EL ARRIBO DE LA DERECHA DEMOCRÁTICA AL PODER

ESTA NOTA SE ENCUENTRA TAMBIÉN EN EL PERIÓDICO
WWW.LOSANTEOJOSDELTATA.COM.AR

Las recientes elecciones presidenciales en Chile significaron una sorpresa para los argentinos por varios motivos: 1) por el respeto mostrado por los vencidos hacia los vencedores; 2) porque la vencedora fue la derecha, liderada nada menos que por un multimillonario; y 3) porque este triunfo fue obtenido compitiendo contra la coalición de izquierda que está en el poder y cuya presidenta, Michelle Bachelet, ostentaba el impresionante porcentaje de 80% de apoyo a su gestión.Un rápido análisis traduciría este impactante resultado como que la mayoría de los chilenos estaban satisfechos por los logros obtenidos durante los veinte años en que la coalición de izquierda estuvo al mando del país pero que igualmente querían un cambio. En estas circunstancias, la derecha fue la que convenció más al pueblo de que ellos eran la mejor posibilidad de cambio sin modificar el rumbo socio económico que había impuesto la izquierda.

Para los argentinos, todo esto suena a ciencia ficción, aunque no debería ser así porque, como dije en mi nota “Una izquierda muy particular”, la derecha tiene grandes posibilidades para que en las próximas elecciones presidenciales del 2011 o, a más tardar, en las del 2015, pueda acceder al poder en la Argentina. Los horrores del peronismo kirchnerista, y las intolerancias y la agresividad de la izquierda argentina, están inclinando la balanza política a favor de la aparición de una nueva derecha.

¿DE QUÉ SE TRATA ESTA NUEVA DERECHA?“La sociedad liberal se paralizará si deja de ser autocrítica.”
Octavio Paz (1914-1998) Poeta y ensayista mexicano, Premio Nobel de Literatura.

La derecha democrática, o también denominada centroderecha, ya gobierna en gran parte de los países desarrollados del mundo, o en su defecto, es una alternancia firme y constante de acceso al poder.
Los partidos políticos insertos en esta una nueva derecha pueden llegar a ser más conservadores o más liberales, según sea el poder que los respalde, pero en ambos sectores se ha gestado un naciente espíritu progresista.
Tiene un discurso más cercano a las clases más pobres y acepta algunos principios “keynesianos” respecto a una mayor intervención del Estado en la economía, y algunos principios socialistas en lo que se relaciona con la ayuda estatal a los sectores más carenciados.
Podríamos arriesgar la opinión de que hoy la flexibilidad política y económica cambió de bando. Lo que antaño era un distintivo de la izquierda, se ha convertido en un estandarte de la nueva derecha democrática liberal.Sus ideas se apoyan sobre las siguientes bases:

– Es democrático, representativo y republicano.

– Es capitalista y promueve la economía de mercado, con su libre juego de la oferta y la demanda.

– Entiende a la propiedad privada de bienes como un derecho básico sobre el cual se asienta el desarrollo económico de una nación.

– Rechaza el rol del Estado intervencionista cuando atenta contra las libertades individuales del hombre así como contra las posibilidades de desarrollo genuino de una nación.

– Entiende como genuino a todo aquello que resulta de las fuerzas naturales y espontáneas del mercado.

– También adhiere al concepto fijado por John Keynes al promover la intervención económica del Estado en aquellos sectores donde los privados no pueden o no quieren ocuparse.

El discurso de la centroderecha

  • Considera que las principales funciones del Estado deben ser la defensa de la soberanía de la nación, la seguridad y el mantenimiento del orden haciendo cumplir las leyes vigentes, los servicios sociales básicos, la provisión a toda la ciudadanía de un buen nivel de educación y de un servicio de salud eficiente.
  • Defiende la educación pública gratuita tanto para el nivel primario como para el secundario porque considera que sólo a través de la educación el pueblo podrá insertarse en el desarrollo. Respecto de las universidades públicas sostiene que deben ser aranceladas para los estudiantes de las clases sociales medias y altas, pero subvencionadas para los sectores más humildes.
  • Con respecto al Estado investido en el rol de empresario, organizador productivo, administrativo o de servicios públicos, considera que siempre ha sido y será ineficiente por causa de una burocracia imposible de eliminar.
  • Defiende un mercado altamente competitivo. Hace hincapié en que, cuanto mayores sean las restricciones burocráticas a las empresas, mayor será el freno que tendrá la creatividad de las personas. Sostiene que los países con más libertad económica son los más ricos.
  • Aunque evalúa muy injusta la actual distribución de la riqueza, considera que la pobreza o la riqueza no tienen necesariamente que ver con la acumulación de la misma en unos pocos, sino con circunstancias individuales. Es decir, diagnostica que la economía de un país es dinámica y que, por lo tanto, de ninguna manera el aumento de las riquezas para unos significa que hay que quitárselas a los otros.
  • No acuerda con la imagen idealizada de un mundo igualitario. Considera que la igualdad debe conseguirse en la línea de largada y dejar luego librado a las propias capacidades la línea de llegada. Reafirma que la educación es el motor principal para lograr esa igualdad de oportunidades.
  • Como estrategia para su desarrollo económico implementa una política de impuestos bajos que les asegure una evasión mínima, el equilibrio del presupuesto fiscal, la libertad –con mayor o menor control del Banco Central- del cambio monetario, la reducción de los subsidios económicos empresariales, el fomento a las inversiones nacionales y extranjeras, la construcción de un fuerte mercado de capitales para que las industrias puedan obtener créditos a tasas y plazos razonables, y la reducción de los aranceles aduaneros.
  • Acuerda con la integración al mundo globalizado pero tomando las medidas necesarias para evitar la formación de monopolios y oligopolios, que son los grandes enemigos de la competencia.
  • Su política laboral promete favorecer el aumento del empleo a partir de cierto nivel de flexibilización laboral y descarta al Estado como creador compulsivo de empleo, precios y salarios.
  • Apoya un sistema provisorio de subsidios para el trabajador desempleado y los sectores más carenciados.
  • Hace hincapié en la protección del medio ambiente y los derechos de las minorías.
  • Considera esencial la independencia del poder judicial y el mantenimiento de las reglas de juego económicas y legales a través del tiempo, en especial, la defensa irrestricta de la propiedad privada.
  • Denuncia que en el gobierno de la extrema derecha, el Estado no asegura el derecho con violencia, sino que hace de ésta su derecho, ejerciendo el poder sin darle importancia a su legitimidad.
  • Denuncia que en el gobierno de la extrema izquierda, el Estado anula o condiciona fuertemente las libertades individuales de la población y la deja indefensa ante la estructura del poder representado por la burocracia del partido dominante. Esto hace que la única defensa para aquellos que no acuerdan con el régimen sea la huída efectiva o económica del país.
  • Supone que la falta de la propiedad privada en el comunismo o las fuertes restricciones a la misma en los gobiernos populistas impide que las fuerzas naturales, que llevan a un hombre a buscar su progreso individual, puedan funcionar. Piensan que, hasta el momento, la historia muestra que la sociedad corporativista y dirigista ha sido derrotada por la sociedad capitalista.
  • Promueve constantes diálogos y negociaciones con la oposición y no tiene reparos en trabajar con individuos de diferente ideología.
  • Evalúa que las políticas estatistas han conducido históricamente a las naciones que las han aplicado, al atraso y a la miseria, comparadas con aquellos otros países que no las aplicaron.
  • Manifiesta que los discursos de desarrollo económico y social de la izquierda, tanto sea la extrema como la democrática, rebosan de buena voluntad sin considerar al principal escollo que son las fuentes de financiamiento para que se puedan llevar a cabo esas propuestas.
  • Critica a la socialdemocracia por preocuparse más por la distribución de la riqueza que por la producción de la misma, basándose en la idea de que el criterio de realidad indica que para distribuir algo hay que producirlo previamente.
  • Rechaza la hipótesis que tiene el socialismo desde hace ciento cincuenta años acerca del derrumbe inevitable del capitalismo, afirmando que no se ven los signos que anuncien esa caída.
  • Considera absurda la postura del marxismo de querer darle una base científica al socialismo basándose en el simple hecho de que el trabajador no recibe el valor total del producto de su trabajo. Entienden que se trata sólo de una creativa especulación filosófica.

 

LA SITUACIÓN DE LA DERECHA EN ARGENTINALas causas de la crisis económica estructural a partir del peronismo, deben buscarse no, como gusta la derecha, en él, sino en la protección a esa pequeña y mediana burguesía industrial.
El predominio de la industria ligera sobre la pesada, de la industria de bienes de consumo sobre la generadora de bienes de producción, del mercado interno sobre el comercio exterior, provocó el desequilibrio permanente de la balanza de pagos, la escasez de divisas, la inflación, lo que trajo a su vez la incapacidad para importar bienes de capital, maquinarias y equipos”.
Juan José Sebreli, Sociólogo. Extraído de “Los Deseos Imaginarios del Peronismo”, Legasa, 1983.

El sistema económico que actualmente impulsa la centroderecha en el mundo es el liberal y, en lo que se relaciona a lo político, promueve la democracia representativa con fuertes límites a la concentración del poder.

En los países en los cuales, con posterioridad a la segunda guerra mundial, se instauraron gobiernos totalitarios con una orientación nacionalista de derecha (algunos, fascistas y militares; otros, populistas y demagógicos). Esto determinó que en algunas naciones, Argentina entre ellas, a la ideología de la derecha se la confundiera equivocadamente con el fascismo o con el extremismo reaccionario. Esta idea fue también abonada en nuestro país por causa de los escasos antecedentes que hubo sobre una derecha democrática.

Podemos recordar las ideas de un ingeniero especializado en economía, Álvaro Alsogaray, que, desde la década del ‘60 y durante treinta años, intentó infructuosamente en dos ocasiones organizar una fuerza de derecha liberal que pudiera pelear el poder político a través del sufragio popular. También durante la década de los 90 y principios de ésta, otro economista, Domingo Cavallo, formó un partido político con el que obtuvo buenos resultados electorales, pero su estilo de personalidad proclive a los desbordes emocionales, sumado a algunos errores de estrategia política, lo llevaron a desperdiciar una gran oportunidad de llegar democráticamente a la presidencia.

A su vez, en las elecciones presidenciales del año 2003 hubo un intento de construir un partido de centroderecha, genuino en su ideología e impecable en sus antecedentes democráticos. Liderado por el economista y radical Ricardo López Murphy, con probada conducta democrática y sin antecedentes que lo ligaran con la extrema derecha ni con las pasadas dictaduras militares, realizó una fenomenal campaña, no prevista por ningún analista político dos meses antes de la fecha de la elección, pero luego fue fagocitado por el peronismo kirchnerista y desapareció de la lucha política.

Últimamente, el ingeniero Mauricio Macri, respaldado por una eficiente gestión realizada al frente del famoso club deportivo Boca Juniors, y con discurso muy cercano al de la derecha democrática europea, conquistó la gobernación de la Ciudad de Buenos Aires. Se trata de una de las más firmes esperanzas que tiene la centroderecha para llegar al poder de la República Argentina.

COMO ADVERSARIOS PROGRESISTAS Y NO COMO ENEMIGOS

La tarea del educador moderno no es podar las selvas, sino regar los desiertos”
Clive Staples Lewis (C.S. Lewis), (1898-1963), célebre novelista y poeta inglés.

Desde las elecciones presidenciales de 1945, hasta las últimas elecciones de 2007, una gran parte de los votos de la centroderecha se repartieron, en general, entre el partido peronista y el partido radical, según las circunstancias de cada momento. Por lo tanto, cuando se aplicaron algunas políticas socio económicas afines a la derecha, fue sólo dentro de algunos mandatos de estos dos partidos mayoritarios, que no contaban con una ideología definida y organizada coherentemente.

Muchos argentinos y no pocos analistas políticos están convencidos de que mientras exista el peronismo, con su ideología del poder por el poder mismo, la Argentina no tiene probabilidades de ingresar, como Brasil, Chile y Uruguay, a una sociedad en la que el poder político se reparta alternativamente entre la izquierda y la derecha, midiéndose, y tratándose, como adversarios progresistas y no como enemigos extremistas.

Ojalá que estén equivocados, porque estoy convencido de que para poder despegar y caminar hacia un mejor futuro socio económico, el país necesitará de sucesivos gobiernos de distinto signo ideológico que se alternen pacíficamente en el poder sin destruir lo previamente construido por el otro. Pero se debe tomar conciencia de que el peronismo tradicional no puede quedar fuera de este juego político.

Enrico Udenio
20 de enero de 2010
Fuente: “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, Enrico Udenio, 2004, Edit.Ugerman.

Próxima nota: “La Argentina necesita de una izquierda democrática y republicana”

Anuncios

14 Respuestas a “EL ARRIBO DE LA DERECHA DEMOCRÁTICA AL PODER

  1. Sí, Andrea, tenés razón.
    Éste es el gobierno de los pobres porque en lugar de promover las inversiones para que accedan a un trabajo digno, los estratificó en la pobreza y los esclavizó a una dádiva.
    ¿O acaso crees en los indices del Indec??????

  2. Estoy cansado fde prender la radio y la TV y ver como el periodismo corrupto comprado con publicidad del campo no hace mas que desgastar al gobierno del pueblo laburador. Me da asco, el periodismo y la derecha corrupta que tenemos. Seguire votando a los K, porque estoy cansado de ver como tiran mierda todo el tiempo, en verdad, la derecha y los medios, son golpistas, son gorilas, y ademas, estan comprados con publicidad del agro, sin perder de vista que viven mintiendo, y adoran a los milicos. Decde Magdalena, hasta grondona, jamas estuvieron del lado del pueblo laburador, solo defienden los intereses de los ricos. La gente se cansa, y si los cagan a trompadas, se las tienen, bien merecida. Si la derecha gorila, y el multimedio oligopolico de clarin, la nacion, e infobae, viven atacando el gobierno de los pobres, aguantense al de bronca, porque ya nos tienen podrido, con destilar tanta mierda, y tantas mentiras. Eso si, para el gobierno de macroi, ni una critica, gobierno que por cierto, no cumplio ni uno de los objetivos que se propuso, como terminar con la inseguridad. Este blog es una muestra de la mafia, mediatica, sojera, y golpista

  3. el periodismo esta comprado con lapublicidad del campo, y por la derecha fasista de macri, y el oligopolio clarin.
    Si la gente comun se harta de todo esto, no veo mal que los caguen a trompadas. hace anos que el periodismo, viene jodiendo alas clases bajas, y a los periodistas que son de izquierda, lo rajan de los medios, asi que, no veo ml, la gente se cansa, y ahora se ven los sintomas. periodistas de derecha siempre defendiendo el bolsillo de los ricos, la gente se esta cansando, de ustedes

  4. Hoy en día, un periodista independiente es el que es independiente de quien le paga el sueldo.
    Es fácil, cómodo y seguro ser ¨independiente¨de todo lo demás.

  5. Estimado Damian Andrés.
    Las notas de Enrico Udenio sobre las ideologías democráticas consisten de dos partes: la referencia a la derecha (“El arribo de la derecha democrática al poder”), y la de la izquierda (“Una socialdemocracia para la Argentina”).
    En ambas notas, el director describe el discurso positivo y negativo de cada postura idceológica.
    Por lo tanto, si desea leer el resúmen de elogios sobre la izquierda democrática puede ingresar a la nota mencionada (“Una socialdemocracia para la Argentina”).
    Muchas gracias por su constructivo aporte.

    La redacción de Los Anteojos del Tata.

  6. Enrico
    Coincido con usted en gran parte, y al igual que usted creo firmemente en la alternancia ideológica y democrática. No obstante creo que la nota en general es bastante tendenciosa al hablar de la derecha democrática y sus maravillas. Las características de esta centroderecha tiene que ver como usted dice con la centroderecha europea. Me gustaría leer algo relativo a la centroizquierda europea.
    Es definitivamente una cuestión cultural , pero si me permite, cada vez que escucho la palabra derecha tengo escozor. Porque me remite a la imagen de Braden y la United Fruit, del gral Videla y el genocidio, el Ministro Martinez de Oz y su planes, la flexibilización laboral, la Convertibilidad, la privatización indiscriminada de empresas estratégicas, etc etc. Y mas aun cuando usted nombra, como intentos de esta centroderecha democrática, a Alsogaray (ministro de un gobierno de Facto) y a Cavallo (padre de ajustes socialmente destructivos y padre de la convertibilidad a ultranza, que ya sabemos en que desembocó). Deseo, aunque reconozco lo naive de mi anhelo, el surgimiento de opciones menos crispadas y extremistas, mas socialmente sensibles y por sobre todo con planes sustentables en el largo plazo

  7. Enrico udenio difiero ampliamente con usted y su bulgar ideologia espero alguna vez alguien lo ponga en su lugar…apoyo y siempre lo hice al señor martin lustou q dio catedra de como se tiene q llevar a cavo el labor de un economista fiable, respetable y con mucho futuro no como otros dinosaurios q dejan mucho q desear….

  8. Ejemplo notable el de Chile y por eso están en una senda inalcanzable para la Argentina. Creo que en Brasil, a pesar de la excelente gestión de Lula, va a ganar también la centro derecha en las próximas elecciones.
    Coincidom plenamente con usted en que una de las claves para salir adelante es la alternancia ideológica. Yo me considero, como mencioné en otros comentarios, de centroderecha. En este país se ha comprabado sobradamente la ineficiencia del Estado pero también se ha comprabado que si el mercado no es regulado mínimamente aparecen notables inequidades.
    Creo que se olvida de mencionar a Eduardo Duhalde que también es considerado candidato de centroderecha a pesar de ser peronista.
    Todavía sueño con el día que emprendamos el camino de Chile, Brasil y Uruguay. Solo con 4 años de hacer las cosas bien podemos alcanzar a Brasil (proporcionalemente), según algunos economistas optimistas.
    Como siempre, saludos Udenio. Le cuento que aca en Bahía Blanca tenemos una temperatura de 45 Cº pero no quería perderme de leer su análisis, vale la pena pasar calor con tal de leerlo.

  9. Gracias Sr. Udenio, creo que ha sido muy útil, y coincido con la mayoría de los conceptos volcados, a pesar de ser una apretada síntesis.

    Estimado C. Romero, hay algo en lo que Ud. tiene razón al relativizar la diferencias ideológicas de derecha – izquierda, después de haber superado el período en el que fue más aguda, que fue durante la denominada “guerra fría”.

    El Sr. Udenio para mí ha sido muy claro, y es difícil ser tan sintético, puesto que la cuestión ideológica de la derecha – izquierda tiene muchos matices, y varias dimensiones o ejes más, que por lo general se le adicionan.

    Siempre aprendimos que esta diferenciación había nacido durante los acontecimientos de la Revolución Francesa, con la ubicación de los “jacobinos” cuestionadores a la izquierda del Presidente, y los más conservadores con las tradiciones monárquicas a su derecha.

    Más allá de su origen, lo que se perpetuó siempre fue esa diferenciación “más conservador” vs. “progresista, o de vanguardia”.

    Durante los años posteriores a la 2da. Guerra Mundial, era más que clara esa diferencia ideológica al principio. Aludía a la oposición capitalismo vs. comunismo. Luego, con el tiempo ya empezó a sufrir “moderaciones”. Por ejemplo, -y a eso me refería con las otras dimensiones o ejes- muchos partidarios de la izquierda comunista (como Sartre), se fueron alejando, por no estar de acuerdo con formas de gobierno totalitarias.

    En la actualidad, la diferenciación derecha-izquierda a mi modo de ver, no es tan marcada, y los matices diferentes como bien dice Udenio son sólo en algunos aspectos, pero son importantes de discriminar, porque constituyen patrones de pensamiento diferentes.

    Por ejemplo, la mayoría de los países desarrollados tienen gobiernos de centroizquierda o centroderecha, y coinciden en que todos comparten una forma de gobierno democrática, y la participación dentro del sistema capitalista bajo las reglas de la economía de mercado.

    Desde este punto de vista, la centroderecha, enfatiza más la provisión de las herramientas y recursos necesarios por parte del Estado, sólo para que los ciudadanos tengan posibilidades de desarrollar todas sus potencialidades.
    No concibe un mayor intervencionismo sobre el desarrollo de las capacidades individuales, ni participa de la idea de que toda la sociedad comparta la responsapibilidad y el peso de cada uno de los desarrollos individuales.

    Por el otro costado, la centroizquierda, (ya dije que comparte con la centroderecha su participación activa en el sistema capitalista), pero asigna una mayor responsabilidad al Estado, habitualmente acudiendo a una mayor recaudación de impuestos, porque entiende que es responsabilidad de todos el acceso al bienestar. De esta manera, promueve una mayor intervención estatal en la búsqueda de una mayor aproximación a la homogeneidad en la distribución de la riqueza.

    La mayoría de los gobiernos actuales tienen patrones de intervención estatal mixtos. Es decir, por ejemplo, se regulan económica y financieramente por el libre mercado, pero sostienen “socializado” el sistema de salud, accesible para todos los ciudadanos por igual (ej: Canadá, Noruega).

    Bueno, espero haber sido lo más clara posible.

  10. Perdon pero quisiera hacer una consulta tanto al señor Enrico como a los demas foristas.., a ver si la pueden responder.
    ¿que gobierno es de derecha y quien de izquierda en el mundo a partir de la globalizacion que arranca con la caida del muro de Berlin y la desaparicion de la Union Sovietica?
    ¿todavia seguimos con ese falso paradigma?.
    Me refiero al cruel engaño de cifrar las esperanzas de cambio y una vida mejor en los políticos ya sean de izquierda o derecha (con sus variantes: centro, extrema, progresista).
    Kirchner es de izquierda?, centro izquierda?
    Yo afirmo que no y se puede probar tranquilamente..
    No podemos seguir idiotizados con paradigmas re-inventados por el poder real y que solo sirven para dividir a los pueblos.
    Si alguien me dice que los Kirchner son de izquierda, es porque no comprenden por donde pasa la cuestion.
    Una cosa son los discursos para “la gilada”, y otra muy distinta es lo que realmente hacen cuando gobiernan.

    • A pesar de que la consulta realizada por el forista Romero parece más una pregunta retórica porque inmediatamente responde con una definición aparentemente absoluta, me parece interesante contestarla desde un ángulo un poco más amplio.
      Desde ya, reconocidos analistas políticos y capacitados profesionales insisten en que la izquierda y la derecha son ubicaciones ideológicas arcaicas. Con todo el respeto que muchos de ellos me merecen, no estoy de acuerdo con este pensamiento. Tanto las ideas de la derecha como las de la izquierda, gozan de muy buena salud en el mundo, como bien se deduce de constantes declaraciones emitidas por los principales líderes del mundo.
      ¿Cuáles serían los elementos que estimulan en nuestro país tantas dudas sobre la vigencia de las ideologías?
      Uno de los más comunes es creer que la izquierda democrática europea es anticapitalista cuando no lo es. Por esto, al observar las políticas económicas liberales de muchos gobiernos social-democráticos, deducen que estos estados, de socialistas tienen sólo el nombre.
      Estas observaciones palanquean la confusión ideológica y su resultado intelectual es: “si un gobierno socialista ejecuta un sistema económico capitalista liberal, ya no existen las ideologías”.
      Es probable que esta visión se deba a que la mayoría de la población argentina es hija del desorden ideológico generado por varias causas que no viene al caso investigar en este corto comentario ya que pecaríamos de explicaciones reduccionistas.
      Ahora bien, si para los analistas de la política argentina el socialismo significa, únicamente, oposición al capitalismo liberal, su visión de la izquierda se limita al marxismo.
      Se aíslan del socialismo democrático en el cual, aún cuando sus raíces se nutren del marxismo, consideran al liberalismo político como el instrumento adecuado para conseguir la igualdad social y que, además, acepta las reglas económicas establecidas por el capital diferenciándose de la derecha democrática por criterios que pasan exclusivamente por la distribución del dinero acumulado (la exigencia de homogeneidad y masificación en la búsqueda de un mayor igualitarismo), pero no por la génesis del mismo.
      Esta capacidad de adaptación se debe a la buena dosis de pragmatismo que se ha incorporado en las últimas dos décadas en las democracias modernas. No olvidemos que el pragmatismo fue un movimiento filosófico, iniciado en los Estados Unidos a fines del siglo XIX, que buscó las consecuencias prácticas del pensamiento haciendo valer la eficacia como criterio de verdad. Considera que lo importante es que un pensamiento sea útil o no a los fines buscados, sin importar demasiado su procedencia.

      En cambio, en Argentina, el pragmatismo es básicamente el pasaporte a la constante confusión. Al cambiar las leyes sin importar si éstas apoyan o no el sistema económico, o al modificar las reglas económicas sin antes considerar si jurídicamente pueden estar sostenidas, el resultado, a través de los años, es un injerto ferozmente absurdo en el cual ganan sólo aquellos que están muy acostumbrados a este “desorden”, o aquellos otros que están vinculados al poder de turno y pueden sacar provecho del mismo.
      Una ideología es una construcción teórica en la que existen muy pocas premisas intocables. No es una religión o una Constitución, aunque algunos la consideren así, pero su existencia es imprescindible, ya que es una importante guía que nos indica el rumbo que hay que seguir y las pocas premisas que hay que cumplir para el logro de los objetivos.
      Espero haber sido útil.

      Enrico Udenio

  11. Excelente análisis. Acabo de hacer un post al respecto y lo he citado para explayar más el tema.

    Saludos
    PLPLE

  12. sera que chile aun despues de 20 años de coalicion no pudo dejar de ser junto con inglaterra uno de los paises mas injustos del plateta, ya se sabe muy pocos conb mucho y muchisimos con muy poquito; ademas si de respeto entre opositores se habla mejor ni pensar en la oposicion argentina, aun en los buenos modales, ver cuando gano la presidenta cuanto candidatos levantaron el telefono para felicitarla

    • * Será que en Chile -como en el resto de los países sudamericanos- la búsqueda del bienestar de la población no fue nunca uno de los objetivos políticos que se plantearon los sucesivos gobiernos.

      * Será que en Chile, siempre existió una división de casi el 50% y 50%, entre los que tenían un pensamiento más simpatizante con la izquierda o con la derecha.

      * Será que en Chile, resolvieron mejor la salida política hacia la democracia, evitando paralizar su desarrollo judicializando el escenario anterior de lucha contra la guerrilla.

      * Será que en Chile, una -primero Ministra de Defensa- y posteriormente Presidenta como Bachelet, asumió con responsabilidad continuar construyendo el sistema de defensa del país, y no se dedicó a destruir económica y moralmente a los ciudadanos integrantes de las Fuerzas Armadas. Más aún, invirtió en actualización de equipamientos y armas.

      * Será que en Chile, hay más valentía para asumir el dolor de las muertes ocasionadas tanto por la guerrilla armada como por las lideradas por Pinochet, por comprender que no es el mejor camino para la convivencia y desarrollo de un país, dispararse y matarse entre chilenos.

      * Será que en Chile son más valientes e inteligentes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s