LA PELEA POR EL PODER MEDIÁTICO – Segunda Parte

“Aquel que decide un caso sin escuchar la declaración del otro, aunque la decisión sea justa, no puede considerarse justo.” Lucio Anneo Séneca (A.C. 3-65 D.C.)  Filósofo y escritor hispano. Máximo representante del “estoicismo”, filosofía que focalizaba en la sabiduría, la justicia, el valor y, en especial, en la ética, el principal ámbito de conocimiento.

 

En la primera parte de esta nota, observábamos como los Kirchner parten de la premisa de que las sociedades pueden ser dominadas a través del manejo de los medios de comunicación. Ante esta hipótesis, parecería que ellos aspiran a ser los dominadores. Para lograrlo intentan atomizar el mercado en numerosos medios más pequeños y, por lo tanto, más débiles y manipulables.

La maniobra tiene cierta similitud con la que pergeñaron Perón y Evita cuando, durante la década del 40 hasta 1953, construyeron un colosal holding estatal de medios de comunicación. (1)

No es necesario profundizar demasiado para encontrar las razones por las cuales los Kirchner intentan emular al primer peronismo. Es que, ante el fuerte deterioro de las condiciones económicas y sociales que viene padeciendo la Argentina desde hace años, el matrimonio presidencial ha desplegado un astuto mecanismo de propaganda, con la intención de desentenderse de su responsabilidad por sus consecuencias.

Le han echado la culpa a todos: al neoliberalismo, a los gobiernos anteriores, al FMI, a la derecha, al campo, a la oligarquía, a la crisis financiera internacional, a la extrema izquierda, y a los opositores en general. Pero, por más que lo hayan intentado –y sigan haciéndolo- la mayoría de la población está tomando conciencia de que, después de haber vivido los mejores años de intercambio comercial con el exterior, y después de haber reducido al 50% la deuda externa y no haber pagado nada de la misma hasta el momento –salvo el desembolso al FMI-, la Argentina actual está igual o peor que una década atrás. Los índices reales de inflación, desocupación, pobreza, indigencia y otros; el aislamiento financiero y estratégico internacional; la crispación de sus habitantes y el fomento a la confrontación social, son muy demostrativos de esta situación.  

En estos días, el proyecto de ley se debatió en el senado con el único objetivo de obtener la mayoría necesaria como para llevarlo al recinto. Una vez obtenida, el oficialismo dio por terminado el simulado debate con lo cual, el próximo 7 de octubre, llegará al recinto de la Cámara donde, muy probablemente, será aprobado en general y pasará a lo particular. Cuál será el resultado de analizar artículo por artículo, es un misterio difícil de develar hoy.

 

Hasta ahora, quedaron en evidencia dos aspectos de todo lo sucedido. Uno político y el otro técnico.

El primero, que el gobierno logró plantear con suceso la idea de que aquellos que se oponían al proyecto estaban defendiendo a Clarín y a la vieja ley, cuando en realidad, casi toda la oposición adhirió a la propuesta de enhebrar una nueva ley de medios y a la decisión de acotar el poderío comunicacional del Grupo Clarín. Las diferencias se encontraban en las formas prepotentes y autoritarias con las que el kirchnerismo quería imponer su voluntad, actitud impropia en un estado democrático. Una táctica que el gobierno utilizó fue la de manipular a los indecisos imponiendo la idea de que si el proyecto se debatía demasiado, todo quedaría igual que antes.  

Con respecto a lo técnico, y justamente por la negativa a modificar los conceptos ambiguos que tiene el mismo, la ley tiene gruesos errores que generarán muchos conflictos corporativos en el futuro.

Uno de los foristas de Los Anteojos del Tata, denunció acertadamente en su comentario la crónica tendencia argentina a realizar acciones que aparentan mejoras sociales pero que, en el futuro, terminarán empeorando la situación.

Es muy posible que la nueva ley de medios siga este destino pues, su desprolijidad puede generar tantos problemas de inversión, e impedimentos legales y laborales que, de aprobarse, será de difícil aplicación. Al igual que la ley de medios de 1982, sufrirá tantas modificaciones que en muy poco tiempo probablemente termine siendo indispensable la creación de otra nueva ley.

 LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

“La vida sólo puede ser comprendida mirando para atrás, más sólo puede ser vivida mirando para adelante.”  Soren Kierkegaard (1813-1855)  Filósofo danés. Crítico de Hegel y precursor del existencialismo.

Muy acertadamente, otro forista comentó en Los Anteojos del Tata que: “Estoy seguro que si esta ley la hubiera enviado al congreso Alfonsin o Illia, para citar dos ejemplos democráticos, los análisis de Udenio serian diferentes porque hubieran permitido que se analizara en el congreso y se modificara para mejor”.

Efectivamente, es así, pero no sólo en la política, sino también en la vida misma.

Un psicólogo necesita encontrar lo que piensa y siente su paciente más allá de lo que éste diga. A instancias de Sigmund Freud, se lo llama descubrir el inconsciente. Los analistas políticos se refieren a esa búsqueda como “lo que hay detrás de…”. Por ello, se está siempre alerta a lo gestual, al lenguaje del cuerpo y a los “actos fallidos” (2).

Parte esencial de este trabajo intelectual, es evaluar la historia y el pasado de esa persona. Si un paciente cuya profesión es oceanógrafo le dice a su psicólogo que lo “subyugan las profundidades del mar”, no generará ninguna reacción especial en el terapeuta, pero si a la misma frase la dice otro paciente, cuyo pasado registra acciones de intentos de suicidio, el terapeuta la interpretará de manera muy diferente y se pondrá alerta sobre lo que puede llegar a suceder.

Durante sus seis años de gobierno, el matrimonio presidencial actuó indebidamente con respecto a la comunicación social, por lo tanto, los análisis que se pueden hacer sobre sus decisiones en el tema generarán una alerta inmediata. La discriminación de los gastos de la publicidad oficial para favorecer a los medios adictos a su política; las mentiras del INDEC; el manejo comunicacional del dengue y de la gripe A; el intento de someter a la Editorial Perfil mediante el castigo económico; la negativa presidencial a dar conferencias de prensa para evitar quedar expuestos a responder preguntas críticas o cuestionamientos varios; la calificación oficial de que los agravios e insultos a Clarín aparecidos en carteles y pintadas en la vía pública (coincidentemente simultáneos con las tapas de ciertos medios paraoficiales) eran una “manifestación democrática” (3); el inusual gasto para obtener el fútbol y así apoderarse de su gran audiencia publicitaria sumado al contrato con la productora amiga La Corte para su televisación; y la persecución –ampliamente comprobada- a distintos periodistas críticos con el gobierno, son sólo algunos de los abundantes ejemplos que motivaron a que una gran parte de la población perciba a esta intempestiva ley como una probable trampa urdida por los Kirchner.

También son ejemplos de actitudes sospechosas cuando el gobierno presiona para que la ley se apruebe en tiempo expreso sin permitir cambios, actitud totalmente opuesta a la idea que uno tiene sobre la democracia y los resultados prácticos que deben producir los debates en el Congreso; o cuando exalta a la libertad de expresión mientras se comprueba que el proyecto no incluye ninguna regulación concreta acerca del modo en que el Estado deberá repartir la publicidad oficial entre los medios; o cuando se observa el comportamiento de Canal 7 con la televisación de los debates en el Congreso. ¿Por qué pasa otras imágenes (dibujos animados, documentales varios, publicidad, etc.) cada vez que hablan los opositores? Si esto fue así durante todos estos años con una ley de medios que limitaba el poder comunicacional del Estado ¿cómo será en el futuro con una ley que favorece la concentración del discurso oficialista?

Todas estas dudas sobre “lo que hay detrás de este proyecto” se incrementan cuando ante una pregunta concreta del senador pampeano J.C. Marino, el interventor del COMFER, Gabriel Mariotto, contestó que las empresas contratistas del Estado podían ser titulares de licencias de radio y televisión porque no hay nada en la ley que lo prohíba expresamente. Recordemos el suceso de Radio Del Plata, cuando la contratista del Estado, Electroingeniería, compró la radio y despidió a su periodista estrella, Nelson Castro, cuyos comentarios se oponían a las políticas del matrimonio presidencial.

No olvidemos que los periodistas que trabajan en medios privados cuyas ondas se transfieran a manos del Estado, pasarán a ser empleados públicos y, como sucede actualmente en Canal 7, no podrán emitir comentarios desfavorables al gobierno.

No olvidemos tampoco que los gremios son peronistas –es decir, están comprometidos doctrinariamente con el gobierno- y podrán acceder a tener radios y canales propios, por lo que este partido político incrementará su influencia en detrimento de otros.

El resultado de todo esto es que, según mi análisis, gran parte de la población ya los ha juzgado y da por hecho que los Kirchner quieren crear un latifundio mediático, en lugar de canales y radios públicas de gestión independiente al Poder Ejecutivo.   

 LAS DEMANDAS JUDICIALES

La defensa del gobierno ante la segura presentación judicial de aquellos medios que serán obligados a desprenderse de sus licencias y bienes adyacentes en el término de un año, será que una licencia es un contrato administrativo, por lo que no corresponde el ejercicio del derecho de propiedad.

Para otros juristas consultados, una licencia es un permiso de explotación comercial por un tiempo claramente establecido, que el Estado otorga y que equivale a un contrato privado, en el que hay riesgos de mercado, inversiones y beneficios.

Además, la gran mayoría de los abogados concuerdan que los jueces establecerán como una total incoherencia la relación entre la prórroga de las licencias a los canales de televisión por diez años más, concretada por Néstor Kirchner minutos antes de dejar la presidencia, y el cercenamiento de esos derechos dos años después, durante el gobierno que tiene a su esposa como presidenta.

La Constitución establece que la única manera de romper este tipo de contrato es la expropiación ordenada previamente por una ley que haya declarado al bien como de utilidad pública y, en ese caso, el Estado debe abonar una indemnización previa. Sin producirse éste pago, no hay ejecución posible de la expropiación pues, de lo contrario, sería lisa y llanamente una confiscación indebida pasible de ser catalogada como un abuso de poder.

Cuando un Estado considera que si por imperio de circunstancias comerciales existe una porción dominante del mercado por parte de una empresa, la ley 25156 establece que esa empresa debe desprenderse de alguno de sus activos para corregir esa deformación, pero siempre dentro del plazo de vigencia del contrato. Cualquier tiempo menor, puede ser considerado violatorio al mismo y, por ende, pasible de ejercer una demanda.

 LAS TELEFÓNICAS

La decisión de que las telefónicas no puedan ingresar al negocio audiovisual –otorgada por los Kirchner para obtener el voto de la centroizquierda en la Cámara de Diputados- es paradójico desde varios lados.

En primer lugar, esta medida ha beneficiado, principalmente, al grupo Clarín. Desde que se modificó el proyecto prohibiendo aparentemente este ingreso, las acciones del grupo no han parado de subir su valor. Es que, en la realidad económica del mercado, el mayor daño que podría haber sufrido Clarín no era el desprendimiento de algunas de sus licencias, sino que era el directo ingreso de las telefónicas. Éstas son mucho más poderosas que el grupo argentino y, con seguridad, hubieran reducido drásticamente su actual porción del mercado y su fuerza mediática y económica.

En las memorias de los ejercicios anuales de 2007 y 2008 de Clarín, se explicita con total claridad que el mayor peligro a su predominio en el mercado es la incorporación de las empresas telefónicas al medio audiovisual. Agregan que si bien esta posibilidad estaba controlada, no se podía asegurar que en el futuro esta prohibición pudiera seguir manteniéndose.

En segundo lugar, recordemos que en el mercado analógico, estos dos mundos (la TV-cable y la telefonía) estaban perfectamente diferenciados. Ninguna tenía las posibilidades técnicas de transportar el contenido de la otra. Con la digitalización esto se terminó. Todo puede ser transportado. Ya no existen diferencias sustanciales entre las vías de televisión por cable y las de las telecomunicaciones, por lo tanto, aparecen dos nuevos mundos diferentes pero también claramente diferenciados: 1) el que aporta la infraestructura de distribución y 2) el que genera contenidos (4).

Por lo tanto, no hay razón alguna en dificultar o impedir el desarrollo de las redes digitales (que sería una de las consecuencias probables y lamentables de la nueva ley) ya que estas redes son prescindentes de la ideología que transportan,

Finalmente, el texto sobre este tema no impediría, a pesar de lo anunciado por el gobierno, el desembarco de las telefónicas en el mercado audiovisual, ya que cualquier empresa que tenga una licencia de radiodifusión puede arrendarle a las telefónicas las redes para transportar sus señales. Esto implicaría que, de hecho, las telefónicas podrían convertirse en los verdaderos conductores del negocio dejando a la empresa licenciataria un rol secundario. 

 FINAL DE ORQUESTA PARA LA LEY DE MEDIOS

“Un mentiroso comienza haciendo que lo falso parezca verdadero, y termina haciendo que la verdad parezca falsa”  William Shenstone (1714-1763) Poeta inglés, cultor de expresiones filosóficas breves.  

En el afán de defender lo indefendible, las voces del oficialismo colisionan con el mismo sentido común, como cuando defienden la libertad de expresión y de prensa atacando y descalificando especialmente al periodismo crítico del poder, que es el que, justa y emblemáticamente, transmite la imagen de la libertad de prensa. Por razones obvias, en ninguna parte del mundo la prensa oficialista representa a esa libertad.

Aunque probablemente el mayor absurdo se da cuando los funcionarios kirchneristas afirman que “nunca se vio tanta distancia entre lo que el ciudadano vive en realidad y lo que se supone que es su realidad a partir de los medios” (5).  Con esta frase intentan convencer a la población que la gran inflación, el aumento de la pobreza y la indigencia, la inseguridad y la violencia, la crispación de los Kirchner y la obsecuencia antidemocrática de sus adherentes, son sólo un invento de los medios que le impiden al pueblo darse cuenta del país maravilloso que esta gobernación le está legando.   

 

Es cierto que para muchos políticos, periodistas y empresarios de la comunicación, es imposible no vivir con cierto regocijo este ataque a Clarín ya que, quien más o quien menos, ha sufrido las consecuencias del predominio del poderoso grupo en el mercado, así como es también imposible evitar la envidia que siempre causó su poder de convocatoria.

Pero, cuando los Kirchner plantean compulsivamente este proyecto de ley como un ataque personal a este grupo comunicacional, lo distorsiona y desperdicia una excelente oportunidad para diseñar una nueva ley de medios, moderna, socialmente equitativa y promotora de inversiones de alta tecnología.

Enrico Udenio

3 de octubre 2009

 

(1) Desde los Decretos 13644/43, 23408/44 de la dictadura de 1943, que crearon la subsecretaría de Informaciones y Prensa, cuyas normativas imitaban las reglamentaciones impuestas en Italia desde 1924 por Mussolini y establecieron una comisión para revisar licencias y crear un plan nacional de radiodifusión, hasta la Ley 14.241 impulsada por Perón en 1953.

(2) En psicología se refieren al “acto fallido” como un acto inconsciente de un individuo que refleja un deseo que quiere ocultar por distintos motivos.  

 (3) Frase expresada por Gabriel Mariotto, interventor del COMFER durante un programa de TV.

(4) Fuente: Enrique Carrier, Director de Carrier y Asociados.

(5) Silvia Vázquez, diputada oficialista durante el debate en ocasión del proyecto de ley de radiodifusión. 

Anuncios

33 Respuestas a “LA PELEA POR EL PODER MEDIÁTICO – Segunda Parte

  1. Juankatar, no están festejando.
    Están cumpliendo con un mandato. Hay que movilizar porque de lo contrario, la plata no aparece.
    Si fuera festejo, las elecciones deberían haber entregado otro resultado.

  2. una pregunta general.

    hay algún país del mundo donde se festeje la sanción de las leyes como está ocurriendo ahora en Congreso?

    que terrible es el fascismo

  3. Kafka,

    Le pido disculpas y tiene razón ,pero en todo caso antes de tomar prestadas las palabras de Aliverti informese ya que el objetivo de Aliverti no es otro que a través de un argumento falaz defender la Ley de Medios.

    Una vez pedidas las disculas en lo personal vuelvo a reiterarle ,y esto es lo verdaderamente importante, que el diario El País no “aparece arrojado poco menos que en brazos de los conservadores del Partido Popular”, tal cual dice el periodista en cuestión.

    Si le interesa realmente el tema en cuestión informese realmente de como es el tema en España y como tiene un paralelismo muy extraño con lo que los pasos que se están siguiendo en Argentina.

    Por último, señor Kafka, agradecerle que en los distintos foros de internet en los que busco opiniones, es usted probablemente el único forista normal que están en su línea ideológica y no apela al insulto y a la descalificación como arma.

    saludos

  4. Forista juankatar, le agradeceré que relea lo que subí al foro: se trata de un artículo del periodista Eduardo Aliverti. Y me cito a mí mismo: “no exhibo sus palabras “como un gran ejemplo a seguir”, sino como un aporte a lo que se está discutiendo en esta sección del blog, que se puede compartir o no.”

    Que se puede compartir o no.

    En la nota, que se titula “Sincerarse”, Aliverti no dice que El País “está en brazos del Partido Popular”. Escribe que El País “aparece arrojado poco menos que en brazos de los conservadores del Partido Popular”, (poco menos), como una forma de resaltar el abrupto vuelco editorial de El País, causado por una afectación a los intereses económicos de PRISA.

    No ponga en mi teclado palabras que no tipié.

  5. Muy buen análisis, le faltó considerar un factor que agrava la situación: la poca inteligencia del común de los argentinos, asumámoslo, con unos medios de comunicacion “canalsietizados” los K hubieran tenido un mejor desempeño electoral, pues no solo sus fallas no serían mostradas, sino que lo que el pueblo percibe que son sus fallas tampoco lo serían.

    http://www.politicamen-t-incorrecto.blogspot.com

  6. Juankatar, tranquilo, su discurso no es intolerante, además explícitamente lo dice.
    A veces el entusiasmo colorea el discurso pero eso nos pasa a todos.
    Como decimos, Perón fué un político excepcional pero yo creo que no llegó a ser un estadista. Su éxito fué posible en un país atrasado políticamente como era el nuestro en aquellos tiempos. Como lo sigue siendo hoy después de la esterilización forzada de los interregnos militares. Él, Menem o Kirchner, no resultarían posibles en países razonables.
    No hablemos de Suecia o de Francia. En el Uruguay no hubieran hecho carrera porque allí la cultura política MEDIA es de mucho mejor nivel que en la Argentina.
    Y volvemos al punto de partida: educar al soberano y para esto es necesario integrarlo, darle trabajo, comida, salud. Ya se dijo aquí en este foro lo que es una obviedad: “un hombre con hambre no puede ser un hombre libre.”
    Para mí, el peronismo es una enfermedad de la política que impide la orientación natural entre conservadores y progresistas con los matices que suponen las pequeñas desviaciones ideológicas. Para empeorar el cuadro de esta plaga, los aventureros de siempre se encargan de minar el campo del debate con antinomias suicidas que les sirven a ellos para perpetuar el conflicto y beneficiarse con él.
    En fin, no es fácil, llevará tiempo pero estamos en camino. Las generaciones venideras serán exitosas y cuando lean la historia dirán:
    ¡qué pelotudos que eran los abuelos!
    Saludos.

  7. Señor Colombo,

    Gracias por responder y aprovecho para hacerle una aclaración. Yo no dudo de que Perón fue un gran político lo que pasa es que como dice usted lo que vino después es lo que nos importa ahora.

    Luego tengo dos dudas sobre dos planteos que me hace y ellos estén probablemente en relación a que tal vez no me hago entender bien cuando escribo.

    1) Me habla de tolerancia con lo cual estoy de acuerdo , tal cual hago en mi vida diaria y en miles de circunstancias. Cuando hablo de eliminación lo hago en términos ideológicos y no de ningún otro tipo de circunstancias que se asemejen a cualquier acción no siquiera cercana a la represión. Inclusive debo decirle algo, mi idea parte de una idea de sociedad mejor. A mi en lo personal el peronismo en sí me afecta muchísimo menos que a los que el peronismo dice defender que son las verdaderas víctimas.
    Estoy convencido que estas personas estarán mejor con un estado con instituciones republicanas sólidas y no con esta especie de interna peronista eterna que no hace mas que sumirlos en la pobreza y en la incultura. Y esta segunda, mucho mas grave porque es mas difícil de recuperar que la primera.

    2) No se si cuando dice contrariamente a lo que yo digo es forma irónica o que ya que me tiré media hora respondiendole al señor Kafka sobre algo que dijo desde la absoluta ignorancia respecto al tema de los medios en España. En mi post todo lo que digo lo ví de cerca porque cuando ocurrió todo vivía en España y además a pesar de vivir nuevamente en Argentina tengo con ese país una relación estrecha por cuestiones laborales y familiares (mi mujer es española) lo cual me hace estar informado y viajar habitualmente lo que hace que sienta la necesidad de aclarar algo que no es mas que un argumento falaz para defender ideas propias.
    De este caso hablé porque lo conozco y además porque creo que es fundamental para Argentina saber como se manejan estas cosas en el primer mundo que es donde deberíamos estar a esta altura de la historia.
    En lo que se refiere a la información tal vez podríamos podamos tomar los ejemplos de los países sajones o nórdicos donde los medios SI son independientes y no ejemplos como España o Italia en donde los servicios públicos son mandados por los poderosos.

    De paso y relacionado con algo que acabo de escuchar y de lo que no salgo de mi asombro. Dice la noticia que Chavez acaba de legalizar las milicias populares.
    Es verdad esto??
    Que es lo próximo señor Kafka? D’Elia y Persico con chapa para reprimir o matar?

    saludos

  8. Kafka, no pierda la línea, X no vocifera, al menos no más que Ud.

    Juan Katar, su interpretación sobre el peronismo y el momento que éste vive hoy, me parece brillante y puede que resulte cierta.
    Perón, un grande de la política, rompió el bipardismo natural que existía en la opinión y nos sumergió en el caos que aún vivimos hoy.
    Esta mezcolanza facilita la acción de los aventureros que para lograr sus fines se cuelgan de lo más prometedor, el peronismo.
    Sin embargo le sugiero que tome su propia medicina que anuncia en el primer párrafo: tolerancia. En este caso con los peronistas, que son nuestros hermanos (y no es una metáfora) , porque son millones y sin ellos no hay salida
    Contrariamente a lo que Ud. dice, creo que nos hace mucho bien saber como funciona el Primer Mundo.

    Bernardo Linares, puede ser que a Ud. no le guste el estilo algo barroco de Enrico Udenio, pero no puede poner en duda la calidad de sus análisis.
    Además es honesto, dice de donde viene y adonde va.

  9. Sería interesante que el forista Anónimo fundamentara su tan tajante aseveración de que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual “es lisa y llanamente ‘inconstitucional’…”

    Vociferar es accesorio… argumentar es lo importante.

  10. Sr Kafka,

    y me dejé algo fundamental. Esta lucha de la que hablé antes no es mas que una interna del PSOE entre la gente de Zapatero y de Felipe que como es de público conociemiento no se pueden ni ver.
    Trate de imaginarse esta situación en Argentina con una guerra mediática entre los K y Duhalde porque es lo que puede ocurrir.

    No afirmo que sea así porque evidentemente no soy ni oráculo ni adivino pero le digo la verdad para reafirmarme en mis dichos anteriores al señor Udenio. Ojalá sea así a ver si es posible sacanoslo de encima

    le mando saludos de nuevo

  11. Señor Kafka,

    usted habilmente dices medias verdades respecto a lo que ocurre en España. Si está tan informado no cuenta la verdad?

    El señor Rodriguez Zapatero no le saco a Prisa el control de la Televisión Digital Terrestre. La televisión digital terrestre es una competencia de la Comunidades Autonomas.
    Lo que hizo el Sr. Zapatero fue crear un grupo mediático paralelo de afín a su gobierno y que en sus orígenes no era mas que un simple productor de contenidos llamado Mediapro.
    Este grupo esta prinicpalmente compuesto por catalanes afines al nacionalismo , que fueron sin duda los principales hacedores de Zapatero presidente. Sin ir mas lejos los intereses del grupo están de forma explícita relacionadas con el gobierno ya que la licencia que logró Mediapro para tener un canal de aire y que consistió en el pistoletazo de salida fue concedida durante su gobierno a esta sociedad en donde su segundo accionista es el esposo de la Ministra de Defensa Señora Carme Chacon.

    Si es cierto que le saco logró sacarle los derechos del fútbol a Prisa, pero o casualidad señor kafka no fue una gestión heroíca de señor Zapatero sino que fue algo perfectamente orquestado. En España los derechos del fútbol los maneja cada club de forma individual.

    A diferencia de lo ocurrido en Argentina en donde un reconocido mafioso como el señor Grondona con su sola decisión le dió el fútbol al Estado en España las cosas no fueron tan sencillas pero no has estado exentas de intereses políticos.

    El presidente de la Federación SR. Angel María Villar estuvo a punto de ser cesado en su cargo pero sorpresivamente a último momento logró un voto que resultaría fundamental para seguir en su cargo y que fue el del SR. Joan Laporta presidente del Barcelona.Este Sr. Laporta cambió su voto a último momento por presiones del ex-presidente de su club SR. Nuñez, reconocido empresario hotelero , afín al nacionalismo catalán y el hombre fuerte de España en la FIFA.

    Una vez llegado a este arreglo empezo la extorsión hacia los clubes para que vayan cediendo los derechos a la nueva sociedad. Durante el primer año se dió el caso de intevenciones judiciales sobre que cámaras podían entrar o no a un partido ya que jugaba un equipo de Prisa contra otro de Mediapro.
    Esto siguió pasando pero poco a poco todos los equipos fueron pasando al grupo mediático formado por Zapatero.

    Extrañamente y cualquier simil con Argentina es pura casualidad, al principio estos partidos eran gratuitos y ahora van encontrando un marco legal para ser pagos de forma lenta pero segura.

    Este grupo mediatico estuvo obviamente financiado para sus locuras por los bancos mas importantes de España a fin de conseguir liquidez para sus aventuras. No sólo tienen el fútbol sino que tienen la F1, el basquet, y todo lo que este en disputa a nivel deportivo y que no haya contratado Prisa antes. Esto sin hablar de los presupuestos para realizar películas y series de directores y productor (lo digo sólo en singular porque son ellos) afines a los intereses del gobierno.

    Por otro lado Sr. Kafka quiero decirle que hay en algo que no dice medias verdades sino que directamente miente. El diario el Pais no está en brazos del Partido Popular y de hecho están destapando hace meses una trama de corrupción infernal en Valencia que es el principal sostén del PP junto con Madrid. Yo no soy precisamente un defensor de ese periódico ni de sus ideas pero usted ha faltado a la verdad.

    Se que todo esto probablemente parezca que no competa a Argentina que es de lo que tratamos de intercambiar ideas ,pero creo que nos puede valer como muestra de lo que ocurre cuando un estado está en el control de los medios.

    y no repita latiguillos progres Sr. Kafka que usted es mas inteligente que eso.

    le mando saludos

  12. Sr. Udenio,

    No será que tal vez debamos tranquilizarnos un poco los que queremos un país mejor??

    Como usted mismo dice en su nota los K están tratando de hacer una vuelta de tuerca respecto al control de lo medios tal como ocurrió durante lo gobiernos de Perón. Esto es inapelable y además en la única opción que les queda. Con la realidad evidentemente no pueden con lo cual tienen por todos los medios que tratar de distorsionarla , pero yo quería aportarle otra visión.

    No puede ser esta ley la primera posibilidad seria que tiene Argentina de deshacerse del peronismo de forma democrática?

    Puede ser que mis argumentos estén relacionados con el deseo, pero mi planteo pasa por el siguiente lado: el peronismo históricamente ha sido un partido conservador y de derechas con un disfraz de popular similar al fascismo europeo. Por primera vez desde que el partido existe hay una división evidente y parte del partido está dominado por la izquierda kirchnerista. Esto está provocando un hecho que pasa inadvertido para la mayoría de la opinión pública, pero a mi parecer NUNCA el peronismo estuvo tan debilitado como ahora.
    El normal vacío idelógico en el que estaban inmersos y que les permitía sobrevivir mostrando la foto de Perón ya no alcanza. Hoy Perón no gana mas la interna, los sindicatos están en guerra y los caudillos provinciales haciendo malabares para desprenderser de K sin que les cierre el grifo.
    Los odios personales no les están dejando hacer política para el pueblo y no para ellos y esto puede acelerar el final.

    Es por eso que le digo que no debemos ponernos nerviosos con la ley de medios y al contrario deberíamos usarla para borrarlos del mapa político ya que a través de esta pueden llegar a escupir todas las miserias que llevan dentro.

    A mi no me quedan dudas que esto es sólo el comienzo de una guerra que durará hasta que los K se vayan y que de la misma podemos sacar ventaja los argentinos que deseamos un país coherente, decente , no exluyente , sensato y eyectar definitavamente a los principales culpables de tantos años de fascismo “demócratico” que son los peronistas.

  13. Udenio, cada vez que intento leer algo suyo a los pocos parrafos salgo espantado de la pretenciosidad discursiva, ( estilo Grondona, citar algunos clásicos y poner alguna frase grandilocuente ), y de la falsedad y liviandad de sus afirmaciones y analisis. Mi unica tranquilidad es que ya no vana poder desestabilizar a este gobierno , porque se han corrido muchos velos y la maniobra fue tan evidente y grosera que la gente se cansó , de Cecilia Pando, de los 4 jinetes del apocalipsis y sus piquetes agrochantas y del golpista Duhalde, de la gorda pitonisa, amante de los Spa, del taimador profesional de De narvaez , del contratista Macri y de los grupos mediaticos corporativos y sus coros de periodistas alquilados . Ya fue !, a llorar a las urnas del 2011

  14. Excelente ,lo suyo Sr. Udenio. Pero me aterra la evidencia que “oficialismo “y parte de la que se dijera ” oposición”, minimicen el hecho que se pueda tratar siquiera, algo inconstitucional ( más allá que sus contenidos sean plausibles de ser” modificados” o no.
    Formalmente,la “ley madre”,es el Código político en que los Ciudadanos,por medio de sus representantes libremente elegidos,fijan por escrito los principios fundamentales de su gobierno y, especialmente LAS LIBERTADES POLITICAS DEL PUEBLO… en mi sencillo parecer,ningún “representante” puede arogarse por sí mismo contravenir (ni ” para tratar “ni aún para” modificar”) aquello que en sus articulados está claramente escrito.
    Si bien dice el Sr Nicolás Shumway “Lo importante no sería la Constitución sino el hábito de seguir las reglas de la Constitución, aunque sea imperfecta”, no creo que ni siquiera “el buen hábito de cumplirla ” pueda estar por arriba de ella misma… Porque si todo se reduce “aL habito”, se podría inferir, que también se podría llegar a tolerar ( por mala costumbre) el ” mal habito”de no cumplirla.
    El concepto “de subordinación” a ella que media entre leyes y decretos,ordenanzas y resoluciones dictadas por distintos organismos,no puede conceptualizarse como “un habito”, ( aún para cumplirla)sino una obligación de cumplimiento “sacral” (por así decirlo).
    La Ley de medios es lisa y llanamente ” inconstitucional”, y los señores diputados y senadores ( todos) no deberían caer ” en la trampa” o en el mal ” hábito” ni siquiera ” de tratarla”. Gracias y Saludos,

  15. Lindo tramo del debate !!!

  16. Dice Enrico Udenio:

    “En el afán de defender lo indefendible, las voces del oficialismo colisionan con el mismo sentido común, como cuando defienden la libertad de expresión y de prensa atacando y descalificando especialmente al periodismo crítico del poder, que es el que, justa y emblemáticamente, transmite la imagen de la libertad de prensa. Por razones obvias, en ninguna parte del mundo la prensa oficialista representa a esa libertad.”

    Transmite la imagen. Una imagen no necesariamente es la realidad. La cuestión es cuando la crítica del poder deja de ser periodismo. La imagen en pantalla nos dice: “Todo Noticias – Periodismo independiente”. ¿Es ésa la realidad?

    • ¿Quién es el que puede determinar cuando “la crítica del poder deja de ser periodismo”? ¿Los funcionarios o partidarios del gobierno criticado?

      ¿Qué se entiende por “periodismo independiente”? ¿El que no tiene intereses?
      Todos tienen intereses, incluso el propio gobierno.

      El concepto social de un periodismo independiente es cuando una persona sostiene sus derechos u opiniones sin aceptar la intervención que ejerce el gobierno. Por ello, nunca puede ser independiente una prensa oficialista pues ésta estará al entero servicio del principal poder de un país y no podrá ejercer el mandato social y político que conceptúa al periodismo independiente y que fomenta la alternancia democrática de los mandatarios.
      Fue gracias a la presión de este periodismo que desde finales del siglo XIX, todos los gobiernos se vieron obligados a realizar profundas reformas sociales y políticas. Dentro de este paquete periodístico corre todo: la crítica solapada, la abierta, el complot, el sensacionalismo, la mentira, la especulación sin bases reales, los idealistas, los vendidos, los inteligentes y los estúpidos.

      Es imposible desmalezar este entramado de voluntades e intereses de la misma manera que es muy dificil controlar las desmedidas ansias de poder por parte de los mandatarios. Por ello, una sociedad democrática necesita imperiosamente de un equilibrio, equilibrio del que, precisamente, carece la nueva ley.
      No nos olvidemos que la epopeya periodística de Watergate nunca hubiera podido existir sin el diario Washington Post, diario que, desde ya, también tiene sus intereses personales.

      Enrico Udenio

  17. Con respecto a la cita de Eduardo Aliverti, no exhibo sus palabras “como un gran ejemplo a seguir”, sino como un aporte a lo que se está discutiendo en esta sección del blog, que se puede compartir o no. Si en algún momento palabras de Grondona pudieran ser de consideración, por qué no sopesarlas… Su comentario, Valenzuela, contrastado con la expresión de Héctor Colombo, con quien puedo disentir en su apreciación de Aliverti, pero que no me impide apreciar su apertura mental, devela que el candado ideológico que ha intentado adjudicarme, no es de mi propiedad… precisamente.

  18. No he endilgado obsecuencia alguna a los opositores, forista Valenzuela; he, sí, criticado la obstinación de oponerse, cuasi caprichosamente, a un proyecto de ley, meramente por haber sido llevada a la consideración por Cristina Fernández de Kirchner. Y he intentado, con mayor o menor suerte, rebatir los resbaladizos argumentos que esgrimen quienes, como Enrico Udenio, se enfilan entre los que lo rechazan , atribuyéndole matriz K y, en consecuencia, desdeñando el trabajo de miles de personas que durante años se han preocupado por lograr una ley a la que sistemáticamente han boicoteado los medios concentrados dominantes.

    Cuando hace referencia a los artículos 28 y 34, además de especular con una supuesta imposición de pautas de contenidos, que surge de su particular interpretación del texto, antojadiza o no, omite el forista que “las licencias correspondientes a los servicios de radiodifusión no satelitales que utilicen espectro radioeléctrico, contemplados en esta ley, serán adjudicadas, mediante el régimen de concurso público abierto y permanente” y que las prórrogas de las licencias requerirán de audiencias públicas.

    El bendito inciso a del Artículo 108:
    “No hicimos más que respetar lo que dice la Constitución Nacional”, respondió el funcionario. Escudero replicó: “La Presidenta decía que la actitud de las entidades rurales era destituyente, por lo que ese artículo pudo haberse aplicado para cerrar medios durante el conflicto con el campo”. “Esa es su opinión”, fue lo único que esgrimió Mariotto. (http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1178666, 25/09/09)

    La actual Ley de Radiodifusión confiere mayor, exclusiva e incontrolable potestad al Poder Ejecutivo, a través del COMFER, para cerrar medios… ¿Y? ¿Lo hizo la Presidenta?

    Por otra parte, ¿es poca cosa la “realización de actos atentatorios contra el orden constitucional de la Nación o utilización de los Servicios de Comunicación Audiovisual para proclamar e incentivar la realización de tales actos” como para sancionar con la caducidad de una licencia?

    Y añade el forista Valenzuela:
    “Y por último y lo que será más gravoso para el Estado, el artículo 161, que obliga a las empresas actuales a desprenderse de sus licencias excedentes en el plazo de un año, obligaría a las mismas a venderlas a un precio vil, lo que claramente viola los derechos adquiridos y de propiedad, además de asestar un terrible golpe a la seguridad jurídica en el negocio de las comunicaciones, con las consecuencias que ello devengará para las futuras inversiones.”

    El artículo 161, que en el texto modificado es el artículo 152, dice expresamente que las empresas que deberán desprenderse de sus actuales licencias “…deberán ajustarse a las disposiciones de la presente en un plazo no mayor a UN (1) año desde que la Autoridad de Aplicación establezca los mecanismos de transición.” Lo que a todo efecto práctico significa que en la realidad ese plazo excederá largamente el año. En particular, no me parece tampoco descabellado que se de un plazo de dos años, por ejemplo. Sin embargo, la extensión del mismo no es relevante; decir que las licencias se venderán a precio vil es de una gran ingenuidad (y dejémoslo ahí).

    “El litigio les va a dar tiempo para conseguir compradores ávidos y espacio para lograr criterios más contemplativos de la administración. En un punto, los intereses de las empresas y los del gobierno van a converger: salir de este proceso lo más rápido posible (las empresas, porque los accionistas odian la incertidumbre y prefieren asegurar la integridad de los activos más rentables, antes que meterse en proceso eternos de discusión; el gobierno, porque no se puede mantener la pulseada todo el tiempo). Van a quedar algunas disputas laterales, en las que el Poder Judicial, expeditivamente, partirá la diferencia. Y eso será todo, nadie saldrá herido ni se habrán maltratado animales en la filmación.”

    (…)

    Qué va a pasar si la ley sale como está, o en una versión parecida. Olvídense de la demanda por plata. Aún suponiendo que, con todos estos obstáculos, pueda ser “ganada”, nadie quiere esa victoria: ni Vila, ni Clarín, ni Antena 3 estarán muy interesados en un litigio que les de un prospecto de indemnización a percibir circa 2018, por más que sea una ponchada de plata.

    Lo primero que quieren es el statu quo, y como no tienen un derecho constitucional a eso, lo que van a hacer es actuar para llegar a la segunda situación más parecida a eso.

    La ley va a traer muchos litigios de actores pequeños, que van a tener soluciones judiciales pequeñas, acotadas a sus planteos. Obviamente, toda demanda va a ser magnificada como si hubiera sido un error tremendo del legislador 2009, cuando en realidad, toda legislación que percute sobre un tema donde el movimiento es constante y la visibilidad es alta es constantemente y visiblemente litigada.

    En la justicia argentina se litigan hasta las amonestaciones, así que obviamente va a haber mucho litigio con o contra o por ocasión de la ley de medios. Inevitable.

    Nos interesa la pelea de fondo, pero no la habrá. Me explico: los actores grandes también van a iniciar una guerra de guerrillas contra la Administración, litigando en sede administrativa y luego en sede judicial los mecanismos de transición. Cosa muy complicada, la cirugía bucomaxilofacial de la hidra de mil cabezas va a llevar tiempo y un pallet de anestesias y cautelares.

    El cronograma y las bazas de esa transición no la puede controlar absolutamente el gobierno, no porque no pueda ser mayoría en la autoridad de aplicación, sino porque hay algo que se llama “control judicial”, que va a ser aquí persistentemente requerido y monitoreado, y uno piensa, prestamente ejercido.

    Reteniendo ese dato, decimos: esa transición les va a dar margen para liquidar a buen precio una parte mínima de sus activos a empresarios amigos (de ellos mismos), para crear escisiones o generar nuevas subempresas independientes desde lo formal pero vinculadas “emotivamente” con el grupo, para readecuar sus modelos de negocios a las restricciones duras y blandas de la nueva ley.

    Esto ocurrirá así con independencia del plazo nominal que use el legislador para “apurar” el proceso. Durará mínima y progresivamente un par de años, y un pequeño grupo de estudios va a tener grandes bonus por esta tarea de reingeniería jurídica que ocurrirá, fatalmente y bajo el radar, sin que haya un litigio estructural o un gran fallo de la Corte Suprema.

    Conclusión: ni TN va a desaparecer, ni Rudy Ulloa va a comprar Radio Mitre. Por centrarnos en Clarín, le quedará un pequeño rezago de cosas litigables de quinto orden de importancia en la pintura general del mapa de medios.” (Gustavo Arballo, http://www.saberderecho.com)

    Por otra parte, los mismos que hoy vaticinan tormentas judiciales, profetizaban lluvias de litigios contra el Estado cuando se terminó con la estafa de las AFJP… ¿y?

    El punto, forista Valenzuela, no está en la esencialidad de los tres artículos que cita, sino en que no importa qué se modifique del texto del proyecto de ley; cierta oposición buscará nuevas excusas para no debatir, para correr el arco una vez más; porque su fin último es no tener una nueva ley de medios. Pruebas al canto son las significativas ausencias de este tema en las plataformas electorales de la Coalición Cívica y de Unión-Pro.

    El Frente para la Victoria sí incluyó la nueva ley de radiodifusión en su plataforma electoral.

    En esa cuestión, Cristina cumplió.

    • Alejandro, una demanda por causa de una ley que tiene artículos anticonstitucionales, no es una demanda menor.
      Lamento mucho decirle esto, pero cuando usted dice “cierta oposición busacará excusas para no debatir, para correr el arco una vez más, porque su fin último es no tener una nueva ley de medios”, está mintiendo, inconsciente o preemeditadamente. Usted está mirando para otro lado para no escuchar a casi todos los opositores que han declarado la necesidad de contar con una nueva ley y acotar el poder de algunos medios.
      Con su argumento (descreer de lo que no les conviene ideológicamente creer) usted termina “siendo usado” por los autoritarios Kirchner para implementar una ley de la que ellos sacarán beneficios, entre otros, el intentar disminuir los riesgos de que terminen en la carcel.
      Para colmo, lo más probable es que esta ley, por razones políticas y judiciales, no tendrá mucho tiempo de vigencia por la violencia parlamentaria que tuvo y la nula apertura a las opiniones vertidas por los legisladores de la oposición.
      Gobernar bien una nación no es hacerlo de espaldas a la oposición, sino hacerlo CON la oposición.

  19. Kafka, lo del periodismo en países del primer mundo corrobora que la desconfianza de los ciudadanos es tan grande, que es mejor decirles la verdad que siempre será menos mala de lo que aquellos imaginan en su recelo. Es el fruto de una mayor información, de una cultura política que va en aumento. Esto está impidiendo que los periodistas sigan fingiendo que son paladines de la democracia, la justicia, o lo que es más cruel, de los pobres, cuando son asalariados de un poder que les exige cuidar el negocio. Cocinar a pedido como periodista es un triste oficio y eso es lo que me produce Aliverti, tristeza.
    Desde este punto de vista el “periodismo independiente” no existe. Los frágiles ciudadanos debemos hurgar en contenidos y actitudes para comprender que el cuarto poder es tan peligroso como los otros tres. (Colombo dixit)

  20. Los cuestionamientos que hace Alejandro, que da la impresión de que el tema de la ley de medios lo ha desbordado, debería poner un espejo para verse él y su obsecuencia, en lugar de endilgarle la misma a los opositores.
    Le recomedaría que haga un esfuerzo para abrir un poco su pensar ideológico y acercarse al siguiente razonamiento:
    En especial, hay tres artículos que ENTORPECEN la ley por los cuales la justicia le dará la razón a los que la demandarán y pondrá a esta ley en una dificil situación porque no se podrá aplicar.

    Los artículos 28 y 34, que otorgan a la Autoridad de Aplicación a controlar las emisiones y presenta una situación poco clara que posibilitaría la imposición de pautas de contenidos, lo que viola los artículos 14 y32 de la Constitución Nacional.

    El inciso A del artículo 108, que le posibilita a la misma Autoridad a anular una licencia ante la transmisión de mensajes contrarios al orden constitucional. Como bien lo aclaró Udenio, esta preocupación lo señaló la diputada Sonia Escudero y el oficialismo NO le respondió “de dónde sacó ese invento” sino que contestó que esa probablidad no era viable y si en el furturo se diera así, los perjudicados podrían demandar a la justicia. Respuesta insólita desde ya.

    Y por último y lo que será más gravoso para el Estado, el artículo 161, que obliga a las empresas actuales a desprenderse de sus licencias excedentes en el plazo de un año, obligaría a las mismas a venderlas a un precio vil, lo que claramente viola los derechos adquiridos y de propiedad, además de asestar un terrible golpe a la seguridad jurídica en el negocio de las comunicaciones, con las consecuencias que ello devengará para las futuras inversiones.

    Pero lo que más quisiera resaltar es que NINGUNO DE ESTOS TRES ARTÍCULOS SON ESENCIALES para acotar la injerencia privada, fundamento principal de este proyecto, por lo que no se entiende la persistencia del Ejecutivo en aprobarla sin ninguna modificación que haga más transparente y menos sospechosa esta ley.
    No es necesario ser muy inteligente para darse cuenta que detrás de esta perseverancia está fundamentalmente la trampa de los Kirchner, que como toda trampa urdida sin inteligencia, se volverá en su contra a la corta o a la larga.
    Haber aclarado los artículos sospechados según deseaba la oposición y haber ampliado el plazo de un año para la venta de las licencias excedentes para evitar demandas y perjuicios económicos graves, eliminaba en buena parte la sensación de trampa y no le quitaba nada importante a la ley. Al contrario, la ajustaba mucho más a derecho y la hacía más justa y democrática para esa oposición.

    Por último y refiriéndome a lo que Alejandro trae de boca de Eduardo Aliverti es, para decirlo con elegancia y sin ofensas, improcedente. Es igual a si un conservador le mostraría al forista Alejandro las palabras de Grondona o Neudstat, si éste siguiera vivio, como un gran ejemplo a seguir.
    Eduardo Aliverti es lo que es: un consumo exclusivo para una izquierda setentista, que es de donde proviene él.
    Mis saludos a todos.

  21. Otro aporte:

    “Repasemos una historia sencilla para pensar si en Argentina sería imaginable.

    El miércoles pasado, el primer ministro británico presentó su programa ante el Congreso laborista. Al día siguiente, como reportó el corresponsal de Página/12 en Londres, The Sun, el diario de más tirada en el Reino Unido y el más influyente entre la clase trabajadora y las capas medio-bajas, anunció en su portada que dejaba de apoyar a Gordon Brown. El Grupo Murdoch –uno de los más poderosos del mundo– advertía así sobre su virtual pase a las filas del Partido Conservador, que lidera cómodamente las encuestas de cara a las elecciones del próximo mayo. Fenece de este modo el respaldo que el diario y la corporación le prestaron al laborismo, siempre de manera abierta, desde 1997. Brown, obviamente en preaviso de lo que ocurriría, dijo que “los diarios no ganan las elecciones”. Y su viceprimera ministra señaló que no hay que dejarse patotear. “Hay que salir a la calle y ganar la batalla”, agregó Harriet Harman. Así de fácil, si se quiere, el líder y el partido gobernante de los ingleses fueron explícitamente contestes de que el mayor de sus emporios periodísticos les quitaría el saludo. Y en efecto, se lo pusieron en la tapa. Algo similar sucede en España con El País, del Grupo Prisa, que está en guerra abierta contra el gobierno de Zapatero porque éste osó afectar los negocios multimediáticos de la corporación al abrir la oferta de la Televisión Digital Terrestre: los derechos de retransmitir el fútbol por suscripción nunca estuvieron en manos que no fueran las de una sociedad controlada por Prisa. Y es así que El País aparece arrojado poco menos que en brazos de los conservadores del Partido Popular cuando, desde el fondo de la historia posterior a Franco, el diario llegó a ser definido como la Biblia de los socialistas. La guerra alcanza el extremo de que un dirigente del PSOE apuntó, literalmente: “O el gobierno se carga a Prisa o Prisa se carga al gobierno”.

    ¿Alguien es capaz de ensoñarse con que aquí podría suceder algo similar? No nos referimos a la guerra entre medios y Gobierno, sino a su sinceramiento expreso en cuanto a los apoyos políticos concretos que eso significa. No es chuparse el dedo. Es eso de la sinceridad, nada más o nada menos. De la misma forma en que los grandes grupos de prensa de Estados Unidos y Europa, y también de Brasil y buena parte de América latina (aún comandados, como en Argentina, por la agenda que trazan sus diarios, revistas y periódicos), no tienen empacho en desnudar no ya sus inclinaciones político-electorales, sino, directamente, para quiénes volcarán su bajada de línea. The New York Times, Le Monde, The Washington Post, O Globo, Le Figaro, todo lo que en Italia no cooptó Berlusconi y lo que sí, las publicaciones uruguayas, chilenas incluso, tienen un “contrato” histórico con sus consumidores por el cual advierten no sólo que hablan desde equis lugar ideológico, sino que en procesos electorales o frente a episodios específicos dicen editorialmente con quiénes juegan. ¿Qué diferencia hay con la obviedad de para quién tuercen sus informaciones y opiniones Clarín y La Nación, por caso? Es cierto: semántica, ninguna. Pero ética, sí. Quizá se trate de otro estilo de cinismo. Sin embargo, el periodista interpreta que hay un mínimo respeto por ciertos códigos elementales del ejercicio de la profesión, que consisten en dejar cristalino el sitio desde el que se dice tal o cual cosa. No aparecer arrastrados, en una palabra. Si tomamos nota de esas firmas y esas voces y esas caras que por aquí, abordado el punto de la ley de medios audiovisuales y amparados en la defensa de la libertad de expresión, insisten en hablar de la necesidad de un “periodismo independiente”, hay una distancia marcada con quienes no se permiten usar ese artilugio, esa falacia, esa hipocresía.

    Todos sabemos –los que pertenecemos al ambiente y los que están fuera pero no comen vidrio, porque basta con no ser un analfabeto ideológico– que la bestial campaña de prensa en contra de la ley responde a negocios afectados. ¿Qué tiene que ver eso con la dichosa libertad de prensa? ¿Hace falta resguardarse ahí para criticar el proyecto? No. Podrían hacerlo cuestionando aspectos técnicos dudosos e, incluso, fugando hacia delante mediante el señalamiento de cuestiones socioeconómicas, del tipo de cómo apoyará el Estado a nuevos actores mediáticos que sin el respaldo de las arcas públicas no tienen chance de ingresar al mercado. Pero hagamos lo siguiente, porque cuando una coyuntura es tan ardorosa andan todos sensibles por lo que regla la discusión: saquemos la ley del medio y veamos otras expresiones.

    La Iglesia Católica, mediante su jefe, Bergoglio, volvió a arremeter contra el escándalo de la pobreza y no hay forma de desmentida objetiva. Pero como el desafío es de subjetividad, esperanzado uno en que lo anterior haya quedado claro, también es objetivo preguntarse cómo es que los príncipes católicos descubrieron la pobreza recién ahora. O por qué dan cuenta con tanta fruición. ¿En la dictadura y en el menemato no había un escándalo de pobres? Pues parece que no, si se comparan los documentos y manifestaciones oficiales de los monseñores con la cantidad, calidad y –sobre todo– entusiasmo de los que hacen circular en este momento. ¿Cómo se hace para estar en misa y a la par en una procesión que favorece, o intenta beneficiar, a un bando determinado?

    El largo conflicto en la ex Terrabusi pone furioso al establishment: revela, como con los trabajadores del subte, la terrible incomodidad que le producen unas bases que desbordaron a la patronal burocrática. Y carecen de prurito para meter la cuña de La Embajada. Y avivan el fuego de los automovilistas perjudicados como si el tema central fuese ése y no lo impune de una multinacional que insiste en perpetrar cuanto le venga en gana. La gran prensa sigue invicta en eso: la culpa final es inevitablemente de los laburantes, nunca de sus socios de libertad de mercado.

    ¿Y cómo hace la patota agraria para asimilar su interés al de la Patria? Su principal construcción simbólica continúa pasando por un carácter de apoliticidad, que se pretende con la exclusiva intención de que los dejen producir para generar el derrame de sus buenas intenciones. Es decir, que el Estado sea un estúpido observador incapaz de tocarles el bolsillo.

    En definitiva, no se trata de mejores o peores, sino de la claridad del reglamento. Carrió, por la derecha, es lo único de la oposición que verbaliza sus favoritismos con nombre y apellido. Supo decir que prefiere los monopolios o grandes grupos económicos de la prensa a cualquier alternativa propuesta por el oficialismo. Y los Kirchner, aun cuando se arguya que hay dudas sobre sus intenciones últimas, trazan un relato de centroizquierda por el que también nominan a quienes tienen enfrente. Todo el resto se presenta cual gran otario de la vida.

    Y la pregunta es cuánta gente está dispuesta a creerles.”

    (Sincerarse, Eduardo Aliverti, Página/12, 05/10/09)

  22. “Aunque Argentina es un país comunista hace ya sesenta años de decadencia continuada…”

    ¿Serán las consecuencias de la reciente despenalización…?

  23. PovarchiK, usted hace una mezcla indigerible.
    Rescato la idea de que en todos los tiempos existió una “cocina del poder”. La economía de los dirigidos, dice, contra la economía de los competidores, cuando está claro que en la economía están solamente los que ganan y los que pierden siendo todo lo demás retórica pura.
    Su interpretción histórica es confusa y sus vaticinios, exagerados.
    Aprecio sin embargo su imaginación.
    Saludos.

  24. Olvidó el pitoniso Povarchik que antes del 2018 está el 2012… año en que el mundo se transformará en un paraíso o será borrado del universo…

  25. Cuando acaban los argumentos, nacen las segundas partes, las agorerías y los pseudo oráculos apocalípticos.

    Gracias que aún quedan “descubridores de tierras americanas” que llaman a la sensatez y “novelistas” interesantes.

  26. Muy buena la nota. Correcto el concepto de lo que debiera ser un análisis político.

  27. Udenio, me reconfortó reconocerme en la nota cuando hizo referencia al “otro forista”.
    Con su habitual capacidad, usted puso en palabras mis pensamientos.
    Segun las encuestas solo el 20% de la gente le cree a los kirchner. Creo que esta todo dicho.

  28. Mientras Hitler “cocinaba” el ataque final contra Inglaterra y su sometimiento bajo el racismo en la misma Churchill y Chamberlain discutían si había que atacarlo “ya” directamente y lo antes posible o si debían confiar en su palabra de lo que haría y las esperanzas que prometía.

    La situación de Argentina es parecida, mientras opositores radicales, opositores peronistas y opositores de ocasión discuten entre ellos acerca de como apoderarse de la administración en las próximas elecciones la duma de resentidos compulsivos “cocina” el sometimiento gradual de Argentina bajo la ‘economía de dirigidos’ en contra de la ‘economía de competidores’.

    Aunque Argentina es un país comunista hace ya sesenta años de decadencia continuada esta gente resabio del siglo veinte, soldados en realidad de sus propias personales compulsiones aunque crean ser de una ‘causa’, quieren marchar formalmente sin que se note hacia esa economía de dirigidos.

    ¿Que ocurrirá en realidad?: lo que ocurrirá es que el proceso de concurrencia entre emigración de capacitados y recursos, el enaltecimiento del parásito dirigido para convertirlo en protagonista de farsa productiva y la inmigración de delincuencia desembocará en el crimen organizado con la consecuente balacera callejera y el sexto saqueo decenal de los politiqueros contra los ciudadanos allí por la fecha año 2018.

  29. El seño director del blog pierde algo de objetividad al analizar a la familia presidencial.
    Si se hubieran comunicado los Kirchner tan mal con LA GENTE, o si otros candidatos se hubieran comunicado mejor, Cristina no sería nuestra señora Presidenta.
    Además, sin ser sicologo ni nada parecido, intuyo que don Enrico atribuye a la pareja reinante dotes extraordinarias, gente suficientemente habil como para inventar trampas y planteos, y es posible que no acierte.
    Si analizamos – superficialmente, porque poco conozco de ellos – Cristina es una mujer que nació y se crió prácticamente en la capital de la provincia de Buenos Aires, en una familia de clase media y de padres separados, de modo que es un caso normal de persona normal, que luego conoció a un Pinguino alto e impetuoso, se enamoraron y apenas él terminó sus estudios se fueron al sud y al frio, donde emprendieron una carrera profesional exitosa que al vincularse con la politica resultó mucho mas exitosa, y treparon muchos peldaños quizas demasiado rápido. Hasta que por descarte, casi, el desesperado Presidente Duhalde, que necesitaba cualquier cosa como candidato para impedir que Carlos Menem volviera a la Presidencia, ofreció luego de varios rechazos la candidatura “del comisario”, y ni lento ni perezoso NÉSTOR aceptó. Y por ese motivo (secundario, porque el principal fue que lo votaron bastantes, salió segundo, y que el TURCO MENEM se borró o lo borraron del ballotage presidencial) hablamos de la dinastía de los Kirchner.
    Que Cristina habla bien, lo sabemos, desde antes porque era una de las senadoras mas movedizas cuando representaba a la provincia de Nestor, creo. Y posiblemente admiraba en aquel tiempo a Carlos Menem, igual que Néstor lo hacía. Y lo probable es que a ambos les falte experiencia administrativa, porque ser gobernador de una provincia casi despoblada con una renta petrolera provincial puede ser cualquiera, hasta yo, porque sobra el dinero, fue un disparate quizás que se regalara el Patrimonio Nacional del subsuelo a las provincias, porque se beneficio a pocas, a costa del resto, pero el PACTO DE OLIVOS arreglo todo, y asi estamos.
    Parece injusto suponer que los Kirchner QUIEREN gobernar mal. Es posible que no conozcan un sistema mejor, que no estuvieran al principio suficientemente informados. Y no me extrañaría que le esten preguntando a todos, comenzando por Bill Clinton, como tienen que gobernar para SEGUIR DE PRESIDENTES EN EL 2011.
    Una pareja presidencial exitosa causa envida en todos lados. Eso hace que muchos le endilguen a nuestra Presidenta cosas inexactas, además de criticar todos los graves errores que comete. Y también que existan graves sospechas de que alguien esta metiendo las manos en la lata en forma descontrolada. Pero esto ultimo es habitual tambien en Argentina, sucedió desde 1930, y quizás desde 1810, pero no vale la pena pensar para atras, como bien dice el Director. Miremos el PRESENTE, que es la forma única de entender que sucede. Si LOS KIRCHNER consiguen que se apruebe una ley de medios, es PORQUE el Congreso la aprueba. Y si luego es atacada esa ley de inconstitucional, y lo hace una Provincia (tipo San Luis), demanda directamente ante la Korte suprema, Y esta les da la razón a los Kirchner, sabremos despues de leer el fallo quien tiene razón-
    No es lo mismo libertad de prensa para escribir un diario, que libertad para que todos usen el espacio comun, el Eter Y LLENEN EL AMBIENTE de comunicaciones televisivas, radiales, internet y cualquier otra cosa que se descubra hoy en mas. Porque nada de esto ultimo citado existia en la epoca en que se dictó la Constitución y alguien tiene que ordenar la forma en que los medios funcionen, y ese alguien es el Estado Argentino. A través de sus autoridades elegidas LIBREMENTE por nosotros LA GENTE. A quien no le guste el sistema, le quedan recursos varios, y si al final no consigue, hagamos como dijo el Primer Ministro de Australia respecto de los inmigrantes que quieren cambiar las normas de vida del pueblo australiano: que ejerzan el derecho de IRSE PARA SIEMPRE de nuestro territorio, en busca de lugares que mejor los reciban-.
    No estoy encantado con la performance de Cristina, todo lo contrario, pero confío en que virará el rumbo a tiempo para que la votemos en 2011 como Presidenta en un segundo mandato. Así no perdemos dos años y pico mas en vano. Porque si Cristina no vira totalmente el camino que equivocó como capitana, desaparecerá como política en las próximas elecciones, y tendrá que contentarse con un puesto de diputada nacional por cuatro años, para evitar que la persigan con causas judiciales varias…

    • Germán se pone novelístico y como tal, acierta.
      No solo Udenio sino todos, atribuímos a los mandatarios elegibles, virtudes que suponemos que tienen pero luego la realidad se encarga de desvirtuar.
      Y no descarguemos esta responsabilidad en otros. Sucede que nosotros no conocemos a nuestros candidatos.
      De otra manera, ¿De La Rua podría haber sido candidato? ¿Menem, sospechado de usurpar su título profesional y que recibiera de Neustad el sospechoso elogio de “es un transgresor” , podría pasar a la historia como dos veces Presidente.
      Cristina ha sido una excelente senadora y como tiene tendencia a la retórica ampulosa, todos creímos que era una mujer de avanzada, pero luego la relidad nos impuso de que en todo, atrasa por lo menos treinta años. ¿De quien es la culpa, de ella o de nosotros?
      En este foro, hace poco, moderé a su disgusto
      el ímpetu de una señora que hablaba de verguenza de género y otras enormidades. Me pareció injusto el ensañamiento con la Presidente porque a pesar de sus errores, ella ha sido leal con sus convicciones y a su esposo. Sabe que a la menor vacilación los tragará a ambos el nido de alimañas que los rodea.
      Y también porque evoqué los momentos de
      agonía de Eva Perón cuando aparecián pintadas que decían “viva el cáncer”.
      Amigos foristas, bajemos los decibeles. No falta mucho para que nosotros también seamos historia.

    • Leandro José Pino

      Germán:
      Que los Kirchner hayan ganado las elecciones demuestra el grado de ignorancia y pobreza de interés por lo que ocurre con nuestra vida institucional en nuestro país.
      En cuanta a la lealtad a la que hace referencia, que yo sepa solo los Kirchner y unos pocos elegidos has resultado beneficiados con sus políticas desde que están en el poder, el resto de la población se encuentra mucho peor que en los años 90 y no tiene mas que salir a la calle para comprobarlo.
      La semana pasada estuve en Capital Federal, la ciudad era un caos. Solo escuchaba quejas de todos los porteños, desde los taxistas hasta los comerciantes. La paciencia de la gente se está terminando, yo nunca voté a esta gente y por lo tanto ya esperaba este desenlace desde al año 2003. Tenía cierta información de Néstor Kirchner y su forma de ejercer el poder en Santa Cruz e hizo lo mismo a nivel nacional.
      Si esta ley de medios se hubiese intentado sancionar en un país serio, ya estaría toda la gente en la calle reclamando como sucedió en Italia. Pero parece que prefieren el conflicto solo vinculado a asuntos gremiales porque otorga mas beneficios políticos como ocurre con el caso Kraft. Espero que se vislumbre un cambio a partir del 10 de diciembre auque lo dudo mucho.
      Hoy leí que un senador Cobista y otro de Bussi van a otorgar su voto para sancionar esta ley de medios. Lo cual me produjo una profuda desilusión, no dejo de preguntarme cuanto y que recibieron por su voto a este mamarracho institucional.
      ¿¿LLegaremos en el 2011 a tener un presidente que valga la pena o la solución será emigrar como hicieron nuestros abuelos??. A veces en mi calidad de ciudadano italiano tengo ganas de irme de este país, solo que ya estoy un poco viejo para empezar de nuevo a pesar de que no tengo hijos ni nada que me ate.
      Mañana viernes van a aprobar la ley poruqe ya tienen los votos necesarios y la media sanción de diputados.
      ¿Cómo seguirá esta historia?
      ¿Cómo obtener información confiable como la del señor Udenio una vez que el poder ejecutivo posea estas prerrogativas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s