LA PERINOLA CARGADA

“(…) es más fácil soportar a los demás que soportarse a sí mismos”. Arthur Schopenhauer, (1788-1860), filósofo alemán.

 

Durante las últimas semanas, hubo persistentes reclamos en pos de aumentos de salarios, de subsidios sociales y de mayor seguridad en los empleos. Voces solicitando la reducción o anulación de los aumentos de las tarifas de transportes, gas, electricidad y cuotas escolares. Discursos pidiendo recibir ayuda para el abastecimiento de los comedores comunitarios así como la doble escolaridad para todas las escuelas con almuerzo gratuito incluido.

También se escuchó a un sector de la oposición presionar para que se implemente una “asignación universal por hijo”, una idea que promueve el concepto de que el Estado tiene la obligación de asignar una mensualidad a todos los niños. Por supuesto, nadie menciona una sola palabra sobre la necesidad de implementar un estricto control de la natalidad, lo que llevaría a deducir que, de aprobarse una ley así, el niño se transformará en un producto comercial para las clases más humildes, las cuales ya suelen tener una gran cantidad de ellos aunque no estén en condiciones socioeconómicas de alimentarlos y cuidarlos.

El mercado del entretenimiento no se quedó atrás. Días atrás, y a pesar de la gran pobreza existente, la Asociación de Fútbol Argentino pidió al Gobierno un desopilante monto de dinero para cubrir los constantes déficit de los clubes de fútbol, cuyos dirigentes, ¡oh casualidad!, manejan arbitraria e irresponsablemente fondos públicos con el sorprendente argumento de que “manejan pasión y no negocios”.

 

Daría la impresión de que vivimos en un país en el que todas las personas y organizaciones tienen algo que solicitar al Estado o a los privados. CTA, CGT, piqueteros, vecinos barriales, cooperativas sociales, organizaciones diversas tales como la defensoría del pueblo, la defensa del consumidor, y otras menos conocidas, reclaman su derecho a recibir mejoras de todo tipo.

Es cierto que tampoco la sociedad puede quedarse indiferente ante el hecho de ver que el mismo gobierno, que no paga las sentencias judiciales a favor de los jubilados y que sostiene que no puede bajar los altísimos impuestos porque necesita de esos ingresos, se dedica, por otro lado, a anunciar irresponsablemente subsidios que no se relacionan con las penurias económicas que padecen las clases más bajas, como es el caso del déficit de los clubes de fútbol.

 

Mientras tiene lugar todo este “cambalache”, no aparece en el horizonte ninguna resolución que pueda ayudar de manera efectiva a que las inversiones dejen de escasear, o que el dinero –mes tras mes- deje de fugarse hacia otros mercados.

 

Haciendo una analogía, es como si toda la sociedad jugara con una perinola (1) cargada, en la cual cinco de sus seis lados posibles ejecutan la acción de pedir, dejando al lado que nunca aparece la de aportar. No hay que ser genio para darse cuenta de que no pasará mucho tiempo más para que el juego finalice porque no quedará dinero para repartir.

 

¿La población es consciente de que si se atienden a todos sus reclamos puede sobrevenir un desequilibrio económico de trascendente magnitud?

Parecería que no lo es.

Tomemos como ejemplo lo sucedido con los aumentos de las tarifas de luz y gas. Estos incrementos se produjeron en razón de que, desde la pesificación asimétrica del año 2002, la política energética de los sucesivos gobiernos peronistas tuvo un único fin: que no se encarecieran las tarifas a pesar del gran aumento de los costos de producción por causa de la maxi devaluación del peso, el recupero paulatino de los salarios, y la consecuente inflación. Para lograrlo, el Gobierno subvencionó en miles de millones de pesos a las empresas privadas, pero estos subsidios servían sólo para compensar los mayores costos operativos, no para proporcionar las ganancias indispensables para desarrollar y expandir los servicios.

Las consecuencias eran previsibles: el país pasó del autoabastecimiento y la exportación de energía y combustibles a la importación, gastando fortunas en ello. Con esta política se descapitalizó al sector y, ahora, la nación carece de inversiones para mantener su riqueza energética nacional. Cada vez que pase más tiempo sin modificar las tarifas, los aumentos, que en algún momento devendrán para que no colapsen los servicios, serán más brutales.

 

Para que quede bien claro y no haya interpretaciones equivocadas: esta situación no fue producto de un Estado ausente ni de la falta de recursos, sino todo lo contrario. Fue la consecuencia directa de sus distorsionadas intervenciones y de la dilapidación del dinero expropiado a los sectores más productivos.

Entonces, ¿qué es lo que la población argentina, en especial la porteña y la bonaerense,  pretende con el indignado reclamo por el aumento de las tarifas? ¿Que se congelen a perpetuidad? ¿Que pase a manos del Estado y que éste lo produzca a pérdida financiado con nuestros impuestos? En este caso, ¿sabe que una de las consecuencias de ello será que los pobres le pagarán a los más pudientes sus altos consumos de servicios? ¿Por qué? Porque cuando un servicio cuesta muy por debajo de sus costos, los que se encuentran en las escalas sociales más altas, lo consumen mucho más –por ser muy económico- despilfarrando recursos no renovables.

¿La población es consciente de que todo este desacople entre costos y tarifas alguien lo tiene que pagar?  

 

Hace muy poco leí, en una nota del periodista Fernando Laborda, que “lo cierto es que los argentinos somos muy afectos a participar de una fiesta y sólo a su término nos preguntamos cómo pagarla”, lo que me trajo recuerdos de una experiencia de trabajo grupal terapéutico que realicé hace más de treinta años.

Éramos un grupo de ocho personas que simulábamos una situación en la que todos debíamos hacernos cargo del futuro de la supuesta sociedad que conformábamos. A medida que nos llegaba el turno, cada uno de nosotros fue explicando de qué se iba a ocupar. Mientras lo hacían, yo me daba cuenta de que mis compañeros/as estaban eligiendo roles cuyas acciones dependían de un dinero que no poseían.  Me tocó ser el último en definir el rol que yo quería ocupar en esa hipotética circunstancia social, pero alertado por lo que estaba sucediendo dije: “Aquí hay algo que no funciona. Todos ustedes necesitan de riqueza para cumplir con sus roles, pero ¿quiénes se encargan de crearla?”.

Se miraron sorprendidos entre sí, hasta que finalmente uno de mis compañeros contestó: “Alguien”.  En ese instante intervino el coordinador del trabajo grupal para aclarar: “Sí, pero… ¿quiénes?”.

Casi todos me miraron, a lo cual yo reaccioné diciendo: “De ocho que somos, yo no puedo ser el único en hacerse cargo de crear esa riqueza. De esta manera, el dinero jamás va a alcanzar”.

 

También recuerdo que en 1989, un mes antes de que Carlos Saúl Menem asumiera la presidencia, tuve la oportunidad de estar con él y un amigo en común, en ocasión de un vuelo desde Chamical, La Rioja, a Buenos Aires realizado en un pequeño avión de la Fuerza Aérea. En esa ocasión, el ex mandatario dijo: “Yo tengo dos ventanillas: una, para los que piden; la otra, para los que ofrecen. La de los pedidos ya tiene una lista tan larga que es incontable. En la otra, no aparece nadie.”

 

Pasaron muchas cosas en el país desde ese entonces, pero tengo la sensación de que, en relación a ese concepto, todo sigue igual. Hasta suena ridículamente idealista pensar que en la Argentina podríamos tener una sociedad que adhiriera a esa noción de país parafraseando una famosa frase del presidente norteamericano John F. Kennedy: “No piensen en lo que puede hacer el país por ustedes. Piensen en lo que pueden hacer ustedes por el país”.

 

Enrico Udenio

15 de agosto de 2009

 (1) La perinola es un juego en el que se hace girar un objeto con seis caras. La mitad de ellas tiene indicaciones que obliga a los jugadores a aportar y la otra mitad, a recibir.

Anuncios

23 Respuestas a “LA PERINOLA CARGADA

  1. Estimado Sr. Colombo: Tengo una gran admiración por SAN LUIS (salvo que tiene como 45 % de empleados públicos). Pero parecería el óptimo de una argentina posible.
    Eso si , la ALTERNANCIA en el poder , sintoma muy saludable de las democracias , todavía es materia pendiente.
    Habrá que ver como sigue SAN LUIS cuando los Rodriguez SAA ya no estén….. Es decir si detrás dejan un sistema plurál ó simplemente le “DELEGAN” el mando a algún otro MONARCA.
    Pero reitero, tengo gran admiración por SAN LUIS. Saluti !!

  2. Dado que el director no me veta, sigo con San Luis que “fue” una provincia pobre pero que después de la ley de promoción industrial, se convirtió en un emporio que brinda trabajo y bienestar. Uno puede simpatizar o no con “el Alberto y el Adolfo” o discutir si la ley fue justa, pero es un hecho que un lugar del que no teníamos buena opinión, se ha convertido en un estado fuerte. Esto demuetra que SE PUEDE.
    AHORRO Y MONEDA.
    Volviendo a Córdoba que es de donde vino la inquietud por todo esto, contaré otro hecho para la reflexión. La ruta provincial N° 1 une el sur con el norte, ya dejadas las sierras más arriba: Va desde Rio Cuarto a San Francisco pasando por Villa María. Es zona agropecuaria, industrial y lechera. El que recorre esa ruta y busca alojamiento o comida, habrá notado que a medida que se aleja del sur, los precios de lo que consume, van rebajando. Si en Rio Cuarto un bife con ensalada costaba 10 pesos, en Villa María se pagaba 9 y en San Francisco le daban una tremenda costilla con verdura recién cortada por 8 pesos, es decir el 20% menos que al iniciar el viaje. La moneda era la misma pero el valor cambiaba según el lugar de su aplicación.
    Es decir: la plata de San Francisco valía más que la del resto de la provincia. Y esto sucedía gracias a que en esta ciudad que se originó en una colonia de piamonteses, los precios eran moderados porque para sacarle unos pesos al gringo hay que llamar a los bomberos. Ellos mismos decían en broma: para ganarle en un negocio a un piamontés se necesitan tres judíos. Los de afuera decíamos que eran amarretes cuando lo que sucedía era que respetaban su dinero, que sabían apreciar el esfuerzo de ganarlo. Con ese sistema se permitieron el lujo de edificar una ciudad nueva sin tocar un ladrillo de la vieja y sembrar su área con industrias exportadoras.
    Los argentinos con una veta muy de “hijos de algo” no respetamos el dinero, nos quema en el bolsillo, es mala palabra; pero vivimos de prestado y no podemos asomar la cabeza. En Inglaterra hubo prisión por deudas porque allí el dinero es una cosa seria. El padre de Dickens fué a parar a prisión por no pagar unas pocas libras y la familia se alojaba con él en la cárcel porque no tenían donde ir.

    Pido disculpas porque en un foro de gente con cultura e información yo vengo a contar pequeñeces que no tienen ni el prestigio de haber sucedido en Europa o EEUU. Pero , señora M, es lo que tengo para dar y lo doy.
    Otras voces mejor dotadas dirán lo suyo sobre el tema: Iva de los alimentos, FUERA YA.
    Saludos.

  3. León, también podes cargar la 45 y salir a robar. Todo es una elección de cada uno. Si conocés los males ya tenés algo para empezar
    a combatirlos.
    Saludos.

  4. Personalmente opino que este país no tiene arreglo, ni en corto ni en mediano plazo.
    Pero si tenés pocos escrúpulos podes hacer dinero ya sea como político o empresario como mi patron que no paga horas extras pero te obliga a hacerlas y las paga cuando quiere y a valor de hora común y por supuesto en negro, amen de dibujar los balances para que den utilidad cero, y no pagar ganancias o sea la ley del más fuertey pillo, el sindicato por supuesto arreglado y así vamos….

  5. Continuación…
    El CLIENTELISMO no se inventó en B.A. Nace de un terrible dilema que forman la pobreza y la falta de educación. El que es pobre no puede estudiar y el que no estudia tiene pocas chances de salir de la pobreza. En provincias y en el conurbano podemos ver las mil caras de este flagelo. Desde un sueldo que se paga a varias personas para que den un número en las oficinas públicas cuando eso lo podría hacer un rollo dispensador, a un cargo en la Administración o un empleo en el cementerio.
    No censuro a quien recibe porque opera bajo necesidad, pero no puedo dejar de preguntarme si el que otorga esos beneficios lo hace por generosidad, por espíritu cristiano, o por propios intereses que se nutren de ese sistema.
    Santa Rosa, capital de La Pampa, es una bella ciudad, prolija, con el olor a leña de las estufas y con gente que podría muy bien pasar como
    la de una ciudad europea. Ropas de marca, autos nuevos y una distensión de ánimo que no se ve en las ciudades. Allí, la mayoría de las personas viven de la función pública, pero a pocos kilómetros, sus compatriotas luchan para arrancarle a la tierra los bienes que luego ellos “redistribuirán”. En esos lugares es muy fácil reconocer quien es cada uno.
    Así como los argentinos renegamos con el imperialismo de EEUU, imponemos un SUBIMPERIALISMO dentro de las categorías económicas del país. El porteño, cuando pasea o viaja, ve estas contradicciones que le resultan transparentes y se enfurece porque con sus impuestos contribuye a financiar ese orden semifeudal donde se puede dormir la siesta.
    LAS PROVINCIAS POBRES no tienen hoy la condena inexorable de seguir siendolo porque las comunicaciones, la tecnología y la globalización le abren caminos que hace veinte años no exisitían. San Luis “fue” una provincia pobre, tanto que en los círcuitos comerciales nadie quería recibir cheques de esa provincia.
    Hasta circulaba un chiste :”yo, de San Luis, no quiero ni el efectivo”.
    Si el director del foro no me veta, tengo para seguir con el caso San Luis, luego El Ahorro y la moneda, con el caso de San Francisco en Córdoba….. Saludos.

  6. Sra. M. no soy analista y mucho menos, agudo.
    Lo de las coincidencias en el foro me inquieta y a veces pienso que los que disienten no vienen a él. Pero he vivido y caminado el país y ya que que menciona a Villa María evocaré la recta llega de Bell Ville, el Bvd. de la terminal, el centro moderno y confortable, la gente atenta y laboriosa, los gringos de la lechería, el queso, el maní, la Aceitera, y muchísimas cosas más que se repiten en la ciudad Capital, en Rio Cuarto, en San Francisco, en la “sieyas” y en todo el territorio de la Provincia. Córdoba es un buen ejemplo de lo que podría ser un Estado Fuerte que ayudara a compensar el desequilibrio nacional. ¿Cómo puede ser que un estado que lo tiene casi todo, permita que su gobernador venga a Baires a mendigar?
    Y aquí corresponde un reparto de culpas porque si Buenos Aires ejerce un centralismo asfixiante allí también debe pasar algo que impide el despegue.

    Continuará….. pido disculpas pero debo salir. Quería no dejar sin respuesta su mensaje que me ha tocado un punto débil. Mañana,domingo, la sigo con tiempo.
    Saludos.

  7. Estimado sr. Amilkar : el iva es el mas regresivo de los impuestos pues si gano $1500 y los gasto todos (no tengo capacidad de ahorro) pago el 21% algo así como $ 300 al fisco. Si gano $ 15000
    (ojo creo que se pagan ganancias) y ahorro digamos $7500 solo estaría tributando sobre mi sueldo un 10,5% .Eso sí, por mas que ahorre el día que lo vaya a gastar es casi imposible zafar del iva, aunque hay algunas transacciones excentas de iva ó con iva reducido: maquinarias, y demás bienes de capitál entre otros.
    Una CONSTANTE argentina es que toda administración critica a la anterior y la culpa de todos sus males (HERENCIA) recibida, pero jamás QUITA un impuesto de su criticado antecesor, como el caso del denostado MINGO y su “brillante” impuesto al cheque.
    Para los memoriosos : el iva ¿ no lo instauró un gobierno militar? ¿ Se acuerdan cuando era “SOLO” del 13% ? SALUTI

    • Bien Gerardo !!! Por el tema de los impuestos y su distribución debe pasar nuestra reconstrucción. El 21% de IVA es una monstruosidad que paga el consumidor, eslabón más débil de la cadena. Pregunta para los que saben: ¿qué costo fiscal tendría suprimir el IVA para los alimentos? No sería mejor eso que dar subsidios/limosnas. Claro que tiene una contra ideológica,se beneficiarían también los monstruosos ricos.
      Otra oposición repugnante vendrá de los funcionarios porque se les achica la caja.
      Que el tema vaya al Congreso y marquemos a fuego el voto de cada uno.

      • Sr. Colombo:
        No sé si es Ud. un agudo analista, o bien si mi opinión sobre su agudeza surge de la coincidencia en el diagnóstico!.
        Desde hace años, vengo pensando el tema de la regresividad y unitarismo en términos reales de nuestro sistema impositivo.
        En el caso de que se suprimiera el IVA de los alimentos de primera necesidad, de los útiles escolares básicos y de la ropa escolar básica, junto con un programa de renta asistida para la clase media, se lograría una REAL REDISTRIBUCIÓN DEL INGRESO, para la clase baja, la clase media baja y la clase media.
        La supuesta “pérdida económica” que un programa similar a este engendraría, puede compensarse fácilmente con un punto más del impuesto a las ganancias, y también aplicando impuesto a las ganancias a los altos sueldos exentos del mismo (léase diputados, jueces y afines).
        Por otro lado, el Impuesto a las Ganancias, tiene la característica de SER COPARTICIPABLE, con lo que las Provincias y Municipios dejarían de ser esclavas de la Kaja.
        Todo esto, con un FUERTE IMPULSO A LA EXPORTACIÓN, con eliminación de retenciones e impulsos efectivos para la diversificación de producción agropecuaria y subsidios a la producción pecuaria, que ha perdido muchísimo terreno gracias a las desastrosas políticas y a la sequía, lograría a mi entender, un cambio positivo, que
        PONDRÍA EN MARCHA REALMENTE EL FEDERALISMO
        INCENTIVARÍA LA INICIATIVA PRIVADA
        INCENTIVARÍA EL CONSUMO DE NO MENOS DE 18 MILLONES DE ARGENTINOS
        REACTIVARÍA POR ENDE LA INDUSTRIA NACIONAL Y EL COMERCIO
        TENDRÍA P0R EFECTO ACABAR RÁPIDAMENTE CON EL VERGONZOSO SISTEMA CLIENTELISTA EN EL QUE SE HA LLEGADO AL HORROROSO EXTREMO DE CAMBIAR VOTOS POR DROGA (PASÓ EN VILLA MARÍA, NO LO INVENTO, DESGRACIADAMENTE LA REALIDAD ME/NOS SUPERA).
        Agradeceré comentarios sobre estas modestas opiniones aquí vertidas…

  8. El foro toma sentido. Desde muy distintos orígenes llegan las inquietudes: Federalismo, coparticipación, stop al populismo y su consecuecia: los ladrones que se cuelgan del sistema, educación como prioridad, formación de un capital con trabajo y con ahorro.
    Udenio indica los pasos inmediatos: Reinserción en los mercados de crédito, repatriación de los capitales que huyeron espantados, Indec, recuperación de la credibilidad. No cabe duda que enfrentamos a una crisis (y van… ). Pero también tenemos una nueva oportunidad. Creo que ahora el cambio vendrá desde las provincias a la capital porque esta vez ellas han sido humilladas. Santa Fe y Córdoba deberán liderar con las otras provincias alineadas. No digo Buenos Aires que con el cinturón del conurbano constituye un caso especial que asfixia a todo el país.
    En el Interior las personas se conocen mejor y las actuaciones de cada uno son más transparentes que aquí donde todos los gatos son pardos. Compatriotas de provincias: a marcar de cerca a los funcionarios !!!
    El cambio vendrá de Uds.
    Saludos.

  9. Sr. Gerardo: Si el iva de la comida sacar, a todos beneficiar.- Hasta a los ricos.- Y a los pobres, a los jubilados, a las cajeras de los super mercados, que son superpoderes reales dentro del sistema perverso del estado al que sirven, un plato mas de sopa, día por medio.- Porque a la mitad de la poblacion, respirar, dentro de poco, lo vamos a tener que hacer con un snorkel, de tan hundidos que vamos a estar,. Pero no importa, o importa poco: con el voto, en el 2011, todo se arreglará.- Gracias al gatopardismo crónico. Que es lo único que crece y crece, como la cantidad verdadera de pobres.-

  10. Muy bueno ENRICO , pero no se olvide que los políticos que tenemos al mando creen en la magia:
    Hay 13 millones de pobres , pero a partir de una nueva legislación…. zas se le empieza a dar a la gente dinero por tener hijos y chau , entramos en la nueva argentina.
    Alguien hizo la cuenta de lo que sale por mes un hijo de clase media? bebe, niño, adelescente…. estudiante, antes de entrar a la población ECONÓMICAMENTE ACTIVA ??
    Digo esto por que se hablaba de $ 200 por hijo , no creo que alcance ni para darle de comer.
    LO MAS “DIVERTIDO” es que nosotros los que laburamos tenemos que pagar por nuestros hijos y por los ajenos TAMBIEN a traves de impuestos NUEVOS que ya se están pergeniando.

    ENRICO: nuestros dirigentes ya encontraron la fuente inagotable de recursos: Seguir asfixiando con impuestos a los que ya pagamos y no tenemos modo de zafar. Eso si cuando los números no dan , las empresas se cierran y la recesión se hace sentir …. algún helicóptero salvador hace su trabajo. La administración siguiente hará borrón y cuenta nueva , bah, cuenta mas ó menos porque nuestro hábito es NO PAGAR , no honrar nuestros compromisos. Me acuerdo de un viejo slogan (estoy viendo el grafitti) de la izquierda :”LA deuda externa no pagar y así poder morfar” ….. bueno la deuda no se pagó , (al menos en un 75%) y el hambre lejos de bajar aumentó. Que tal si lo cambiamos por “TODOS A LABURAR y así poder MORFAR”.

  11. Si Kennedy dijo eso, después de 300 años de vivir el sur A COSTILLAS de los esclavos negros…alquien tendría que haberle dicho lo que cien millones de trabajadores yanquis hicieron por su pais.- Y de paso lo que le chuparon, de la sangre, a latinoamerica.- Y acá podemos contestarle a los sabiohondos, como tales, y a otros curiosos, lo que YA HICIMOS POR ARGENTINA MILLONES DE OBREROS, Y PEQUEÑOS PATRONES, en los últimos 60 años.- Y médicos humildes, con perversos sistemas de explotación de profesionales del arte de curar.- Y de abogados, en tribunales dependientes, dependientes hasta la náusea, de los entretelones del poder y del dinero.- Por ejemplo, de la persecución sistemática del trabajo, condenado a pagar impuestos…por el trabajo personal.- Eso es lo que podemos seguir haciendo por el pais: dejarnos explotar, todos, desde docentes hasta pequeños agricultores, para mantener calientes esos sillones donde se sientan camaristas puestos para decir que sí, como títeres de cabeza de madera.- O bien pagados profesores de universidades privadas, donde la educacion es un negocio…para los que tienen que pagarla, y pueden pagarla.- ¿Que van a enseñar, esos profesores…que no sea la doctrina oficial? Así que si a don Kennedy no le hubieran enseñado de mala manera que VIET NAM era un gran negocio, y que los grandes negocios no se tocan, hoy tendría, por su propio peso contestada su pregunta: tu puedes hacer por tu pais grandes cosas, como pagar por curarte, cuando estés enfermo.- O ir preso, si te quedas con un dólar, que el Tío Sam necesita…para mandar gente a ver que pasa en Irak.- O no hacer preguntas incómodas sobre Guantánamo.- ¿SEGUIMOS PREGUNTANDO…O NOS DEJAMOS DE JODER, CON LA PELOTA…DE LOS 600 MILLONES DE LA TELEVISION?

  12. Udenio.

    Soy Uruguayo de 30, Ingeniero de Sistemas y con escasos conocimientos políticos y económicos, aunque desde que leo tus artículos percibo que estoy un poco mejor parado de cara a poder llegar a formar mis propias ideas.

    Algo que no me sorprende para nada, es lo bien que se aplican la mayoría de tus ideas a nuestro pequeño paisito, salvando las enormes distancias.

    Un saludo.
    Alex.

  13. Sr. Udenio:
    He llegado su sitio web a partir de mis asiduas lecturas en la página web de la nación, desde ese momento he quedado marivillado con su forma de escribir y de analizar los temas, y sobre todo, los criterios y pensamientos que usted tiene los cuales los comparto en su gran mayoría. Tengo 22 años, recientemente graduado de abogado en la facultad nacional de la plata, y por el momento desocupado.
    Circunscribiendome al comentario del artículo, me gustaría mucho deternerme en la frase final de Kennedy, que es quiza en la que debemos refexionar para comenzar a formar una sociedad distinta, y superar ese falso nacionalismo que esta inmerso en esta bella nación a la cual desde mi punto de vista le queda mucho camino por transitar.
    Un gusto leer sus articulos

  14. No hay que cargar tanto las tintas sobre aquellos que piden, apretados por las necesidades más perentorias: Del dinero del Estado viven demasiados argentinos, es cierto, pero a la par de los que piden – no tan a la par, sino en un nivel más alto, por cierto – están los que sin pedir usufructuan y con las dos manos, vulgo funcionarios corruptos.
    Cuando el pedido es para subvenir verdaderos dramas – léase chicos que mueren de hambre antes de cumplir los diez años, enfermos que no tienen lo necesario para comprar sus medicamenteos, etc.,etc.,(y hay varios etcéteras) – no estaría nada mal que el Estado paliara esas necesidades; ahora si el Gobierno considera prioridad cubrir los despilfarros de los dirigentes de fútbol, algo falla en la escala de valores o en el cerebro de quienes así deciden.
    Todos sabemos que los 600 millones que se van a tirar dentro de la fosa de la AFA y que no corren el peligro de volver a las arcas fiscales, son en realidad munición gruesa contra Clarín, pero al menos avisado de los argentinos no se le puede escapar que se hubiesen encontrado mejores destinos para ese “sobrante” de caja, menos, claro, que al que los derivó a esos fines.
    Me encantó la mención al comentario de Don Carlos Saúl I, personaje que pasó de un par de habitaciones en la calle Jujuy del barrio de Once a tener varios palacios con aeródromo incorporado a su exclusiva disposición, y sin pedirle nada a nadie.
    Estamos de acuerdo en que hay gente que espera que el Estado le solucione todos sus problemas, pero para la gran mayoría, esa masa silenciosa a la que únicamente se la recuerda cuando se acercan las elecciones y que todos los días transpira la ropa trabajando, las soluciones jamás le llegan desde Balcarce 50 lo mismo que para los jubilados que hacen estirar los pocos pesos que cobran y para esos chicos que estudian y trabajan para pagarse los estudios. A todos ellos la dignidad les exige no mendigar.
    Considero que el mensaje se aplica a la medida de los “empresarios” que, por ser amigos del gobierno han obtenido prebendas muy jugosas, a los seudo sindicalistas que siguen atornillados al sillón de las secretarías de los gremios y a todos los que de un modo o de otro exprimen a la pobre vaca de los recursos fiscales, y la seguirán exprimiendo aunque vean que en vez de leche, sale sangre.
    Los subsidios que se aplican y se seguirán aplicando caprichosamente salen del bolsillo de los que, a pesar de todo, siguen poniendo el hombro para sostener la ficción de una Argentina democrática, contra la realidad que nos dice que es una monarquía autocrática.
    Por lo demás estoy de acuerdo y me estimula las neuronas leer sus comentarios.

  15. Mis disculpas. Más arriba escribí “hechado” a rodar donde debí decir “echado” a rodar.

  16. roberto landaburu

    Excelente el articulo, Enrico, como todos. Pero bueno, esta es una crisis mas en la que ya estamos, profunda eso sì, porque ademàs y principalemnte toda la sociedad argentina esta enferma. Y tendremos que acostumbrarnos, si queremos realmente salir, a la “Revoluciòn de la verdad”, en Argentina decir la verdad o verdades es ya un hecho sumamente revolucionario. Porque la mentira se encuentra estructurada, de arriba abajo, que corre igualmente transversa.
    Habrà que comenzar diciendo que la gente tiene un solo y principal derecho: ” pedir trabajo”. Que el trabajo dignifica. Que se debe ganar el pan con sl sudor de la frente, y que no se puede robar impunemente. Que todos deben respetar las leyes. Con estas mas algunas cuatro o cinco “verdades” mas, tomadas como “cuestiones de Estado”, Argentina, como siempre, emergera.

  17. Sr. Udenio: Brillante análisis como siempre.
    El temita de pedirle al Estado y ver como se ordeña la vaquita del Estado, es algo de lo que son culpables tanto peronistas como radicales, está (creo) en el gen argentino, he leído documentos históricos en los que caciques tehuelches y pampas le pedían a Rosas yerba y ginebra, parte de un pacto que tenían para no salir a malonear.
    Cualquier coincidencia con los piqueteros actuales NO ES CASUALIDAD.
    Insisto con lo que es (lo sé), mi obsesión: percepción tributaria justa (invirtiendo la pirámide de la actual coparticipación, que expolia a las provincias y las convierte en rehenes del kaudillo de turno y su Kaja) y asignación de recursos razonable, unida a priorizar la educación del pueblo.
    De ese modo, en diez años podríamos ver un cambio…

  18. Creo que hay un desequilibrio entre los que pagan la fiesta (que siempre son los mismos) y los que reciben las migajas de esa supuesta fiesta (que siempre son los mismos). Los que ganan son los mediadores, los corruptos de siempre , es decir el gobierno, que nunca pierde. Al contrario, siempre gana y tienen ganancias extraordinarias. El gobierno y sus lacayos que salen a defender lo indefendible. La corrupción es la madre de todas las miserias.

  19. Udenio, brillante una vez más. La bola se ha hechado a rodar y todos pensamos que con tanto que nos roban lo que pedimos es poco.
    Y un mea culpa: la nota dominante de la iniciativa privada y del capitalismo es no conformarse nunca, pedir siempre más.
    Un saludo y gracias por su trabajo.

  20. Por suerte existe la Ley de la oferta y la demanda, en todos los ordenes, incluso en Argentina a pesar de los gobernantes y economistas.
    Cuanto mas se equivoquen los Kirchner, mas rapido se iran del Poder. Es como las estadisticas, que en los grandes numeros indican que la perinola se volcara en forma pareja en todas las direcciones, aunque en solo tres o cuatro tiros no suceda.
    Pero al menos nos divertimos escribiendo desde internet, es mas barato, no necesitamos perinola y cualquiera podemos participar.
    Por la población, don Enrico, no se preocupe, ira aumentando A PESAR de los errores de los gobernantes, al menos eso es lo que marca la tendencia ininterrumpida. Algunos moriran antes o despues, segun el problema de falta de alimentos o de exceso de dinero (deportes de riesgo, abusos de drogas, …etc.) pero la gente se seguira divirtiendo, seguiremos criticando al gobierno de turno, la mayoria seguira SIN PROPUESTAS pero pasando el tiempo… ESTAMOS EN ARGENTINA, EL MEJOR PAIS DEL MUNDO. Y como corresponde, FESTEJAMOS que MURIO nuestro Libertador, Y SOMOS TAN PATRIOTAS QUE DECLARAMOS FERIADO NACIONAL PARA NO TRABAJAR. Porque trabajar es MALO, el ocio es virtud, holgar patriotismo y ganar plata algo horrible que genera nuevos ricos asquerosos QUE GANAN MUCHAS VECES el salario promedio del argentino peronista trabajador y cumplidor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s