará el fracaso o suceso del tratamiento que se aplique en la búsqueda de la cura.

Toda la mecánica de un certero diagnóstico se basa en la dimensión comparativa del problema: qué se hizo hasta ese entonces para afrontarlo y con qué resultados. Quienes fueron los que resolvieron problemas similares y quienes no.

Una cosa muy importante a tener en cuenta es la necesidad de que la ideología del gobierno de turno no sesgue la mirada en la realización del diagnóstico. El Dr. House necesita de la oposición para encontrarlo, reconociendo que su mirada será siempre parcial y subjetiva.

Por otra parte, es lógico que, en cambio, la ideología esté presente en la elección del tratamiento pues una vez identificada la enfermedad, los caminos de la cura dependerán del criterio al cual se adhiera.

 

Recordemos, además, que muchas veces no hay un único remedio que cure, puede haber varios alternativos, quizás alguno mejor que otro según cada ocasión, pero lo que debemos concientizar es que cuando negamos el problema o cuando partimos de un diagnóstico equivocado del mismo, no existe solución alguna.

 

EL CASO ARGENTINO

 

Veamos un ejemplo práctico en el caso argentino. Quizás el síntoma más grave de la involución y/o estancamiento de nuestro desarrollo se encuentre en la carencia de inversiones, sean éstas productos del ahorro interno o del externo.

 

¿Por qué no se invierte en el país?

 

Las estadísticas –privadas u oficiales dan los mismos resultados- muestran que desde el año 2001 las inversiones se estancaron. Si bien posteriormente, y por efectos de la fuerte devaluación del peso, hubo sectores beneficiados por sustanciales aportes de dinero, como en el caso de los rubros relacionados con el turismo, no se concretaron inversiones significativas en infraestructuras –gas, energía, comunicaciones, vialidad, vivienda popular, etc- ni en el sector de la producción industrial.

Es que el matrimonio presidencial se encargó durante estos años de agredir sistemáticamente al inversor. Ejemplos sobran: el empresariado español y el italiano, multinacionales locales y extranjeras varias, son solo algunos de los ejemplos en que las acciones de los Kirchner fueron nefastas noticias que dieron la vuelta al mundo.  Por supuesto, ni mencionemos el conflicto con el campo argentino, cuyas inversiones quedaron paralizadas desde hace un año y el país profundizó notablemente su crisis desde ese entonces. 

 

LA NECESIDAD DE UN DIAGNÓSTICO CORRECTO

 

“Gluck, el ilustre autor de <Orfeo>, adoraba el dinero y la buena comida y no se avergonzaba de decirlo.  Alguien le preguntó: -Maestro, ¿qué es lo que preferís en el mundo?

-Tres cosas: el dinero, el vino y la gloria.

-¡Cómo! Para vos, un músico, ¿la gloria viene después del dinero y el vino? No sois sincero…

-Pues es bien sencillo… con el dinero compro vino, el vino despierta mi ingenio y éste me trae la gloria.”

Anécdota extraída del libro Historia de la Historia (Círculo)(1984), de Carlos Fisas.

 

Si bien la decisión de invertir en un proyecto productivo está relacionada a numerosos factores, existen tres determinantes principales:

 

   1) Un mercado atractivo que posibilite obtener el mayor nivel de ganancias que la competencia permita.

   2) Una seguridad legal que proteja el capital de los vaivenes políticos y asegure una estabilidad de las condiciones del mercado a largo plazo.

   3) Condiciones impositivas, crediticias y laborales que posibiliten mejorar costos y precios. Este punto es decisivo al momento de elegir invertir en las naciones subdesarrolladas. Ante costos y condiciones de materia prima similares, cualquier empresario preferirá arriesgar su capital en Alemania y no en la Argentina.

 

Creo que en la Argentina sólo el primer punto permitiría evaluar la posibilidad de concretar una inversión porque el tercero presenta numerosas dificultades y, desde ya, el país carece totalmente del segundo punto.

 

Esta evaluación nos llevaría a un primer probable diagnóstico: que el principal factor que frena las inversiones en el país es la inestabilidad constante de las “reglas de juego” del mercado, generado por las continuas oscilaciones de los gobernantes de turno. Lo que establece uno, lo destruye el siguiente, y así, indefinidamente.

 

En el año 2004, en mi libro “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, escribí lo siguiente:

 “Por supuesto, la carencia del ahorro nacional obstaculiza la posibilidad de un crecimiento. Esta es la situación que probablemente tendrá lugar en la Argentina durante la próxima década. Esto sucederá, principalmente, debido a la ley de pesificación asimétrica. (…) El claro perjuicio que tuvo el ahorrista y las enormes ventajas que obtuvo el deudor implantaron una actitud injusta y agresiva hacia el capital, imposible de reparar ni siquiera en el mediano plazo. Aunque me preocupa pensar en el tiempo que deberá pasar para licuar el daño producido, me obsesiona mucho más descubrir con qué invento económico se intentará desarrollar al país en los próximos e inmediatos años.

Sin ahorro invertido no hay capital y sin capital no hay capitalismo. ¿Cómo se le pudo ocurrir a un grupo de políticos, industriales y economistas implementar algo tan destructivo para el sistema capitalista como fue la ley de pesificación asimétrica, la cual destruyó masivamente todos los contratos establecidos? En el proceso de nuestra investigación, los colaboradores del exterior nos hicieron notar una y otra vez este hecho como un elemento simbólico fundamental, representativo del modo en el cual nos ven desde afuera. La frase de uno de ellos lo sintetiza: <Lo que más sorprende no es la idea en sí, sino cómo el cerebro de un político o un economista argentino puede llegar siquiera a evaluarla. Una idea así jamás se le ocurriría a un economista de otra nación, pues es como intentar la solución a  un grave problema socioeconómico matando a quien puede lograrlo>. 

Por más que los gobiernos de Duhalde y Kirchner implementaron una enorme maquinaria de propaganda para hacer creer a la población <que no había otra solución> o que había que privilegiar las necesidades sociales por sobre las económicas, seguramente cuando vayan desapareciendo los efectos de esta propaganda, la historia será implacable con los hacedores de esta ley. (…)

Las consecuencias de estas actitudes de nuestro gobierno serán seguramente dañinas para el futuro del país, sin olvidarnos de la increíble señal que está enviando al mundo: no importa lo que se firme o se acuerde, la conducta argentina dependerá de lo que se le antoje al mandatario de turno.

En una nación capitalista, el intento de hacer valer las necesidades sociales a costa de destruir las bases fundamentales de su sistema económico es lo mismo que pretender que un carro ande con el caballo detrás, pues es justamente el respeto a esas premisas lo que permitirá satisfacer esas necesidades”.

 

De los tres sistemas económicos que se desarrollaron en el siglo XX: el capitalismo, el marxismo y el fascismo, nuestro país, supuestamente, adhirió al capitalismo. Quizás, en el fondo, lo que sucede en realidad es que la Argentina es una nación que desconoce sus reglas de juego y funcionamiento. Esto trae aparejado diagnósticos equivocados y decisiones erróneas que perjudican el desarrollo socio económico de la nación.

 

Enrico Udenio

28 de abril de 2009

Anuncios

22 Respuestas a “UN DR. HOUSE PARA LA ARGENTINA

  1. Bueno. Parece que hasta al Dr.House se le termina todo lo que tenía de sabio y metódico. En la última serie después de pasarla intimamente con la Dra.Cudy y la Cameron, se decidió por internarse en un Psiquiátrico, pues las alucinaciones lo habían vuelto loco. Lo que usted dice sobre Alemania y Japón no es aplicable a nuetros países latinoamericanos, y a Argentina específicamente. Son otras culturas allende los mares, que nada tienen que ver con nuestra idiosincracia. Y si no consultese a un argentino que se haya casado con una japonesa o alemana aquí o allá,lo lamentará el resto de su vida. Y aún después de divorciarse. Ellos ven, sienten y viven,otra manera de hacer las cosas y créen y creerán que asi deben ser. Jamás seremos iguales en nada, ni pensaremos igual, ni sentiremos igual
    Y todos tenemos razón. Aún no sólo pensamos distinto que los chilenos, los brasileros o los peruanos, somos además distintos, nos alimentamos distinto y vivimos distinto y hasta hablamos y nos entendemos distinto. ¿Porqué vamos a hacer lo que hace ellos para gobernarnos?. Los políticos los utilizan para hacer comparaciones estúpidas con sus quehaceres y los nuestros. Desde que tengo memoria nosotros nos criticamos y menospreciamos nuestros gobernantes desde siempre. Hay escritores que está escribiendo otras historias nuestras y abundan los desnuestos y críticas de cosas que debieran estar archivadas. ¡Ya fueron!. Frondizi dijo que una cosa era hablar desde la palestra y otra era estar sentado en el escritorio presidencial resoviendo problemas del país.
    El tren bala que nos costaba unos 4.000 millones de dólares, hoy nos costaría el doble si alguien se decidiera por hacerlo una realidad. Si a los que criticaron esa decisión les hubieran hecho caso todavía estaríamos remodelando y remodelando lo obsoleto para nada. Además no hay dónde llegar con un tren pués todo se vendió o alquiló a supermercados
    en todas partes de las grandes ciudades cabeceras. ¿De qué trenes hablan los parlaembalde?

  2. Sus escritos son lo mejor que he leído en muchísimo tiempo.Lo felicito a Ud. y me congratulo de haberlo encontrado en la jungla informática, tan reticente en ideas. Gracias.

  3. El fuego esta encendido, la leña arde...

    Perdon….Si no puede la corte , que lo juzgue el pueblo, simplemente para que los señores jueces, puedan ocuparse de los temas reeimportantes que reclama la nacion, incluidos los juicios ya definidos como el 82 % a jubilados, que aun este gobierno y la legislatura afin…..no ejecuta. Y deje en manos de esta sociedad que protesta, y detesta a esta clase de politicos, que usan cualquier laberinto, para perpetuarse en el poder, demostrando en forma permanente un solo interes, el de la egoista gravitacion de ambiciones personales o de circulos pequeños, que nos esta conduciendo al caos. Argentinos…..con todo respeto, suplantemos a la Corte, liberemosla de este compromiso, derrotando en las urnas, esta mania del totalitarismo y convengamos entre todos, el inicio de el camino a una Nacion Socialmente Justa. Gracias

  4. Perspectivas

    El mundo alcanzó el máximo grado de perversión y locura. No significa que la cosa no pueda ser peor. Esto juzgado desde la perspectiva de nuestra modalidad social que es la familia judeo-cristiana.
    Vale decir -en términos modales-, un mundo mejor es posible mas no necesario. Lo único necesario es el mal. Las sociedades del mal no se basan en la familia sino en la progenie: de dinero, de ventas, de objetos, de individuos, de tamaños, de cuerpos. El fetichismo hace las veces de falo; fetichismo consuena con priapismo, una enfermedad. No seamos inocentes: triunfó Urano.
    No es que no se deba y pueda seguir batallando, pero Urano enfermó la mente y el intelecto de la sociedad humana. Casi nadie se da cuenta hasta qué punto. Quizás se trate de algo incurable de la estructura. Probably.
    Nunca hubo, ni en valores absolutos –obvio- ni en valores relativos, tantos seres acaudalados, por una parte, tantos esclavos, por otra parte –China-; tantos carentes de empleo; supernumerarios para el sistema.
    Dr. Carlos Norberto Mugrabi

  5. Me parecio muy ocurrente la comparacion y por supuesto comparto plenamente el “caso argentino”.
    Ahora me pregunto y le pregunto, sin la educacion y la cultura que nos den la misma posibilidad a todos de comprender la realidad y la historia que la causo, ¿como ,cuando y con quienes tenemos la esperanza de lograr un pais mas justo, solidario y progresista?

  6. Exelente nota ,como todas , mis saludos y respetos.-

  7. Con respecto a lo del Dr.House, cabe destacar, que una de las causas de un diagnóstico errado, el autor de la serie, sindica a las mentiras de los pacientes o a la ocultación de la verdad por parte de sus parientes sobre alguna medicación que le dieron sin confesárselo a los médicos , con lo que hubie- ran logrado un rápido y certero diagnóstico.
    En ello incúrrese en el ámbito. político, gremial, empresarial y profesional, pública e institucionalmente en nuestro y quizá en todos los países del globo. El hombre es el único enemigo del hombre, y al 99% le importa un bledo sus semejantes. Sólo el restante 1% piensa, trabaja y plasma con sus creaciones la realidad de un mundo vivible-

  8. El desaparecido Florencio Escardó, en su libro”Los derechos del paciente”, dice que en realidad la poliomelitis no se eliminó con ninguna de ambas vacunas, lo que se eliminó fue el problema respiratorio de los pacientes. La Poliomelitis sigue su curso en realidad, y comenta las estadisticas de fallecidos por esa enfermedad en aquella actualidad, no obstante las vacunas. Esto quiere decir que no siempre o nunca debe creerse en lo que se afirma por parte de los interesados, algo ocultan, o no dicen toda la verdad. Quizá Socrates tuvo en cuena eso, tanto como Jesús, no dejaron nada escrito por ellos, sabían que todo se tergiversaría y refutarían por parte de los interesados en tergiversar y refutar. Si no fuera así, qué fin persiguen los que se especializan en arruinar equipos instalando virus informáticos, sólamente eso:arruinar equipos y perjudicar a quién sea. Es una manera o forma de ser.

  9. ´Totalmente de acuerdo con el autor, ácá lo que hace falta es EDUCACION, sinó comparen los presupuestos asignados a la misma por los países avanzados donde en cada nuevo presupuesto(valga la redundancia) se les asigna cada vez partidas mayores a las de años anteriores, al revés de lo que sucede en este Bendito País, donde cada vez se lo rebaja más.¿Porqué? porque piensan a futuro y no a corto plazo como aquí.Pensar que en una época estuvimos entre los 10 países mas ricos del mundo ( no importa de que signos hayan sido los gobernantes de esos tiempos) y miren hoy donde estamos.Y decir como dijo la Sra.Presidente “Que Obama debe haber leído a Perón) ¡Por Favor!, como puede decir semejante burrada.A EEUU, estando con 2 guerras internacionales sobre sus espaldas y con la crisis económica mas grande de su historia, no se le ocurrió modificar su calendario electoral, porque es un país EN SERIO y nosotros por medio de nuestra Pseudo Estadista actual,dijimos un día que no nos iba a alcanzar, para a los pocos días posteriores decir exactamente lo contrario.En cuanto al Dr.Raúl Ricardo Alfonsín ,antes de hablar de él, deberían “lavarse la boca con lejía) como diría mi Abuela, porque si no hacía lo de las Leyes de Punto Final y Obediencia Debida, hoy estaríamos nuevamente bajo otra Dictadura Miitar, hay que saber ubicrse en el tiempo y las circunstancias que regían en esos momentos.Sí se equivocó lamentablemente en la Política Económica, Sí le entregó anticipadamente el poder a Menem(Ya electo en esos momentos), pero lo hizo pra evitar los males mayores que le estaban produciendo al País los saqueos a Supermercados , etc..ordenados por las huestes sindicales que respondían a la CGT y por ende al Peronismo. Y si hacemos un poco de Historia, salvo erel Crápula y Corrupto de De la Rua que se llevaba de la S.I.D.E 5 millones de pesos/dolares por més que le entregaba mensualmente su amigo Santibañez y 1 millón mas que le entregaban de de Municipalida de Bs. As.( o con que se creen que la está pasando bomba con Shakira Antonito)¿Que Presidente Radical salió enriquecido después de su mandato, desde Yrigoyen hasta ahora).Y por supuesto deberíamos rendirle un merecido homenaje al Procer DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO, que importó maestras norteamericanas que enseñaron a nuestras Maestras de entonces y que nos llevaron a ser el País con menos anafalbetismo de Latinoamérica.Por favor dejemos de ser mediáticos y obremos alguna vez pensando a futuro en nustros hijos ,nietos y futuras generaciones

  10. adhiero a lo expresado en su nota. Aunque creo que el sistema imperante responde más al fascismo que al capitalismo estendido en todo elmundo. Nos quieren imponer , el pensamiento único y mágico, inadmisible desde luego.
    Para ser una país serio , como les gusta decir a todos , tendría que regir , reglas claras , aplicar las leyes que están , para todos , igual para todos, los monopolios, las PYMES , los ciudadanos, y como ciudadanos comprometernos desde combatir al dengue hasta fiscalizar que no haya fraude ni en esta ni en cualquier elección.
    Saludos.

  11. todos sus articulos son buenisimos

  12. Sr. Udenio
    Justamente me refería al período de 1930 en adelante, que por otra parte significó el quiebre del sistema capitalista de libre mercado.

    Y agregaría que con la reforma constitucional de 1994 y la introducción de los derechos positivos (a cada necesidad, un derecho) no sólo se hizo fascista sino que eligió admitir a la lucha de clases como forma de convivencia.

  13. estoy muy de acuerdo con el comentario, y tambien muy de acuerdo con el comentario de ricardo hardoy, el monologo de tato bores la culpa es del otro y un video de YouTube (mensaje al pueblo mejicano que bien podria ser para el nuestro) creo que ayudan a dar aun mas la razon al comentario de ricardo

  14. Sin animo de generar conflictos, creo, desde mi punto de vista personal, que la publicacion que he leido aqui habla de hechos politicos y economicos de manera totalmente sesgada, imponiendo en exceso la carga subjetiva sobre ellos.

    Es una pena, pues estas cosas no se solucionan. El que escribe puede hacerlo para la embajada o para si mismo, es decir, para la comunidad.

    Aviso que no tengo nada que ver con los tilingos, soy fisico nuclear. Espero se comprenda mi opinion.

    pd: pregunta para el Editor: si como usted dice, las estructuras de pensamiento fascistas (italia? españa? portugal?) se importaron a partir del 30′, usted estaria afirmando que todo el plantel de asesores y politicos que tomaron poder junto con la revolucion que derroco a Irigoyen, incluyendo a la SCJN, son fascistas?

    Debemos recordar cuantos de esos nombres volvieron al poder luego de 1955. ¿verdad?

    • A requerimiento del forista Foested, informamos que existe una numerosa bibliografía donde historiadores e investigadores varios -desde Felix Luna hasta Marcos Aguinis- cuentan sobre la enorme influencia fascista en la sociedad argentina, Perón incluido, a partir del golpe militar de 1930. Esta ascendencia ideológica tenía cierta lógica porque el apogeo nacionalista del movimiento mussolinista se dió durante los años 1928 a 1938.
      La Dirección del Blog.

  15. Estimado Señor, una de las cualidades más sobresalientes del Dr. House, además de ser un maestro de la manipulación, es que a la hora de nombrar las cosas por su nombre, a la hora de la verdad, el tipo escupe sin asco una flema peluda y viscosa que suele producir un efecto tremendo, demoledor. Esto lo hace porque los guionistas -que son muy inteligentes- quieren dejar bien en claro que House no le tiene miedo a nadie. A lo único que le tiene miedo es a no salirse con la suya. En tiempos en los que la justicia de los EEUU se encuentra atosigada de juicios por mala práxis y todos sueñan con hacerse unos mangos a expensas del doctor de turno, Dr. House vino a alentar al cuerpo médico estadounidense a correr riesgos para curar a los pacientes y a no dejar de ejercer la medicina con valentía, por miedo a ser demandados. Este, y no otro, es el mensaje principal de la serie. En nuestro país, el funcionario o político o ciudadano que no teme decir la verdad, es considerado poco menos que un imbécil. Hay que ser vivo, hay que persuadir, hay que engañar, hay que zafar. El problema es que de tanto engañar a los demás uno se termina engañando a sí mismo. Usted utilizó la expresión “la nobleza de un país”. Suena bien, es una expresión inteligente, moderada, sugestiva. Pero lamentablemente no da en el blanco. Nadie o casi nadie se sentirá tocado por estos términos y nadie hará un genuino acto de reflexión sobre su significado. De “mea culpa”, ni hablar. El problema más grave de todos los países sub-desarrollados es la corrupción. Una corrupción grotesca e incorregible que destruye todo proyecto, que neutraliza cualquier metodología, que detiene toda accionar ético y moral. Es esta, a mi modestísimo entender, la raíz de todos nuestros problemas sociales, de todos nuestros fracasos económicos y de todos nuestros fallidos intentos por salir a flote y dejar de ser un país lleno de riquezas pero endeudado hasta el ridículo. La culpa no la tienen los Kirchner ni Menem ni Peron ni Alfonsín ni los militares ni los montoneros sino todos y cada uno de nosotros, los que conformamos esta cosa llamada país. Y la solución es intentar, por todos los medios, de desarrollar un espíritu de servicio inegoista que nos permita sentir, primero, y curar, luego, el dolor ajeno. Porque de nosotros mismos, nos hemos venido ocupando laboriosamente durante los últimos 100 años con los resultados que todos conocemos. Saludos para Usted.

    • Adhiero a su análisis. Este mamotreto psicótico que llamamos “Patria”, está como está porque en todos los estamentos de la sociedad, los argentinos se niegan a cumplir las reglas. Siempre prima la viveza ladina del Viejo Vizcacha.
      El que trabaja y cumple las reglas es poco menos que un tarado mental. La decencia misma se considera una tara mental un poco ridícula, un poco divertida.
      El que “embrolla”, como se dice en Córdoba, el vivo que hace plata a costa del “gil”, el que trafica con influencias para conseguir un puestito, o una diputación, o la presidencia de la Nación misma, es aplaudido.
      Creo sinceramente que el desarrollo del “espíritu de servicio inegoísta” al que Ud. alude, será posible cuando haya castigo social efectivo para aquéllos que incumplen su palabra. Y por supuesto, castigo penal con pena de cumplimiento efectivo para el que delinca.

  16. Muy buena nota. Adhiero.

  17. Beatriz Basenji

    Australia está desarrollando una medicina superior a la de los Estados Unidos.Tengo un familiar viviendo en Sidney que recibió tratamiento para un caso ya bastante extendido de cáncer y hasta ahora , luego de 9 años va ganando la batalla. Ese tipo de medicina no se puede lograr sin todo un desarrollo de ingenierías y sistemas .
    Esto nos da la pauta de los avances de la medicina en Australia van parejo con sus leyes y con la organización del País.
    Nosotros – en Argentina – estamos perdiendo miserablemente el tiempo, malogrando a nuestros jóvenes talentosos – que por cierto los tenemos – y lamentablemente perdiéndolos porque otros países sí los valoran y nos los captan.
    Cordiales saludos, Beatriz Basenji.

  18. Y vamos a seguir involucionando supongo…
    Un gusto leerlo, me aclaró varias cosas que nadie dice.
    Saludos!

  19. Sr. Udenio

    Creo que está errando usted en el diagnóstico.

    ¿Está usted seguro que nuestro país optó por el capitalismo?

    ¿Podría fundamentarlo?

    • Respecto a la inquietud transmitida por el forista Fierro, recordamos que en el final de la nota se dice que “De los tres sistemas económicos que se desarrollaron en el siglo XX: el capitalismo, el marxismo y el fascismo, nuestro país, supuestamente, adhirió al capitalismo. Quizás, en el fondo, lo que sucede en realidad es que la Argentina es una nación que desconoce sus reglas de juego y funcionamiento. Esto trae aparejado diagnósticos equivocados y decisiones erróneas que perjudican el desarrollo socio económico de la nación.” A partir de la Constitución de 1853, cuyo primer artículo determina que “La Nación Argentina adopta para su gobierno la forma representativa republicana federal, según lo establece la presente constitución”, el país formó parte del grupo de naciones cuya economía se regía a través el sistema capitalista con las variables que en aquel entonces el mismo establecía a nivel internacional. Durante el siglo XX, en ningún momento adhirió en la práctica a la economía comunista ni a la del fascismo, aunque a partir del golpe militar de 1930, la economía del país tuvo una gran influencia proveniente del sistema fascista.
      La Dirección del Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s