SUCESOS ARGENTINOS

ESTA NOTA SE ENCUENTRA TAMBIÉN EN EL PERIÓDICO
WWW.LOSANTEOJOSDELTATA.COM.AR

 

EL CAMBIO DE RUMBO DE LA UNIÓN INDUSTRIAL

“La economía es la mitad de la batalla de la vida; no es tan difícil ganar dinero como lo es gastarlo bien.” Charles Spurgeon (1834-1892)  Pastor metodista inglés. Sus sermones se recopilaron y son el más grande conjunto de libros escritos por un solo autor en la historia.

Sin la presencia de ninguna autoridad oficial, la XV Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina marcó un antes y un después en el proceso de la declinación del kirchnerismo. En su discurso, el titular de la UIA. Héctor Méndez, delató el cambio de rumbo político de la entidad cuando quiso aclarar que “nunca (la UIA) fue una entidad opositora ni oficialista sino pluralista”, cuando todos conocen que desde el colapso del año 2002, fue marcadamente oficialista y, desde el 2003, las conferencias anuales de la Unión Industrial ofrecieron un total apoyo al modelo económico del kirchnerismo. Pero, evidentemente, la crítica situación socio-política-económica modificó este apoyo, y dos semanas antes del evento, su secretario, Eduardo Bianchi, llamó directamente a Aníbal Fernández para comunicarle la decisión de que se invitaba a la conferencia a Eduardo Duhalde,  Roberto Lavagna y a los integrantes de la Mesa de Enlace del campo. El Gobierno se cargó de rabia y por primera vez en la historia de las conferencias de la Unión Industrial, la Secretaría de Industria retiró su sponsoreo, usando la misma metodología extorsiva que utiliza cuando discrimina la publicidad oficial entre “los unos y los otros”.
Otro hecho muy significativo lo constituyó que Eduardo Duhalde fuera el orador de fondo. Como broche final del evento, el ex presidente oficializó, frente a los periodistas y por primera vez, su candidatura presidencial para el 2011, aunque la condicionó a que las encuestas lo favorecieran. Las palabras más relevantes a nivel político fueron: “Hay que construir un gobierno patriótico de unidad nacional”  (…) poniendo como eje de ese pacto a la Unión Cívica Radical y al justicialismo, afirmando que “son las dos fuerzas históricas. Los partidos chicos no sostienen la alternancia en el poder. Y no es que esté contra ellos, pero estamos hablando de un acuerdo para 2011, no para 2040”.
 

EN LOS ÚLTIMOS 50 AÑOS HEMOS ROTO EL DERECHO A LA PROPIEDAD

En este marco de la Conferencia, la presencia del presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, había sido interpretada de antemano por los organizadores como una señal de independencia del Poder Judicial. Pero el discurso del titular de la Corte Suprema avanzó en el espinoso tema del derecho de propiedad, con un punto de vista prácticamente opuesto al del Poder Ejecutivo.

Sus palabras, con términos elegidos cuidadosamente para no dar pie a que se lo recusara en alguna causa donde deba intervenir la Corte, resonaron con fuerza por el concepto que de ellas se expandía: “La propiedad es el derecho que protege lo que se ha ganado, es un tema para la agenda. En los últimos 50 años hemos roto esta regla. La propiedad tiene protección constitucional en nuestro país. Es lo que uno tiene derecho a tener y que nadie se lo saque”.  A continuación, Lorenzetti avanzó también sobre los límites del Estado. “Es un principio que viene de hace muchos siglos En Inglaterra se afirmaba que aun en la casa más pobre del reino, donde entra el frío y el viento, el rey no podía traspasar el umbral de la puerta”.

El titular de la Corte Suprema continuó siendo noticia cuando días después, en el marco de una reunión de la Cámara Española de Comercio en la República Argentina, dio una disertación en la que dijo: “Los argentinos con mucha frecuencia creemos que no tiene consecuencia dejar de lado las reglas (…) no es tan importante que la regla sea buena o mala, sino que exista”. Pero probablemente sus palabras más significativas fueron cuando pidió que se concientice que hay que “asumir la interdependencia que existe entre el fortalecimiento institucional y el desarrollo económico”. Para la Argentina, todo un desafío. 

AUNQUE SEA CIRCUNSTANCIALMENTE, LA OPOSICIÓN SE UNIÓ POR FIN

“Los hombres sólo usan el pensamiento para justificar sus equivocaciones, y sólo usan el habla para esconder sus pensamientos.” Francois Marie Arouet (alias Voltaire) (1694-1778). Escritor y filósofo francés. Uno de los máximos precursores de la Ilustración Francesa.

Once de los diez y seis miembros de los partidos de la centroizquierda habían anunciado, a fines de la semana pasada, que formarían un bloque opositor al oficialismo. Fue sumamente significativo que, a días del recambio legislativo, sectores tan claves y afines al oficialismo como un sector de la izquierda, el empresariado nacional, y la Corte Suprema, dieran claras señales de su creciente descontento con el manejo institucional del país. Éste fue el preludio de lo que sucedió durante la tumultuosa jura de los nuevos diputados del Congreso Nacional. La táctica de Néstor Kirchner de anular a último momento los acuerdos entre su bancada y la oposición, para forzar la postergación de la jura hasta marzo, fracasó porque la oposición, por primera vez, consiguió la adhesión de aquellos sectores no oficialistas que, hasta ahora, siempre terminaban plegándose a los deseos del matrimonio Kirchner. Pero esta vez, indignados por la alevosa actitud del ex presidente, dieron quórum, la oposición logró la mayoría y pudo derrotar al oficialismo en su lucha por la supremacía legislativa.

Aquellos que, a partir de esta nueva situación, fantasean con un cambio en los Kirchner, no deben hacerse muchas ilusiones. Por un lado, los opositores no son un dechado de cohesión, y por el otro, el oficialismo sabe que puede usar en provecho propio la postura ideológica -favorable a la estatización de la economía- de varios de los legisladores de esa izquierda, ya que hay importantes proyectos en esa dirección que serán impulsados durante el 2010.

Además, el oficialismo seguirá apostando fuerte para disimular la derrota y congelará gran parte del funcionamiento legislativo porque ya ha obtenido recursos para ello: los DNU; la inusual prórroga de la emergencia económica hasta el final de su mandato; la disponibilidad a destajo del dinero del presupuesto y de la ya famosa “caja”, con la cual se compran diputados y senadores, intendentes y gobernadores. 

NUEVO AVANCE SOBRE EL MONOPOLIO SINDICAL

“Puedo tolerar la fuerza bruta, pero la razón bruta es totalmente intolerable. Hay algo injusto en su uso. Es golpear por debajo del intelecto.” Oscar Wilde (1856-1900). Escritor británico, nacido en Dublín. Genial por su brillantez e ingenio.

No sirvieron de nada las diatribas y amenazas que la Corte Suprema recibió por parte del secretario de la CGT, Hugo Moyano, y de uno de sus fieles seguidores, Julio Piumato, el secretario de los empleados judiciales. En otro histórico fallo (que complementa al de noviembre del año pasado),  los jueces declararon inconstitucional el artículo 52 de la ley de asociaciones profesionales, que limita el privilegio sindical a los delegados de organizaciones con personería gremial. Recordemos que un año atrás, la Corte ya había declarado inconstitucional el artículo 41.a de la ley de asociaciones sindicales y estableció que los sindicatos con simple inscripción también pueden nombrar delegados.

El monopolio sindical fue la herramienta principal con la cual Juan Domingo Perón obtuvo el apoyo de las organizaciones obreras, desbancó a los comunistas y convirtió al movimiento obrero en la “columna vertebral” del peronismo.
Si bien aún falta transitar un largo camino para que el país obtenga un sindicalismo que contemple todas las corrientes ideológicas, y que sea independiente del peronismo, sesenta años de vigencia monolítica se han quebrado.

Probablemente, la historia señalará a Hugo Moyano como el principal factor que permitió esta ruptura del monopolio sindical. Sus tácticas extorsivas e invasivas con el afán de acumular poder, terminaron siendo un boomerang en contra del propio sindicalismo. Puso en evidencia ante la sociedad y ante las otras organizaciones que no tienen personería jurídica, el exceso de poder de la CGT y su utilización cuasi mafiosa para el logro de sus fines.

Los “gordos” (los grandes gremios) y los independientes, críticos del comportamiento de Moyano, ya han comenzado a preparar el tenedor y el cuchillo para el momento en que éste caiga. 

UN FINAL PREVISIBLE

“La razón es esclava de las pasiones”  David Hume (1711-1776). Filósofo y economista escocés, propulsor del naturalismo y del escepticismo.

El proceso de deterioro del período kirchnerista se inicia en el 2006, cuando las cifras del desarrollo socio económico mostraban un panorama muy por debajo de lo deseado. A partir del 2007 se adulteraron esas cifras para ocultar la situación, y se aumentó la presión impositiva en un intento por equilibrarlas. La resolución nº 125 apuntaba a ello. El voto de Cobos impidió esta movida, comenzando una paulatina debacle que el gobierno quiso evitar doblando la apuesta con la incautación, a finales del 2008, de los fondos previsionales que la gente había ahorrado en las AFJP. El resultado de esta acción fue que, por un lado, el gobierno se hizo de un gran caudal de dinero pero, por el otro, generó una increíble fuga de capitales. Empeorando aún más la situación productiva nacional, la grave crisis internacional redujo los precios del comercio internacional de granos.
Cuando Cristina Fernández de Kirchner ganó las elecciones presidenciales en el 2007, lo hizo prometiendo un nuevo estilo de gobernar, más pacificador y negociador. No fue así. La confirmación del mandato de los ministros más cuestionados por la oposición y por parte de la sociedad, su agresividad y falta de asertividad, similares a las de su marido, delataron que su gobierno no cambiaría nada de lo hecho por su cónyuge por lo que, al llegar las elecciones legislativas, el grueso de la población no se dejó engañar más y castigó a los Kirchner con una dura derrota.

A un gobernante perdedor le quedan dos caminos: negociar con la oposición o modificar la estructura de su modelo para cambiar el rumbo de su gobierno.
El matrimonio presidencial optó por un tercer camino: “profundizar el modelo”, lo que simbólicamente significa redoblar las apuestas apostando al mismo número de la ruleta. Para ello era importante mantener movilizados a sus adherentes por lo que intensificó la sensación de detentar el poder total eligiendo un enemigo sencillo, visible, al que culpó de la derrota: los medios de comunicación –en especial el multimedio Clarín.
Luego presionó y arrasó con varias normas constitucionales para aprovechar la mayoría legislativa que aún detentaría hasta el 10 de diciembre, y obtuvo varias leyes a su entera conveniencia.

De aquí en más, seguirá gobernando mediante decretos e incrementará las compras de opositores sobre la base de una de las premisas del kirchnerismo: casi todo opositor tiene su precio –sea éste económico o ideológico le da lo mismo- y, por lo tanto, es manipulable.
Pero como no se puede ocultar el sol con la mano, estas estrategias no le servirán para atraer las inversiones que se necesitan para cambiar su modelo asistencialista y reemplazar los subsidios por trabajo, porque el clientelismo no le alcanzará para ganar las elecciones del 2011.
 

EL DÍA DESPUÉS

La historia política mundial no registra un solo caso en el que esta táctica – de todo o nada- haya dado un resultado positivo. No puede cambiar el desenlace. Lo que modifica es el estilo del proceso terminal. En lugar de una declinación en “cámara lenta”, lo que provocará es un sorpresivo y abrupto final. Al igual que en una mesa de juego, redoblar lo apostado lleva indefectiblemente a una última jugada en la que se pierde todo.

¿Por qué los Kirchner eligen este desenlace? ¿Se trata de una táctica pensada en pos de alcanzar un objetivo difícil de imaginar por nosotros, los mortales? ¿O es, simplemente, una elección derivada de su inoperancia e incapacidad para gobernar el país?

Dentro de unos años, y con la distancia adecuada de los hechos, se lo podrá explicar mejor.

Hoy por hoy, lo que se visualiza es lo más parecido a una desesperante carrera para no perder el poder. Un poder que les permita eludir los juicios por corrupción y enriquecimiento ilícito que los amenaza a la vuelta de la esquina.

No importa lo que hagan para evitarlo, el final es previsible.

Lo que queda para esa gran mayoría de la población que se encuentra en la vereda de enfrente, es esperar –y rogar- que este modelo económico estatista y asistencial haga el menor daño posible a las estructuras productivas del país, para que el gobierno que le suceda en el 2011 pueda encarar un programa socio político y económico que permita una fuerte expansión de la inversión privada y del trabajo, la salud y la educación, en un marco de democracia, seguridad jurídica y reglas de juego estables.

Es hora de dejar atrás la mirada hacia la conducta de los Kirchner y pasar a ocuparnos de lo todo lo que hay por hacer a partir del día después.  

Enrico Udenio

11 de diciembre 2009

Anuncios

5 Respuestas a “SUCESOS ARGENTINOS

  1. tengo 65 años y un sabor amargo al no poder ver a mi pais en un camino que necesitariamos para poder vivir en armonia y paz , pobres nuestros hijos y nietos

  2. Sería muy bueno un análisis de Udenio acerca de la increible venta del 15% de repsol YPF a la familia Esquenazi, el negocio de la obra pública y el negocio del los juegos de azar. También de los mágicos subsidios. Si lo que publicó Luis Majul en el libro “el dueño” es cierto solo la mitad de lo que sospecha habría que pedir cadena perpetua a Néstor Kirchner y su mujer.

  3. esta en la propia genesis del peronismo su autoritarismo, el mismo solo procura la permanente permanencia en el poder, solo si permanece en el poder existe, no sabe oponerse, no juega el juego democratico con buenas artes, lamento otra oportunidad perdida.-
    saludos

  4. Señor Udenio:
    Le recomiendo leer el libro “El Dueño” de Luis Majul. Es excelente para conocer quien es Néstor Kirchner en realidad.
    A unión Industrial solo le interesa el mercado interno, y son muy pocas las industrias a las que le está yendo bien en este momento. Casi todos están endeudados, si a eso le sumamos la inflación con los consiguientes pedidos de aumento de salarios y la coersión del general Guillermo Moreno con sus benditos acuerdos de precios se completa el panaroma de los últimos 3 años (Ni hablar de las pymes que tienen un acceso muy limitado al crédito y que concentran el 70% de la masa laboral). En un principio respaldaban al gobierno por la limitación a las importaciones que nos hacen rehenes de la oferta disponible al precio que acuerdan que siempre es más caro de lo que debería ser, un ejemplo típico son las empresas tecnológicas como ya mencioné en otros comentarios. Se debería fomentar la industria útil y permitir las importaciones de bienes que resultan demasiado costosos el producirlos en el país. La salida de Argentina es la indutria alimentaria y el agro en general. No se me ocurre de que forma puede sustentarse este país si no es con el agro. Ya se pasó la época en que podíamos vivir del endeudamiento. La Argentina es mala palabra en los principales centros financieros del mundo desarrollado.
    Me preocupa la lógica que va a seguir este gobierno con los opositores, ya sacaron de combate a Mauricio Macri con el escándalo del espionaje, todavía quedan varios y ya demostraon en años anteriores que fácil es ensuciar a los opositores para sacárselos de encima. Intuyo que vamos a tener varias sorpresas más.

  5. Resta decir “amén”. Así lo digo breve… y claro.
    ¡Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s