UNA SOCIALDEMOCRACIA PARA LA ARGENTINA

ESTA NOTA SE ENCUENTRA TAMBIÉN EN EL PERIÓDICO
WWW.LOSANTEOJOSDELTATA.COM.AR

En mi nota del 20 de diciembre pasado, “Una izquierda muy particular”, expuse que “la izquierda en nuestro país (…) se ha detenido en el tiempo. Escuchar su discurso no es revivir al socialista Palacios, sino al populista Arturo Jauretche. El problema es que el nacionalismo exacerbado de este último –radical primero y luego peronista-, afín a las décadas políticas que vivió (1930-1960), quedó totalmente desactualizado a partir de la caída del comunismo y el inicio de la globalización capitalista. (…) Un amplio espectro de la izquierda argentina comulga con esta anticuada visión ideológica –desde Pino Solanas hasta los ex ARI pasando por el socialista Binner y el ex kirchnerista Sabbatella- por lo que no pueden evitar cometer constantes errores que se contradicen con los deseos de la mayoría de la población del país: ser un país poderoso conectado con el mundo, en paz y con armonía, aceptando la alternancia política e ideológica como un factor enriquecedor para el desarrollo económico y la conquista de justicia social. (…) El pensamiento jauretchiano de “oligarca y vendepatria” se mantiene vigente para este tipo de izquierdismo, mezcla de marxismo, populismo, indigenismo y nacionalsocialismo. (…) Pero este discurso argentino diluye aún más sus probabilidades de obtener una penetración mayoritaria de sus ideas pues el argentino (…) quiere tener gobiernos que miren hacia adelante en lugar de empantanarse en el pasado, y porque quiere que haya orden, justicia, una buena policía, una milicia eficiente, y que los políticos de turno no destruyan todo lo que hicieron los anteriores gobernantes. (…) La gran mayoría de los argentinos (…) mira hacia Chile, Uruguay y Brasil y piensa en cómo es que la derecha y la izquierda pueden convivir pacíficamente en esos países y no en la Argentina. Al fin al cabo ellos también sufrieron dictaduras feroces, guerrillas crueles, muertes y desapariciones. (…) Pero, para la mentalidad de los gobernantes argentinos actuales así como para los aparentemente opositores de nuestra izquierda nacional, los presidentes de nuestros países vecinos, Tabaré Vázquez, Lula y Michelle Bachelet, son izquierdistas que “se pasaron a la derecha” porque implementaron políticas de crecimiento económico con claro signo favorable al capital privado. (…) Es que a estos líderes latinoamericanos no les llevó mucho tiempo comprender que se podía implementar un plan económico de neto corte capitalista, sin renunciar a su condición de socialistas.”

En cambio, a la izquierda argentina le está llevando mucho más tiempo entender que la Argentina necesita de una socialdemocracia que permita que el país tenga una alternancia política entre la derecha y la izquierda democrática sin que cada una destruya lo realizado por el otra.

 ¿EN QUÉ CONSISTE LA SOCIALDEMOCRACIA?

Una revolución violenta sólo puede obtener los inevitables resultados de la violencia, que son tan viejos como el mundo” Aldous Huxley (1894-1963) Escritor, ensayista y crítico inglés. Extraído de su ensayo “El Fin y Los Medios” (1937).

El sector de la izquierda que adhiere a las estructuras democráticas, es denominado con los nombres de “socialdemocracia” o “centroizquierda”. Surge a finales del siglo XIX cuando un sector de la izquierda europea decide cuestionar las teorías marxistas. Su máximo exponente fue el alemán Edward Bernstein (1850-1932) cuyo concepto básico era que las reivindicaciones obreras, que pregonaba la revolución socialista, podían conquistarse a partir de reformas dentro del mismo sistema democrático.

Bernstein fue considerado el padre del socialismo democrático y escribió el “Socialismo Evolucionista”, en el cual y a pesar de su amistad con Marx y Engels, cuestionaba las bases científicas del marxismo poniendo de manifiesto, sin reservas, las lagunas y contradicciones de esta teoría. Según su mirada, elevar una teoría como la de la “plusvalía” al rango de verdad axiomática era, al menos, una proclama de la supremacía absoluta del trabajo fabril manual por sobre el de todas las otras actividades.

Preconizó la acción política del socialismo en un régimen democrático afirmando: “La obra constitucional es más lenta, pero mucho más sólida que la revolucionaria. En la obra legislativa la inteligencia domina sobre el entusiasmo, mientras que en las revoluciones, el entusiasmo se sobrepone a la inteligencia”.

Finalmente, las ideas de Bernstein se impusieron y la socialdemocracia se expandió con fuerza a lo largo de todo el siglo siguiente (siglo XX), especialmente en Europa occidental.

Después de la Segunda Guerra Mundial, con la difusión de las teorías económicas de Keynes, la socialdemocracia adoptó parte de esas ideas y se acercó al capitalismo. En el congreso de Bad Godesberg, en 1954, el partido socialdemócrata alemán decidió, por una mayoría de 324 votos contra 16, borrar de su programa las referencias al marxismo y a la lucha de clases. Finalmente, en la década del ’90, con la caída del comunismo, la socialdemocracia profundizó su acercamiento a la teoría reformista del capitalismo con la incorporación de políticas económicas liberales. Por ello, los socialdemócratas enfrentan, incluso dentro de su propio movimiento, a aquellos socialistas que insisten en que entre la reforma y la revolución hay un vínculo indestructible (Rosa de Luxemburgo), no excluyente pues, por medio de la primera, se avanza hacia la segunda, la cual entra en acción cuando aquella se vuelve ineficaz. Pero la socialdemocracia, en su mayoría, adhiere a la primitiva concepción de Bernstein, que considera que la continua reforma socialista hace inútil a la revolución.  

Edward Bernstein
Edward Bernstein

Sus ideas se apoyan sobre las siguientes bases:

1. Aceptan el capitalismo liberal y la “economía social de mercado” (se trata de una interpretación de la economía de mercado con una mayor preocupación por las necesidades sociales). Esta nueva socialdemocracia no trata de destruir la estructura económica liberal pero mantiene su lucha contra las tendencias negativas que ésta presenta.

2. No le ven sentido al socialismo sin democracia representativa ni instituciones republicanas.

3. Aceptan la propiedad privada de bienes, con algunas restricciones en lo que se refiere a determinados servicios sociales y riquezas consideradas básicas para la nación. Mientras que para el marxismo la restricción de la propiedad es total, para la socialdemocracia la restricción es apenas parcial.

4. El Estado tiene un moderado nivel de intervencionismo sobre la economía bajo el paraguas del “nacionalismo”. Su postura es que debe ser la sociedad la que dicte las reglas de juego de la economía, a diferencia del liberalismo monetarista, en el cual es la economía quien dicta esas reglas a la sociedad.

 5. Para proveer eficazmente de los servicios sociales necesarios a una nación, la socialdemocracia redistribuye la riqueza a través de una fuerte presión impositiva que alcanza a toda la población. Justamente, las principales diferencias que tiene con los partidos políticos de la centroderecha residen en ciertas formas relacionadas a la redistribución de las riquezas producidas por el capitalismo liberal. El Estado tiene una mayor participación en esta redistribución.

El Discurso de la nueva centroizquierda

 “Parafraseando a Mark Twain, los populistas y socialdemócratas utilizan las teorías keynesianas de la misma manera que cuando un borracho utiliza un poste de luz para apoyarse en vez de usarlo como iluminación”. Robert Skidelsky, Economista Liberal. Extraído de su obra ohn Maynard Keynes: Fighting for Freedom> Viking, 2001. 

* Sostiene al capitalismo como sistema económico. Considera que es indispensable la existencia de un grado elevado de desarrollo capitalista como requisito previo para la evolución hacia un mayor socialismo.

* Sin llegar a la posición maniqueísta de la extrema izquierda, mantiene una relación crítica con los organismos internacionales de crédito, el Banco Mundial y el FMI, cuestionando algunas de las medidas económicas que impulsan estas entidades.

* Considera que el mundo vive un período de mucha producción de riqueza por lo que, la solución de la pobreza existente depende más de una mejor redistribución de esa riqueza que de una mayor producción. Deposita en el Estado la responsabilidad de esta redistribución.

* Defiende algunos monopolios estatales como “monopolios naturales”. Su explicación para mostrar este pensamiento nacionalista como una verdad fuera de toda duda, es que los servicios públicos requieren muy grandes inversiones de infraestructura en el comienzo –como ocurre con las vías férreas o las redes eléctricas— y que este hecho no alienta a la competencia.

* Durante los últimos años, varios gobiernos socialdemócratas europeos comenzaron a aceptar el proceso de privatización de empresas estatales en sectores donde se daba una gran competencia privada. En la actualidad, promueven intensamente las inversiones extranjeras.

* En su propaganda, difunde que el “Estado de Bienestar” experimentado durante la segunda mitad del siglo XX, tuvo un claro sello socialdemócrata que permitió el avance sobre muchas de las injusticias del liberalismo.

* En la actualidad, la socialdemocracia, a través de una acción social, intenta disminuir las consecuencias negativas de la globalización.

* Estima que los capitales deben regularse a nivel mundial, así como la variabilidad del precio de las monedas más importantes (Oscar Lafontaine, ‘globalización…’ revista Debate Político, pág. 53, Madrid, 1999).

* Promueve el desarrollo de políticas neo-kantianas (que privilegian la ética en las relaciones humanas).

* Pronostica que el capitalismo se extinguirá por sí solo, probablemente dentro de uno o dos siglos más, debido a sus propias contradicciones económicas. Se refiere a que llegará un momento, quizás durante el siglo XXIII en los cuales, el gran avance económico capitalista en las naciones más desarrolladas motivará un paso evolutivo de la humanidad hacia el socialismo y la propiedad colectiva.

* Critica a Marx en su pronóstico referente al aumento de la miseria de la sociedad capitalista. Esta deducción surge de que las estadísticas señalan un evidente mayor aumento de la burguesía con relación a los asalariados.

* Defiende que su posición ideológica favorece, de manera efectiva, a la clase trabajadora con el argumento de que la mayor parte de los avances que los trabajadores han obtenido en su nivel de vida, lo conquistaron sobre la base de la democracia social en el siglo XX, por lo que rechaza la calificación de “utópicos” que la izquierda radical y marxista hace de los socialdemócratas.

* Considera incompleto y enrevesado el concepto de la utilidad por parte del marxismo (la plusvalía), pues Marx, al definirla, no tomó en cuenta que el valor de un producto es relativo al valor que tiene su uso para la persona, siendo esto subjetivo pues depende de las necesidades de cada uno. Por ejemplo: depende de las circunstancias particulares de un individuo, una botella de agua en el desierto valdrá para el sediento muchísimo más que para una persona en la ciudad.

* Rechaza el materialismo dialéctico del marxismo, por concentrar en lo económico el sentido de la vida del individuo, descartando otras motivaciones trascendentes.

* Desacuerda con el concepto de que el socialismo debe ser impuesto por la revolución de la clase obrera. Afirma que es conceptualmente incorrecto decir que la transformación socialista de la sociedad es asunto exclusivo de la clase obrera.

* Crítica el surgimiento, a partir de la caída del comunismo, de un capitalismo de rostro salvaje que deja a la sociedad a merced de mercados “darwinistas” donde sólo sobreviven los fuertes y sucumben los débiles. 

LA SITUACIÓN DE LA SOCIAL DEMOCRACIA EN ARGENTINA

Los partidos socialdemócratas se fueron transformando en simples partidos demócrata burgueses de tendencia nacionalista, envueltos en un discurso obrerista”. Joaquín Miras y Joan Tafalla. Respectivamente Director y Columnista de la Revista del Partido Comunista de Cataluña.  

A diferencia del discurso socialdemócrata, el del izquierdista argentino podría llenar hoy páginas enteras mostrando evidencias de mecanismos de negación y proyección, sentimientos narcisistas y paranoicos, que se repiten:

  • La dificultad en responsabilizarse de los fracasos.
  • El otro como culpable (generalmente se responsabilizan de todos los males a los foráneos o a los “parásitos de la oligarquía argentina”).
  • La creencia de que somos tan extremadamente ricos que las demás naciones se esfuerzan continuamente para someternos y, de esta manera, robarnos.
  • Un sentimiento de persecución. Atribuye a los países desarrollados, en especial a los Estados Unidos, premeditación en su intento de aplastamiento económico. 

La incorporación cada vez mayor de todos estos discursos en la clase media incide en el proceso político. La dificultad de la Argentina para responsabilizarse de su fracaso, lleva a depositar afuera todo el poder del mal (FMI, Menem, Estados Unidos, Europa, Cavallo, Kirchner, Chávez, etc.). Queda ausente, entonces, el poder del bien. 
Un estado de madurez implica saber que el bien y el mal siempre están unidos, como las dos caras de una moneda. La Argentina, con todo el mal puesto fuera, y sin instituciones serias en las cuales se pueda depositar el poder del bien, requiere continuamente la mágica aparición de un líder que asuma la condición del bien para que de esa manera el país pueda enfrentar adecuadamente a ese poder del mal concentrado en los otros.
 

Raúl Alfonsín 

En el pasado reciente tuvimos pocas experiencias en el intento de instalar en el país una centroizquierda más evolucionada.
Podemos recordar cuando, a partir de la reconquista de la democracia, en 1983, el sector del Radicalismo, denominado “Renovación y Cambio”, liderado por Raúl Alfonsín, intentó crear una política socialdemócrata en la Argentina post-dictadura militar. Asumió el gobierno en 1983 e implementó, firmemente, una democracia muy pluralista en un clima de libertad nunca experimentado antes en la historia del país. Lamentablemente, terminó en un colosal fracaso económico.

Una de las razones de este desastre fue la repetición de uno de los mayores males que padeció la Argentina a lo largo de casi toda su historia: la incapacidad de sus dirigentes para la predicción política, lo que determinó, invariablemente, estrategias erróneas. Todos, incluido Alfonsín, reiteradamente equivocaron su interpretación histórica de los acontecimientos mundiales. Desde los comienzos de la década del 80, quedó en evidencia que las naciones capitalistas poderosas habían dejado a Keynes y que el liberalismo económico retornaba con políticas monetarias restrictivas, las que lograron frenar la fuerte “estanflación” (inflación más recesión) mundial que se había producido a fines de la década del ‘70. Mientras tanto, el gobierno de Alfonsín se propuso implementar una política económica keynesiana combinada con características populistas, al tiempo que la misma socialdemocracia europea estaba iniciando un proceso de cambio alejándose de ellas. 

El siguiente intento socialdemócrata de Argentina, se realizó en la década del ’90 a través de una unión de nueve pequeños partidos políticos, con el nombre “FrePaSo” (Frente del País Solidario). Para las elecciones de 1998, en un afán político por derrotar al candidato opositor peronista (Duhalde), esta agrupación concretó una alianza con el radicalismo, asignando como candidato a la presidencia a Fernando de la Rúa, representante del sector de la derecha radical, y como vicepresidente, a su referente máximo, Carlos “Chacho” Álvarez, ex integrante de un sector de la izquierda moderada peronista. La alianza fue efectiva pues ganó las elecciones pero surgieron desavenencias programáticas profundas que desencadenaron sucesivas crisis las cuales, finalmente, produjeron el colapso del gobierno, dos años antes del término de su mandato. 

Quizás este traumático final que desintegró al FrePaSo fue la consecuencia de apurar un proceso de acceso al poder por parte de una agrupación muy joven, la cual necesitaba un proceso natural de maduración y desarrollo; o posiblemente por el hecho de haber impulsado una alianza sostenida por un elemento externo y unida por una intención destructiva (su principal finalidad era evitar el triunfo del peronismo). Si bien pueden realizarse, desde diferentes puntos de vista, otros análisis con relación a esta alianza, la realidad mostró que este nuevo intento, de construir en la Argentina un fuerte partido político representando a la izquierda democrática, había vuelto a terminar en un estruendoso fracaso.

RENOVACIÓN Y CAMBIO PARA UNA IZQUIERDA ARGENTINA

En la actualidad, sería imprescindible que apareciera un partido político que sea capaz de aglutinar los deseos de una parte de la población que quisiera optar por una alternativa de centroizquierda más moderna -alejada del mundo bipolar ya fenecido y del estereotipo nacionalista jauretchiano- para poder competir en el futuro con una derecha que, a diferencia de la izquierda, se va acomodando a las ideas globalizantes de este siglo XXI.
Al momento, parecería que sólo la Coalición Civil, liderada por la ex radical y ex ARI, Elisa Carrió, estaría en condiciones intelectuales de emular a la concertación chilena o al frente amplio uruguayo. Las otras fuerzas de la izquierda argentina, en cambio, parecen seguir fijadas en las ideas de un pasado hoy inexistente.
El país necesita con mucha urgencia de una izquierda diferente para enhebrar una nación diferente.

En mi nota de la semana pasada me ocupé de las bases y del discurso de una nueva centroderecha argentina. En el artículo de hoy hemos analizado las bases y el discurso de la nueva centroizquierda que comienza a instalarse en América (Chile, Brasil y Uruguay).

Podemos observar, en consecuencia, que ambas tienen mucho más puntos en común que disidencias. Esto augura una alternancia constructiva posible. 

Enrico Udenio
29 de enero de 2010

Anuncios

27 Respuestas a “UNA SOCIALDEMOCRACIA PARA LA ARGENTINA

  1. Estimado Enrico
    Pienso que sería posible construir una fuerza socialdemócrata en la Argentina. Y sería deseable. Yo me sentiría más representado en un partido así, teniendo en cuenta los principios enunciados en su nota, que en el socialismo, o en la UCR o alguna de sus variantes como GEN o ARI.
    Si ya existe un partido afín a esos principios sería bueno sumarse, o si no iniciarlo. Propongo hacerlo. Agradecería su opinión y la de los otros lectores.
    Saludos,
    Daniel Pecheny

  2. Excelente su comentario LV.
    Coincido con Ud. en que nunca se ha profundizado la mirada hacia desarrollos socialistas como el que se ha dado en Suecia. Pareciera que se origina un punto ciego entre las miradas de la izquierda y la derecha en nuestro país, que además confunden la participación del estado con alejarse de una integración al sistema económico capitalista internacional.
    También, con que es necesario que en la Argentina pueda darse un proceso paulatino que priorice al menos un consenso sobre una estrategia de desarrollo, que incluya desde su concepción una integración y beneficio de todos los sectores, y la consciencia de una renovación de esfuerzos en la educación cívica.

    Finalmente, es muy acertado que mencione que el grueso de la recaudación se asegura con el ingreso del impuesto que pagan todos los ciudadanos sobre todo lo que consumen, algo que parece también dejarse de lado en varios análisis.

  3. Estimado señor Romero:

    Interesante su intervención del final. Quizá despues de todo debamos releer a Rosa Luxemburgo y a Trotsky bajo una nueva óptica menos sesgada por las cuestiones ideológicas y lo que representaron en su momento histórico. Después de todo, los pensamientos de ambos, sus vaticinios sobre el capitalismo, la burocratización de las estructuras tanto capitalistas como comunistas resultaron completamente ciertos. Esas reflexiones, dicen con toda claridad y gran antelación, lo que usted acaba de expresar. Y lo que, acuerdo con usted, está ocurrriendo.

    • Estimado señor Udenio:

      Su aclaración sobre Dinamarca, si bien puede servir de ejemplo para mostrar una social-democracia muy liberal, no ilustra precisamente el punto al que me refería, aunque igualmente le agradezco su breve exposición, muy útil por cierto, sobre todo para ilustrar la estabilidad que otorgan al gobierno los sistemas parlamentarios como el que ejemplifica. Probablemente, uno de los mayores pilares del éxito de ese estado.
      Dinamarca ha presentado ciclos muchos mas cortos de alternancia en el poder de representantes del socialismo y de los conservadores, y en todo lo referente a lo económico, un menor intervencinismo estatal, que lo que presentó por ejemplo, Suecia. Suecia tuvo un período significativamente largo de gobierno socialista, además con poca alternancia del tipo que usted menciona, recordemos los notorios 125 meses de Olof Palme como Primer Ministro, y tuvo mayor intervención estatal en sus políticas tanto en erl orden social como económico que Dinamarca, sin embargo, los resultados en todo orden no tuvieron nada que enviadiarle a Dinamarca. Es más y desde el punto de vista social, en mi experiencia personal, el dinamarqués medio que conozco difiere profundamente en valores del sueco medio. La comunidad como cosa de todos tiene un sentido de bien común para el sueco que el dinamarques medio, imbuído de otra educación, a menudo desconoce. La regla de Suecia es, parafraseandole, si me permite, “Corazon de Izquierda, discurso de izquierda”. En tanto dentro del país las políticas y la intervención del estado eran de muy claros lineamientos socialistas, lo que aquí a menudo hubiera sido tildado de intervencionismo, en el exterior se manejaba perfectamente dentro de un mundo con reglas capitalistas en lo económico. En tanto, jamás contradijo en sus relaciones internacionales el discurso socialista que sustentaba internamente. No me interesa explorar, está claro, expresiones del liberalismo exitosas, como la Dinamarquesa, sino, referidos al tema que nos ocupa, como construir una social-democracia argentina. En este sentido, creo justo inscursionar también en modelos socialistas exitosos cuyos criterios parecen contradecir los normalmente aceptados en el recetario liberal; porque creo que finalmente lo que hace que un modelo u otro sea exitoso, no es tanto la aplicación estricta de la regla, sino el momento, las sociedades y las condiciones históricas en que las mismas se aplican.
      En tal sentido, la Argentina, país destructor de normas si los hay, es el paraíso de los tránsfugas si el estado no pone reglas estrictas, porque aquí “la cosa común” no es un bien de todos, sino algo suceptible de ser expoliado, saqueado, negociado o destruido. Y no tenemos primer ministro, sino presidente, o sea, este no es como en Dinamarca, un posible fusible. De modo, que no acuerdo con usted en la construcción exitosa de una social-democracia sin una previa reeducación y acomodamiento de todos los sectores, en la que resulta imprescindible la intervención y el estricto control estatal. Por otra parte, poco puede de tener de contenido social un estado ausente en la regulación económica necesaria que garantice un aceptable grado de bienestar a todos los ciudadanos. La reducción de controles del estado es posible cuando esa situación de bienestar ya está garantizada, y estan sentadas las bases de un juego limpio y justo para todos, con reglas claras, y pongamos un poco de atención a que “claras” difiere en significado de “convenientes para ciertos sectores”. Sí coincido plenamente en lel tema de la burocracia, pero para nada lo vinculo con la facultad de control del estado. E mi opinión la burocracia es una consecuencia de la corrupción política y de toda la socuiedad en su conjunto, no se desprende de la facultad de control, ni de la inversión en la mecánica estatal o el gasto social, como tan frecuentemente se tiende a asociar en el discurso neoliberal.
      Un estado mínimo puede ser completamente burocrático, descontrolado, corrupto e ineficiente, y por ende, terriblemente costoso. Ejemplo nos dejó el mínimo estado Menemista de los costosas y desastrosas que pueden llegar a resultar esas expresiones neoliberales de estados mínimos.
      Y en cuanto a la redistribución impositiva, es muy importante advertir que en la Argentina, “no solo la clase empresaria paga los impuestos”, el grueso de la recaudación proviene del IVA, que pagamos todos los argentinos con cada cosa que consumimos.
      Se habrá observado que “populismo” es una palabra que no he necesitado usar, de tal que está ausente de mis ideas, prefiero definir las cosas por lo que honestamente pienso que “es necesario” que por lo que creo que no.

      Saludos cordiales

  4. Estimado Bastilla:
    Es muy comun que me tilden de antijudio o antisemita, cuando en mis comentarios involucro, entre otros.., AL SIONISMO.
    Para ser sionista, no necesariamente se debe ser judio. La familia Bush, es sionista, pero no son judios. Bernard Bernanque, es judio y tambien sionista.
    En cuanto a las frases que cité en mi anterior post, y usted dice que “son de otra etapa de la historia”, le comento que la frase de Hippolito Yrigoyen, si.., esta un poco desactualizada, tiene usted razon…
    En aquella epoca, el pais estaba todavia en condiciones mas beneficiosas, en cambio hoy, el pais ya fue vendido.
    La de Jose Martí, no se.., pero creo que si relee la frase notará que es bien actual, a pesar del tiempo, y la de Mayer Rothschild, si conoce al menos lo minimo indispensable de como funciona el sistema financiero planetario, confirmará que la dinastia Rothschild y su perversidad, siguen intactas.
    Para finalizar, le dejo otra frase bien actual, a pesar del tiempo transcurrido..
    Cuando vean que para producir necesitan el permiso de quienes nada producen.
    Cuando vean que el dinero fluye hacia quienes trafican influencias y no a los que comercian honradamente.
    Cuando vean que los hombres se hacen más ricos a través de la estafa y no del trabajo. Cuando vean que las leyes los amparan a ellos, en lugar de protegerlos a ustedes. Cuando vean que la corrupción permite el éxito social y que la honestidad se convierte en un sacrificio sin sentido,
    Entonces sabrán que su sociedad está condenada a muerte”.
    Ayn Rand…
    Estimado Bastilla, segun usted, la cuestion pasa porque Argentina pueda construir sus propias multinacionales y que estas puedan ampliarse en el exterior., pues bien.., la pregunta que le dejo es: ¿usted piensa que nos dejaran hacerlo?.
    Ayer nomas, los mercados mundiales tuvieron su Jueves negro. Seguramente usted lo atribuirá a “cosas del mercado”, en cambio yo, lo atribuyo al “comienzo del final”, o sea.., COLAPSO FINANCIERO A NIVEL PLANETARIO.
    EL paso previo a un GOBIERNO MUNDIAL.
    Muchas gracias.
    Mi curriculum..
    Periodista, investigador, analista de estructuras del poder, especialista en inteligencia y comunicación estratégica.

    • Me pareció muy interesante leer la opiniones del foro, así como la nota en cuestión. Lo que no comprendo es por qué no se analizan aquí los socialismos nórdicos, tan exitosos en la transformación de sus sociedades, y que ciertamente aunque no se alejaron demasiado del keynesianismo en su modelo, fueron bastante mas explícitos en la intervención del Estado de lo que aquí se analiza como posible o deseable para el éxito económico. Es más, desde esta óptica, el intervencionismo el control del estado según lo ejecutaron los suecos durante años debería haber producido resultados poco felices. Claramente no fue así. El modelo de socialdemocracia presentado en la nota está ciertamente mucho mas cerca del liberalismo keynesiano, o quizás de un neo-keynesianismo que del socialismo.
      El otro tema es la necesidad de la alternancia: La construcción del la sociedad sueca se hizo a través de 40 años ininterrumpidos de gobierno socialista, de posible continuación, si no hubieran asesinado a O. Palme. Ello demuestra que la alternancia no es siempre necesaria cuando el proyecto es realmente funcional para la sociedad en su conjunto. Claro, Suecia constituye una rareza digna de estudio, he conocido muchos suecos y no dejo de sorprenderme por su grado de madurez política y de evolución social, grado al que nosotros nunca llegaremos tildando todo intento de mejorar la situación de la gente como de “populista”, o refiriéndonos a la izquierda como “zurdaje”. Ese discurso solo nos mantiene anclados en un estancamiento ideológico y una falta de flexibilidad económica que han resultado invariablemente desastrosas en todos los órdenes de la vida de la Nación.

      • Ante la mención del forista LV, aclaro que la socialdemocracia que gobernó durante algunos años en Dinamarca ha tenido (y tiene) una de las economías más liberales de Europa. Sería muy extenso explicar aquí los detalles de la política y la economía de ese país, al que investigué en razón de la publicación en 2004 de mi libro “Corazón de derecha, discurso de izquierda”, por lo que sólo destaco que la incidencia estatal en el campo económico es mínima.
        La gran presencia del Estado, en realidad, se encuentra en lo social donde su eficacia es abrumadora. Esta eficacia es posible por la carencia de una burocracia corrupta y porque aplican un alto nivel de impuestos que abonan toda la población, no sólo las empresas.

        Otras cosas que hay que aclarar es que:

        1) Cuando se habla de la enorme importancia que tienen las alternancias en el poder, se trata del gobernante y no del partido político al que pertenece.

        2) En Dinamarca existe una monarquía simbólica y un gobierno con un sistema parlamentario cuyos integrantes vota el pueblo y cuya vigencia tiene sólo cuatro años.

        3) El Primer Ministro se elije a través de negociaciones que realizan los legisladores y puede ser destituído en cualquier momento. Además, está obligado a reirarse si las encuestas determinan que la población desconfía de él.

        4) En casi toda su historia, los gobiernos minoriarios fueron la constante.

        5) En los últimos 40 años han gobernado diferentes partidos, pertenecientes a distintas corrientes de la izquierda y de la derecha. Con respecto a esta última, en 1982 los partidos de centro decidieron apoyar la creación de un Gobierno de coalición de derechas bajo la dirección del conservador Poul Schlüter. Poul Schlüter conservó el poder ejecutivo (Primer Ministro) con distintas coaliciones hasta 1993, año en que el Partido Radical se corrió hacia la izquierda para apoyar la creación de un Gobierno de coalición liderado por la Socialdemocracia con Poul Nyrup Rasmussen como su líder. Este Gobierno perdió la mayoría en las elecciones de 1994, pero la Socialdemocracia conservó el poder ejecutivo hasta 2001 primero en colaboración con el Partido Radical y los Centrodemócratas, y desde 1996 sólo con el Partido Radical.

        6) Durante casi todo el siglo XX, los que gobernaron tuvieron minoría legislativa por lo que necesitaron constantemente de negociaciones con la oposición para poder gobernar.

        Por último, la socialdemocracia o la centroizquierda danesa está a muchos “años luz” de distancia del populismo latinoamericano. Ni en la teoría, ni en la práctica y ni en sus resultados se asemejan.

        Espero haber sido útil.

        Enrico Udenio

  5. Leandro, si bien es cierta tu apreciacion sobre los niveles de vida del ciudadano comun de EEUU comparado al de los Argentinos, no olvides que el ciudadano norteamericano, vivio y vive su vida permanentemente endeudado.
    De todas maneras, es muy sencillo entender el porque de las diferencias que vos marcas.
    En primer lugar debemos convenir en que Estados Unidos siempre tuvo un proyecto nacional e imperial en el mundo, y en segundo lugar, debemos entender que Argentina nunca fue un pais soberano. Argentina es una republiqueta colonial, incluso me animo a decir que carecemos de indentidad como nacion.
    Argentina, para ser una nacion en serio, tiene que ser un pais soberano, con moneda soberana y lo mas importante, con UN PROYECTO NACIONAL, pero para lograrlo, necesita de politicos serios, estadistas y patriotas, politicos que hoy no existen en nuestro pais.
    En los últimos cincuenta años, si vos redefinís la figura del Presidente de la Nación y decís más que un Presidente es un Gerente General, y los Ministros son Gerentes departamentales, ese cambio paradigmático te arrastra a hacerte dos preguntas: Si el Presidente es un Gerente General, ¿quiénes son los directores? Y ¿quiénes son los accionistas, o sea, los dueños.
    Y ahí descubrís que mientras el Gerente está en la Casa Rosada, y algunos Jefes departamentales en el Ministerio de Economía, y el síndico vive en el Congreso, los accionistas algunos están en el país y otros no, estructuras bancarias, multimedios (el cuarto poder, la prensa), que no es democrática, (evidentemente tiene más poder a veces que el propio Gobierno), y los dueños probablemente estén ya fuera de la Argentina a esta altura del partido; y un recurso tan importante como es el petrolero, el dueño final es una empresa radicada en España y cuyo accionista final, vive en Inglaterra. Con lo cual, el dueño del recurso petróleo en la República Argentina es Gran Bretaña.
    ¿Nombres y Apellidos? Si uno investiga el Councill of Foreing Relations, están todos los nombres y todos los apellidos. Es un sistema donde están desde apellidos paradigmáticos de familias dinásticas harto conocidas, los Rockefeller, los Harryman y los Mellon en la banca y en los ferrocarriles (porque son familias de hace muchísimos años), Rotchild en las finanzas, los Barbur, los Soros, los Bush que también son una dinastía que tienen a sus socios locales y operan como si fueran una gran empresa.
    No hay un nombre y apellido específico que puedas decir, acá esta el dueño de la Argentina. Pero por ejemplo, hoy en día, uno de los mayores terratenientes de la República Argentina es George Soros. Y lo sigue Tompkins (un norteamericano), que en Argentina y en Chile a comprado vastas extensiones en el sur.
    Todos conocemos también las adquisiciones que hizo el italiano Benetton en el sur, y tambien lo tenes a Eduardo Elsztain como al mayor dueño de campos y por ende de la soja. Es largo de explicar, pero en definitiva, los verdaderos dueños de la Argentina están en un conjunto de intereses, organizaciones, e individuos que han logrado distorsionar el régimen jurídico del Estado Argentino para poder comprar tierras, comprar empresas, comprar recursos, y en última instancia lo hacen todo comprando políticos, que promueven las leyes que a ellos más les interesa y les conviene.
    Estos intereses son los que llevaron (para darte otro ejemplo), a Mario Blejer a la presidencia del BCRA en la epoca de Duhalde, y lo pongo como ejemplo, porque fue el posible candidato a reemplazar a Martin Redrado, cosa que finalmemnte no sucedio.
    Lo cierto es que si lees el prontuario de este tipo, ahi te daras cuenta del porque el pais no puede salir jamas adelante. Blejer es un hombre de triple ciudadanía, ya que posee la Argentina por nacimiento, la de Israel por elección y la inglesa por interés. Tan así es que llegó a ser uno de los directores del Banco de Inglaterra luego que dejó de ser presidente del Banco Central, fue un premio quizas??. ¿Puede acaso un hombre ser realmente leal a tres banderas, a tres naciones, a tres pueblos?.
    Actualmente es director de YPF petrolera de su paisano Enrique Eskenazi. Es director de IRSA, la empresa dueña de la tierra en la Argentina perteneciente a su amigo y correligionario Eduardo Elsztain, tesorero del Consejo Judío Mundial (2005). Es director del banco Hipotecario, banco que era del Estado y que fue privatizado a favor del grupo israelí Werthein. El mismo que es apoyado hoy por el gobierno para quedarse con Telecom-italia. Es miembro del comité del Banco de Mauritius (República de Mauricio) uno de los paraísos fiscales del mundo. Durante su presidencia en el Banco Central, le prestó al Banco Hipotecario, de su paisano Werthein, en una línea de redescuento, la friolera de 3000 millones de dólares que hasta el día de hoy el BHSA no devuelve y no tiene ninguna intención de hacerlo, cuando estaba comprobado que BHSA en esa época estaba técnicamente fundido como lo está ahora.
    Este es solo un ejemplo de como se manejan las cosas, y ejemplos como este te puedo mostrar muchisimos a nivel local, asi que imaginate lo que será a nivel planetario. Esto nos marca el porque Argentina es una colonia, el porque cada año vemos mayor pobreza, mayor indigencia y mayor inseguridad, y si nos remitimos a los EEUU, defensores de la libertad y de la “economia social de mercado”, que volcó billones de dolares tanto de parte de Bush y luego Obama, para salvar a “sus amigos de Wall Srteet”, principales artifices del colapso financiero, que por cierto, esta muy lejos de haberse solucionado, al contrario, hoy los informes “REALES” muestran serias dificultades y y en poco tiempo mas, asistiremos al colapso total del sistema que ya no da para mas y se sostuvo gracias a Bernard Bernanke, alias “Helicopter Ben”, apodo que se gano luego de un discurso donde dijo que: “si para mantener a la economia de EEUU es preciso arrojar dólares desde helicópteros, lo haré”. Fiel a su discurso, “Helicopter Ben” ha arrojado trillones y trillones de dólares, pero no sobre la Economía Real del trabajo, la producción y el esfuerzo, sino para salvar a sus amigos y socios usureros y parasitarios en los bancos de Wall Street, notablemente, Goldman Sachs, Morgan Stanley, Citicorp, JPMorgan Chase, Bank of America, AIG, y a empresas como GM y otras corporaciones “demasiado grandes para caer.”
    Para terminar, te dejo algunas frases celebres que determinan la realidad planetaria..
    ‘’ No temo tanto a los de afuera que nos quieren comprar, como a los de adentro que nos quieren vender’’
    Hipólito Yrigoyen

    ‘’A lo que se ha de estar atento no es a la forma de las cosas, sino a su espíritu. Lo real es lo que importa, no lo aparente. En política, lo real es lo que no se ve.’’
    José Martí

    .. y una joyita que define todo…….

    “Dénme el control sobre la moneda de una nación y no me importa quién haga las leyes”.
    Mayer Amschel Rothschild
    Mas claro imposible..
    Gracias

    • Romero, tus comentarios huelen a antijudío y anti extranjero. En el mundo actual, en las naciones desarrolladas, las empresas más poderosas son extranjeras que comparten ese poder con algunas nacionales. A su vez estas ya entran en la categoría de multinacionales, lo que trae aparejado que la mayoría de las acciones de ellas están repartidas en personas con variadas nacionalidades.
      Tus frases de Yrigoyen, Martí, Rotschild, etc, pertenecen a otra etapa de la historia. Mayer Rothschild vivió en el siglo XVIII y estamos en el XXI, amigo!!! Ya tienen poco que ver con la actual.
      En este punto me engancho con lo dicho por Udenio cuando hace referencia a ese “nacionalismo” jaurecthiano como fuera de época. La cuestión no es combatir al capital foráneao o al nacional con ramificaciones en el exterior. La cuestión pasa porque Argentina pueda construir sus propias multinacionales y que se animen a ampliarse en el exterior.
      Al poder que tiene el capital no hay tenerle miedo. Hay que utilizar sus extraordinarias fuerzas y negociar con ellas. Negociar. Palabra y concepto que significa ceder cosas para obtener beneficios en otras.

      • Estimado Bastilla:
        A lo que creo que se refiere con toda claridad el Sr. Romero es precisamente a que las “grandes multinacionales” no pueden “ser argentinas”. Sus intereses son supranacionales, precisamente. No tienen ideal ni mas bandera que la defensa y/o imposición de un orden económico y social que les garantice su cvada vez mas grotescamente dimensionada supervivencia en un mundo, por otra parte, cada vez mas empobrecido. Hasta qué punto llegarían para garantizar esa supervivencia? Ya no les basta con comprar mercados, claramente ese recurso tarde o temprano también se agota frente a una demanda decreciente. La respuesta es que llega hasta la estafa global, como ha ocurrido, hasta la lluvia de dólares que redistribuidas e invertidas en producción hubieran bastado para resolver este gran dilema generado por la especulación movida por una irracional avaricia. Sería interesante, reviendo el tema de los suprapoderes y los organismos creados para manejar subrepticiamente los hilos finos de la sociedad, que algún comentarista nos esclareciera sobre el tema de la antipolitización que se opera constantemente en los pueblos mas pobres, estrategia muy apuntalada desde la prensa y desde las ONG, y que se viene empleando desde la reunión de Rio+5 donde se toco el tema, no menor, de la “Gobernabilidad Global”. Reunión entre cuyos disertantes estuvieron algunos de los ilustres nombres del supraorden mundial mencionados por el amigo Romero. Saludos cordiales.

    • Claudio Romero: Disculpeme de no responder su coemntario antes pero recien los veo.
      Coincido totalmente con usted en sus apreciaciones, es lo que ocurre en el capitalismo salvaje, el cual es el modelo económico de los Kirchner. Usted conoce la realidad de las corporaciones mucho mejor que yo.
      Lo acontecido en USA con el downturn es tal cual como usted lo explica. Primero salvan a las coporaciones y a los bancos, y premian a los especuladores que llevaron al mundo a esta situación desesperante. Pero si usted me da a elegir entre el comunismo y el capitalismo, es obvio que voy a elegir el segundo, ya que, si algo hemos aprendido en todo el mundo es que el capitalismo siempre se está regenerando y adaptando en el tiempo permitiendo que afloren los talentos mas creativos y el derecho a las libertades individuales (como el derecho a expresarse libremente).
      A pesar de todas las injusticias que vemos, no pierdo la fé en que cambiando este gobierno las cosas van a mejorar mucho para el país.
      Saludos y espero seguir leyendo sus comentarios e intercambiando opiniones con usted.
      Leandro José Pino.

  6. Sr Udenio, me permito reflejar ahora mi punto de vista sobre lo anterior, agradeciendole la oportunidad que me da de poder hacerlo.
    En los últimos años, Estados Unidos ha impulsado y hoy mantiene una gigantesca sobre-emisión – encubierta, por cierto – de su moneda. Se estima que el factor de esa sobre-emisión se ubica entre 6 y 10 veces el circulante que se corresponde con una economía como la estadounidense. Digo estimado porque nadie lo sabe a ciencia cierta. Usted se preguntará, ¿cómo es que no se conoce el monto de esa emisión? Es que ese dato es altamente confidencial y casi imposible de develar por cuanto, contrariamente a lo que la mayoría de la gente cree, el Banco de la Reserva Federal – el banco central estadounidense – es una institución privada aun cuando el Gobierno Federal tenga cierta incidencia. De manera que las instituciones públicas no pueden exigirle este dato; más cuando el propio gobernador (presidente) del la Reserva Federal, Ben “Shalom” Bernanke, solo tiene obligación de concurrir a una sesión por trimestre con la Comisión de Finanzas del Congreso para informarle sobre sus políticas monetarias. Enfatizo, “para informar”, no para solicitar instrucciones o consenso y acuerdo.
    Si a esto le agregamos el gigantesco cúmulo de instrumentos bancarios y bursátiles dolarizados desparramados por los mercados mundiales, entonces esta cifra se torna totalmente incalculable. Sin embargo, queda claro que la sumatoria de moneda dólar, bonos de deuda del Tesoro de Estados Unidos, más los demás instrumentos financieros públicos y privados equivalen a una cifra que ha de exceder en varias veces la sumatoria de todos los bienes y servicios disponibles en el planeta entero.
    Como le comente en mi anterior mensaje, en 1971, el presidente Richard Nixon retiró la base legal de convertibilidad del dólar en metálico, sea oro o plata, por lo que debemos decir qye el verdadero respaldo del dólar lo hallamos hoy en la gigantesca maquinaria económica norteamericana, en el prestigio histórico del dólar en sí y, por sobre todo, en la poderosa y aparentemente invencible y siempre amenazante maquinaria militar estadounidense.
    Como esquema de “convertibilidad” no está nada mal, hoy, un dólar es convertible en balas, tanques, bombas, cazabombarderos, napalm, operaciones encubiertas de la CIA e, incluso, en algún costoso auto-atentado como algunas malas lenguas dentro de Estados Unidos insisten, con creciente voz, que es la “pista” que se esta siguiendo para entender lo que realmente ocurrió aquella soleada mañana del 11 de septiembre de 2001.
    Le doy un ejemplo gráfico de cómo funciona este sistema, el Banco de la Reserva Federal emite un billete de u$s 100, se lo entrega al Depto. de Defensa que se lo da al Ejército para que compre una caja de balas para los fusiles de sus soldados en Irak para que maten a iranies e iraquíes. Ahora bien: lo último que desea el gobierno es que ese billete de u$s 100 se reintegre dentro al circuito financiero estadounidense, pues el proceso arriba descripto se repite innumerables veces para comprar petróleo, tanques, cazabombarderos, portaviones, bombas, etc. Se están emitiendo tantos dolares que su reflujo o reingreso dentro de la economía norteamericana tendría graves efectos inflacionarios.
    Lo que a Estados Unidos le conviene – y logra – es que una vez que el billete de u$s 100 de nuestro ejemplo haya servido para adquirir pertrechos de guerra (o lo que sea), el mismo quede fuera de sus circuitos financieros durante el mayor tiempo posible, que lo guarde alguien en alguna parte: no importa que sea en Japón, Malasia, China, India, Alemania o Arabia Saudita. Que lo retengan indonesios, rusos o argentinos en sus colchones. Cualquier cosa, con tal de que no regrese (en lo inmediato, al menos) a los circuitos financieros estadounidenses e internacionales de la propia estructura bancaria supranacional.
    De ahí que se pueda comprender la gran presión que ejerce Estados Unidos para que los bancos centrales de la mayor cantidad de países del mundo salgan a “absorber” dólares, lo que equivale a retirarlos de circulación. Eso le da un respiro a Estados Unidos. ¿Por qué, usted pregunta? Simple.., porque así podrán entonces emitir todos los billetes de u$s 100 que necesiten para dárselos al Ejército para que compre municiones….y el ciclo se repite una y otra vez indefinidamente.
    No debe sorprendernos, entonces, la manera en que los sucesivos gobiernos de Menem, De la Rúa, Duhalde y Kirchner se han subordinado disciplinadamente a prestarle esta asistencia a los Estados Unidos a través de los respectivos presidentes del BCRA: notablemente en los últimos años, los señores patriotas como Mario Blejer, Alfonso Prat-Gay y Hernán Martín Pérez Redrado, quienes desde hace años se dedican a comprar – perdón, “absorber” – dólares del mercado “para mantener la paridad cambiaria”. Ahí sí que ni el FMI, ni el BM, ni el Depto del Tesoro ni los opinólogos neoliberales locales dicen ni ¡ay!
    Con procedimientos asi, cualquiera puede ser “superpotencia”.
    La fuerza real detrás de la economía estadounidense ha sido una avaricia sin limites, un egoísmo desalmado y un afán de lucro homicida. En los últimos años, la podredumbre ya no puede contenerse y los crímenes y fraudes de sus corporaciones multinacionales y bancos transnacionales son tapa de los diarios: Enron, WorldCom, Tyco, Marsh & McLennan, American Internacional Group, Wal-Mart, K-Mart, Condado de Orange (California), Arthur Andersen; multas por cientos de millones de dólares por lavado de dinero impuestas a CitiGroup, JP Morgan, Morgan Stanley, Merrill Lynch, Goldman Sachs, Brown Brothers Harriman…. La lista es larguisima y el espíritu usurero e inmoral abarca a todo el mundo: A-Hold en Holand, Parmalat en Italia, Grupo Maxwell en el Reino Unido, Yukos en Rusia… Sus altos directivos son procesados y arrestados a diario: Kenneth Lay (Enron), Bernhard Ebbers (WorldCom), Jeffrey Greenberg (Marsh & McLennan), Dennis Kozlowski (Tyco)… ¡Si lo sabremos los argentinos con los escandalosos casos de Yabrán, Yoma, IBM, Banco Citi, Moneta, ENTEL, YPF, Southern Winds, Fondos de Santa Cruz fugados por Kirchner
    En síntesis y a modo de ejemplo rudimentario, cuando el pueblo argentino necesita comprar un barril de petróleo debemos trabajar para ganarnos los dolares que cuesta, sin embargo, cuando Estados Unidos necesita comprar un barril de petróleo, no tiene más que imprimir esos dolares. Claramente, existe una diferencia muy grande. Insisto, así es fácil ser Imperio.
    Los tiempos fueron cambiando. Antes cuando un gobierno queria sacar los “pies del plato”, o no hacia lo que “ellos” querian, la cuestion la resolvian con terrorismo y golpes de estado. Hoy existe lo que se llama “guerras de cuarta generacion”, aplicadas a partir de la globalizacion, donde los medios planetarios corporativos y sus “repetidoras” locales, aplican al unisono y martillando incansablemente la cabeza de la gente, el fantasma de las conspiraciones o tratando de locos o “conspiranoicos” a cualquiera que se atreva a develar lo que a ellos no les conviene que se sepa.
    Las conspiraciones sabemos que existen y los conspiranoicos tambien, pero esto que le cuento, de conspiranoico no tiene absolutamente nada. Basta con informarse sobre como operan las redes financieras y corporativas en el mundo para comprenderlo.
    El problema no es Obama, no son los norteamericanos, ni los chinos, los alemanes ni ingun gobierno del planeta. Esto no es una guerra de paises. El poder en el mundo quedó formalmente privatizado y ahi arranca la pesadlla, el Council on Foreign Relations, la Trilateral Commission, y organizaciones secretas como el Club Bildeberg y otros, son los que deciden el presente y futuro de la humanidad.
    Como dije en anteriores comentarios, en el 2011 vamos a votar para que todo siga igual.
    Disculpe lo extenso y gracias por permitirme opinar en su espacio.

    • Carlos Romero: Excelente su reflexión y la información que nos cuesta sobre la emisión monetaria en United States of America. Pero usted olvida lo obvio que es la diferencia tremenda entre la calidad de vida de Argentina y USA. Si bien las corporaciones manejan el juego financiero mundial, siempre existen países que se benefician mas que otros. Tiene el caso de Chile, por ejemplo, que hasta hace muy pocos años se encontraba en una situación mucho peor que la Argentina.
      Volviendo al tema de los países desarrollados, fíjese a que se denomina “pobre” en Estados Unidos comparado con nuestro país. El pobre en nuestro país no puedo ni alimentarse bien. En USA es pobre el que tiene un solo automóvil.

  7. Señor Udenio, me llama mucho la atención que no haya realizado un análisis de lo acontecido con Martín Redrado en el bancon central. Creo que a todos los foristas nos interesaría su opinión y análisis.

  8. Señor Udenio, usted menciona a Aldous Huxley, les recomiendo leer a los foristas el libro Brave New World (“mundo felíz”) de este autor (que leí a los 13 años). Presenta una visión del futuro muy acertada que se condice con los cambios que ha traído la globalización, internet, la ciencia y el liberalismo cultural que experimentamos todos los días.

  9. mmmmm, Enrico.., me quede pensando mas que nada en la ultima parte de su comentario.
    Creo que como buen periodista, analista economico o lo que fuere, debe saber perfectamente que la Reserva Federal de los EEUU (banco central de EEUU) es un banco privado que emite diariamente millones de dolares por pedido expreso del gobierno para financiar sus cuantiosos deficit y guerras en el mundo.
    La pregunta es: ¿porque no les explota la hiper inflacion?, ¿como hacen para mantener una economia tecnicamente quebrada con niveles de inflacion bajos siendo que por dia se emiten delirantes cantidades de dolares?.
    En 1971, el presidente Richard Nixon retiró la base legal de convertibilidad del dólar en metálico, sea oro o plata. A partir de entonces, el dólar – como moneda – dejó de ser convertible en nada que tenga valor intrínseco alguno, y sin embargo.., con este panorama de deficit descomunales que tienen, no les explota la hiper inflacion?, ¿no le parece raro?.
    Espero su respuesta a mi pregunta.

    • Estimado Romero, es interesante la inquietud que transmite respecto a EEUU y la inflación.
      Le respondo con un lineamiento sencillo:

      1) La Reserva Federal emite deuda (préstamos directos o bonos que en general compran otros países por los que le ingresan dólares) para intentar equilibrar los mercados. Esto tambien lo hacen los otros países desarrollados, e incluso lo hizo y lo sigue haciendo el BCRA.

      2) A pesar de ello y de su astronómico déficit, no tienen hiper inflación porque, como usted recordará bien, en mi anterior respuesta le indiqué que la inflación depende también de “Las expectativas que tenga el mercado.” Y todos sabemos, en especial después de la última gran debacle financiera internacional, que aunque esa gran nación esté en crisis, la gente y los países salen a comprar dólares o bonos USA en lugar de venderlos. No existe explicación técnica. La respuesta es piscológica: la mayor parte del mundo confía en que EEUU no cambiará las reglas del juego ni romperá contratos aunque tenga que hacer pagar a su población un fuerte ajuste.

      3) Sin embargo, la emisión norteamericana nunca fue inocua: el dólar sufrió una enorme inflación desde que Nixon desvinculó la convertibilidad con el oro. Como simple ejemplo le indico que hoy usted necesita contar con ocho dólares para comprar lo que en 1970 compraba con sólo un dólar.

      Para su información y como formaba parte de su inquietud, le aclaro que soy un ex empresario, asesor económico, periodista y escritor.
      Mis saludos cordiales
      Enrico Udenio

  10. Parece que hay otras persona que escribe con mi nickname así que agregué el 50.
    Hoy estuve viendo algunas entrevistas que se realizaron al señor Pino Solanas. Cuando lo escucho hablar creo que se quedó en el tiempo, este señor pide todavía más intervencionismo del Estado. Habla de aplicar mas impuestos a la minería y a la renta financiera. Creo que no vive en la realidad este señor, ya que mientras exista tamaña corrupción en este país, darle mas poder al Gobierno es prácticamente suicida. Después de la experiencia nefasta de los Kirchner me hablan de nacionalismo y siento rechazo.
    La izquierda argentina, tal como dice en su nota, tiene una visión muy alejada de la realidad. Ellos solucionan todo por medio de la figura todopoderosa del Estado y rechazan las máximas aceptadas mundialmente como el respeto a la propiedad privada y a las libertades indivuales. Cuando escuchaba a Pino Solanas me parecía estar viéndolo a Chavéz.
    La cohalición cívica de Elisa Carrió tenía propuestas interesantes cercanas a la socialdemocracia (ideales socialistas respetando las bases del capitalismo) pero que pueden ser aplicables a países como Europa, en Argentina es impracticable dados los gremios, la corrupción, la pobreza,etc. y la diversidad de intereses.
    Es una desgracia pero hasta ahora el único partido que pudo mantenerse en el poder sorteando las dificultades fue el peronismo.

  11. Alejandro Ensenada

    Enrico:
    Se me ocurren algunas cosas:

    1) Los comentarios son sumamente sabrosos, ya sea que coincidan con nuestro punto de vista o no.. Pero el sistema de impresión del sitio (o los sitios) no los incluyen, de modo que imprimirlos es todo un trabajito. ¿Podría mejorarse este punto?

    2) El argumento utilizado por el gobierno para que los fondos de las AFJP fuesen estatizados hizo pié en que la crisis mundial ya había comenzado y los títulos publicos y las acciones no cesaban de caer en todo el mundo (estuve aconsejando invertir en bolsa en momentos en que apareció este problema y por suelte pudimos zafar!!!). Entonces el gobierno se solazaba haciendo una análisis de la cartera de inversiones de las AFJP y por supuesto encontraba un desastre. No sé si ya es el momento adecuado para valorizar las carteras de ese momento a valores corrientes, y compararla con las “carteras” de la ANSSES.

    3) Tengo una intuición, que mucho mejor elaborada la consulté a un economista, pero no me respondió. Perdí esa consulta. La formulo rapidito y a los ponchazos: las retenciones a las exportaciones son inflacionarias.

    Mi intuición es que aunque los derechos a las exportaciones suelan utilizarse con el argumento de desconectar los precios externos de los internos, casi siempre ante una devaluación, este efecto es sólo retardatorio en una primera etapa, para luego ser claramente inflacionarios.

    Parte del superávit de la balanza comercial se trasforma en gasto público. Si el nivel de imposición es lo suficientemente alto, este recurso público impulsa la demanda agregada, haciendo que el conjunto de la economía (no ya el bien sometido al gravámen) sufra un alto incremento de precios (lo que en el consumo incluso dificulta la sustitución de productos). El Estado gana tiempo y recursos. A pesar de lo argüido estos recursos devienen en inflacionarios, y por lo tanto, son regresivos.

    En condiciones de no intervención, un período de balanza de pagos favorable -sobre todo fundada en una devaluación- daría lugar a una valorización de la moneda local, y un reequilibrio del resultado de la balanza, con la ventaja de que los productores locales tuvieron posibilidades de invertir y estar preparados para mejorar la competitividad a un tipo de cambio no tan favorable. Por su parte, la sociedad resulta así beneficiada de un incremento de PBI per cápita (PPA).

    Quiero decir hay un momento en que se llega a un nuevo equilibrio.

    En el caso de nuestro país, el esquema de retenciones no logró su objetivo anti-inflacionario, llegado un momento en el cual debería haberse logrado un equilibrio.

    Pero lo grave es que si luego de este momento se mantienen unas altas retenciones a la exportación no sólo se producen distorsiones en los mercados que reducirán la riqueza total, sino que -más grave aún, y es la intuición que consulto- la riqueza legítima que se refleja en el superavit comercial, deja de ser un indicador para la inversión, por lo que de algún modo su transformación en gasto público tiene el efecto de la emisión monetaria espúrea, generando inflación.

    En este punto, afirmo que el esquema de altas retenciones ES INFLACIONARIO, por su propia naturaleza, y por tanto, es creador de pobreza. Nada progresista.

    No quiero complicar ni revisar mi idea. Podríamos decirse además que las retenciones logran evitar la apreciación de nuestra moneda pero a costa de una inflación que empobrece a los sectores de ingresos fijos, a diferencia de una apreciación de mercado de nuestra moneda, que no necesariamente produce este efecto, de este modo, la pobreza es una barrera al alza de las importaciones y un reaseguro del superavit, pero ¡dejo ese trabajo para usted!

    Cordiales saludos.

    • Estimado Alejandro, respondo a su inquietud.
      En primer lugar debemos recordar que las retenciones son, en la práctica económica, impuestos cobrados previamente (o simultáneamente) a la cobranza del contribuyente. Como tales, forman parte de los ingresos del gobierno que solventan los egresos.
      Ahora bien, cuando la suma de los ingresos es superior a los egresos, se produce el siempre deseado y buscado superávit. Éste, a su vez, como sucede frecuentemente en la Argentina, se gasta todo. Por lo tanto, aparece, como bien dice usted, una demanda agregada, pero que en sí misma, no debería ser inflacionaria porque no se trata de emisión monetaria ya que si no hubiera retenciones, ese dinero iría a los bolsillos de los productores, los que a su vez, los volcaría en el mercado, sea mediante consumo o inversiones. Con o sin retenciones a las exportaciones, la masa monetaria existente es la misma, y cuando se emite pesos con la cobranza de la exportación, tiene su contrapartida en el ingreso de divisas desde el exterior.

      En segundo lugar, hay que tomar en cuenta que la inflación es consecuencia directas de varios factores, entre ellos y principalmente: 1) La relación entre la oferta y la demanda; y 2) Las expectativas que tenga el mercado.

      El mercado moderno trabaja de una manera sencilla: la demanda de un producto o un servicio deberá ser abastecido con ofertas que cumplan el requisito de “mayor calidad al precio más bajo posible”. A este juego de equilibrios entre la oferta y la demanda, se le agrega la frutilla del postre: el capitalismo premia la creatividad y el riesgo innovador con enormes beneficios que son obtenidos gracias al ejercicio de un monopolio transitorio.

      Por lo tanto, cuando aparece una demanda agregada genuina (obtenida por un superávit comercial o fiscal estatal o un beneficio empresarial adicional, por ejemplo, por un aumento de los valores de venta de los productos de exportación), su efecto es neutro si las expectativas políticas de los mercados son buenas y si se aumentan las inversiones para aumentar la oferta y así equilibrarla con la demanda.
      En cambio, cuando no hay inversiones o cuando esos beneficios obtenidos se destinan a comprar moneda extranjera, como es lo que sucede en la Argentina desde hace siete años, se produce que una vez cubierta la demanda con la oferta existente, toda demanda agregada termina siendo inflacionaria ya que ejerce presión para la suba de precios y salarios.
      La clave, por lo tanto, son las inversiones privadas. Mientras estas no aparezcan con fuerza (deberían llegar mínimo al 24 o 25% del PBI) para poder aumentar la oferta, no podrá existir una solución verdadera posible.

      Enrico Udenio

  12. Señor Udenio. Respeto sus conceptos idelogicos donde se advierte una clara tendencia hacia el liberalismo, tanto en lo politico como en lo economico, ideas que en su momento siempre defendio el ing. Alvaro Alsogaray respecto a la “Economia Social de Mercado”.
    A mi criterio, la aplicacion de una economia basada en el libre mercado, hoy es imposible de sostener, por cuanto a lo acontecido en el mundo en los ultimos 30 años, incluyendo la ultima megacrisis no solucionada en los EEUU, hacen que teoricamente ese sistema socioeconomico suene bien a los oidos, pero mucho mas compleja es la realidad en un mundo globalizado.
    Por si le interesa, le cuento que ya en 1919, las comisiones estadounidense y británica que se reunieron en el Hotel Majestic de París, y en el cual comienzan a definir cómo se diagramaría el nuevo poder, proyecto que por entonces ya se denominaba “Nuevo Orden Mundial”.., ¿le suena?.
    Fue alli donde se dio luz a dos órganos siniestros que aún hoy existen, el Council of Foreing Relations (CFR), con sede en Nueva York, y el Instituto Real de Relaciones Internacionales, con sede en Londres. A estas instituciones fueron convocados las familias Rothschild, Morgan, Rockefeller, y similares, incluyendo también a los Bush.
    De esta manera, los aliados crearon el primer organismo supraestatal, la Sociedad de las Naciones, y obligaron a los vencidos de la 1º guerra a firmar tratados como el de Versalles, en el caso de Alemania. Por este motivo comenzaron a surgir en aquellos tiempos los movimientos nacionalistas revolucionarios, que nacieron como una respuesta natural contra el sometimiento. El surgimiento de Adolfo Hitler en el mundo germano alteró el proyecto y condujo a la Segunda Guerra Mundial.
    Para 1944, el resultado final de la guerra ya estaba bastante claro, y es entonces cuando los Aliados revisan sus errores para relanzar el NOM. Así, reunidos en Bretton Woods, se organizan nuevas estructuras como la Organización de las Naciones Unidas, el FMI, el Banco Mundial, y la inicialmente más resistida Organización Mundial del Comercio, entre otros.
    Una vez concluída la 2º guerra mundial, el mundo se dividió oficialmente en dos, y a Alemania, se la reparten construyendo el muro de Berlin. ¿Está claro?´, nos dijeron, “¡ahora el mundo es bipolar!”.
    El fin de la “BIPOLARIDAD” (Rusia, los malos) (EEUU, los buenos),ya se anunciaba en 1970 en el libro “ENTRE DOS EDADES” escrito por Zbigniew Kazimierz Brzezinski, quien se desempeñó como asesor de Seguridad Nacional durante el mandato de Jimmy Carter, quien ademas fue el ideólogo de la Comisión Trilateral, que sostuvieron Henry Kissinger y el clan Rockefeller.
    Este plan, como ocurre habitualmente con todos los procesos del NOM, fue diseñado para concretarse a largo plazo, y tardó exactamente 19 años en obtener el éxito. Ya para 1989, la misma URSS que se impuso a sangre y fuego en 1917 terminaría desapareciendo sin disparar un solo tiro, y cae el muro de Berlin, haciendo creer al mundo que la libertad habia llegado al planeta poniendo fin a decadas de oprobio.
    El fin de la bipolaridad dio paso al mundo de la globalización, que es el que actualmente existe, donde Estados Unidos se transformó en el centro del planeta. Pero esta fase del NOM está en sus momentos finales, y ya se está produciendo la transición a la etapa final del proyecto; la instauración de un Gobierno Mundial.
    Quien se tome el trabajo de observar los numeros REALES de la economia de los EEUU, Los acontecimientos que se fueron dando en cuanto al 11S, mas todo lo que se viene “cocinando” con temas como el cambio climatico y la probable invasion a Iran entre otras cosas, comprendera que no es para nada descabellada tal afirmacion.
    Para pasar de la bipolaridad a la globalización la URSS tuvo que ser eliminada, y se afirma que para pasar de la globalización al Gobierno Mundial, los Estados Unidos también deberán dejar de existir, al menos tal como se los conoce. Y esto es así porque en un planeta regido por un único poder, la existencia de una superpotencia es a mediano o largo plazo una amenaza latente. “Hoy el gobierno de EE.UU. está en “manos amigas”, con los Bush, los Clinton o los Obama, Democratas y Republicanos alternandose en el gobierno, pero sabiendo que el poder real esta en otra parte, La Trilateral, el CFR, Club Bilderberg, y a su vez, están muy especialmente ligados a esta red el movimiento mundial sionista, a través de órganos como el Congreso Judío Mundial, el Congreso Judío Americano, la logia masónica judía B´nai B´rith, la Liga Antidifamatoria de Estados Unidos, la Organización Sionista Mundial, y también por la DAIA y la AMIA para nombrar solo algunas organizaciones que funcionan en nuestro pais.
    Comprender la trama, si bien es compleja.., no es dificil, basta con recordar una frase que se dijo hace muchos años atras para entender como se mueven los hilos del poder.
    “Denme el control de la moneda de una nación, y no me importa quien haga sus leyes”.
    ¿quien dijo esto?.., Meyer Amschel Rotschild .
    Para finalizar, quiero expresar que hablar de Chile como ejemplo de democracia, es ignorar LA REAL calidad de vida de sus habitantes donde existen ciudadanos de primera, de segunda y de tercera clase, basta con ir a un hospital para confirmarlo.
    Tanto el perdidoso Frei, que entrego toda la mineria a manos de la Barrick Gold, como el ganador Piñera, que con seguridad seguira profundizando el sistema, responden a los mismos intereses. Sera cuestion de tiempo para que lo veamos..
    En cuantoa nuestro pais, ya “esta todo cocinado”, o sea que.., si se llega al 2011, tanto Macri, como Cobos, Carrio, Duhalde o Pino Solanas, para el stablishmen lo mismo da, porque seguiran con las mismas politicas aunque cambien los discursos, en cambio para nosotros, sera cambiar para que nada cambie.
    Es por eso que en mi anterior comentario hable de los paradigmas de Izquierda y Derecha, paradigmas que nos venden a travez de los medios planetarios para mantenernos sumergidos, aqui y en todo el mundo.
    Gracias

  13. Sueño con el día en que Argentina evolucione y tenga una mirada integral y no tan retrógrada. Siempre estámos mirando al pasado y reflotando viejos rencores. A veces me cuesta discernir si los problemas económicos que tenemos son a causa de la política o viceversa. Una cosa va atada a la otra. La inestabilidad es endémica de nuestro país. Solo hace 40 años y aún menos, que la Argentina estaba mejor en términos macroecómicos que varios países de Europa. Ahora nos podemos considerar afortunados de no ser África.
    Coincido plenamente con usted en que siempre estámos buscando salvadores y pensamos en términos absolutos de buenos y malos. Este es un país, en el que solo se logra un marco de convivencia por la coersión de la ley. Si no existe un amenaza de sanción nadie respeta lo mínimo indispensable, como por ejemplo la limpieza de las calles, parques o plazas. Si se le pregunta a alguien en la calle que es ser argentino seguramente no sabrá responder a la pregunta.
    La izquierda argentina, a diferencia de la socialdemocracia, como bien dice usted en su nota, parte de la premisa de que este país es rico y la clave es la distribución de la riqueza, el estatismo nacionalista y la regulación constante de los mercados, cuando la realidad es muy distinta ya que la principal fuente de divisas de este país es la soja y el petróleo, la industria solo esta orientada a satisfacer la demanda interna. En la balanza comercial, por ejemplo, ingresa menos por turismo internacional que lo que los argentinos gastan fuera del país. De lejos, se debe respetar la máxima de que para distribuir riqueza hay que producirla previamente y de que el Estado argentino es sumamente ineficiente para que sea posible una socialdemocracia al estilo Suiza donde el sistema financiero (dados los bancos) es tan poderoso que permite una distribución del ingreso tan eficiente que la salud y la educación estatal son excelentes.
    Con respecto a la injerecia estatal en las empresas, de sobra tenemos el jemplo de la estatización (“nacionalización”) de aerolíneas y de la tramisión futbolística. ¿Cuantas obras podrían hacerse con los recursos destinados a subsidiar tales actividades? En el caso de la primera, se dice que es la única forma de garantizar transporte aéreo a muchas provincias que antes no lo tenían. Lo que no se dice es que solo la utiliza el 2% de la población. ¿Cómo puede ser que el pasaje al Calafate solo cueste $300 y a San Martín de los Andes o Bariloche cueste $800?? Con esto no quiero decir que el libre mercado es la solución ya que se probó en la década de los 90 que las inequidades del mercado pueden ser mostruosas. Se debe intervenir pero mínimamente para garantizar cierta seguridad a algunos actores importantes para el empleo y la salud económica en general .
    A pesar que no hay que buscar buenos y malos, no puedo dejar de llamar la atención sobre que ni siquiera con el libre mercado se vieron tantas injusticias como con esta administración que sólo supo contruir un capitalismo de amigos disfrazado con ideales bonitos de la izquierda Marxista que nos han llevado a un contexto político y económico similar al previo a a la crisis de diciembre de 2001, a pesar del fuerte crecimiento del PBI entre los años 2002 a 2008.
    Creo que si supiera más de psicología podría entender como los mas desfavorecidos son los que más defienden esta situacíon socioeconómica en la que estamos inmersos. Una persona me respondió que durante los 90 había mucha diferencia entre la clase media y la baja y que ahora el contexto es más justo. A lo que le respondí que una sociedad que regula para abajo en lugar de para arriba está condenada al fracaso.
    Tanto el comunismo como el socialismo no democrático que se mantienen en el poder a base de un Estado todopoderoso han fracasado ya que siempre hay un pequeño grupo de favorecidos en demedro del resto de la población y de la pérdida de libertades individuales, lo cual también es aplicable al capitalismo salvaje. Los extremos son siempre malos. No todo lo que hiceron los Kirchner está mal, ni todo lo que hizo Menem está mal tampoco. Esto parece el juego de la oca siempre se hacen y deshacen las mismas cosas mientras la Argentina se queda en el tiempo.

  14. Gracias por su respuesta Udenio,
    Le escribí porque volví a recibir el boletín holístico, y ya no recíbí más el de Los anteojos del Tata, que era lo que me gustaba.
    Sus trabajos son muy buenos, y denotan una buena capacidad de integración de la información.
    Espero que no le genere inconvenientes en el sistema, que pueda volver a tener la modalidad anterior, cuando empecé a participar, ni que le moleste mi falta de interés en las notas de salud.
    Que esté Ud. bien, y gracias nuevamente por su repuesta.

  15. Estimado Udenio,

    Desde que empecé a participar con algún comentario sobre sus interesantes trabajos, el sistema me habilitaba en forma automática para ingresarlo, y recibía un email para suscribirlo, y luego cada vez que alguien participaba.
    Lamentablemente, desde que pedí que no me enviaran el boletín holístico por que no tenia interés, dejé de recibir los alertas de su nuevo trabajo y de los nuevos comentarios que se agregaban.
    Pregunté en ese momento si era factible manejarme sólo a través del blog, y me dijeron que sí, pero no fue cierto.
    No veo cuál es el problema si no quiero recibir lo holístico, si a mí no me interesa.
    Esta actitud de sacarme del sistema de avisos desde Los anteojos del tata, no me parece que muestre mucha flexibilidad, ni respeto para aceptar al otro con sus propios intereses y opiniones.
    Gracias,

    • El sistema tiene separado las funciones. Por un lado, existe una Administración que se ocupa de los envíos de mail informando sobre cada nota y recambio de noticias en el diario digital, y por el otro lado, la redacción se hace cargo de la construcción y puesta de las noticias.
      Por mi lado personal, me ocupo de mi nota y superviso las noticias de economía y política.
      Cuando en Administración reciben una solicitud de baja del correo, lo efectúan de inmediato. Así fue con usted, cuando lo solicitó porque no le interesaba las noticias sobre salud holística. Su dirección se dio de baja en el correo porque el sistema automático no puede discriminar el envío por noticia.
      Por ello, se le informó, en el mail de nuestra respuesta, que podía acceder a mis notas sin tener que visualizar el resto de la información que contiene el diario digital, y que lo podía hacer mediante el blog Los Anteojos del Tata, pues éste contiene sólo mis notas, pero lamentablemente quedó fuera del correo semanal porque, como dije arriba, el sistema no puede discriminar el envío (no puede hacer uno por el diario digital y otro por el blog).
      Ahora daré la orden a Admninistración para que en el mensaje del envío del correo semanal, se incluya también el link de acceso al blog, para que el que quiera acceder al mismo lo pueda hacer automáticamente.
      Por supuesto, además solicitaré a Administración que incluya nuevamente su dirección de correo.
      Con respecto a los comentarios, el sistema los copia de un medio al otro, aunque los del blog tienen un paso previo de aprobación.
      Un gusto comunicarme con usted.
      Enrico Udenio

    • Entre el kirchnerismo y y el ps español me quedo toda la vida con el kirchnerismo.

      • Estimado Bottino, ¿por qué? Sería interesante para el foro conocer las razones por las cuales usted decide de una manera tan contundente (“toda la vida”) elegir en su preferencia un sistema criticado por su autoritarismo en lugar de uno más democrático y republicano.
        Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s