LA CULTURA DE LA ILEGALIDAD

El tema de las usurpaciones de propiedades se complejiza cuando intervienen componentes ideológicos. El principal referente de las exigencias de los ocupantes ilegales del Parque Indoamericano fue un declarado militante K. Esta circunstancia, así como el intento de haber querido culpar de esa usurpación y de las consecuentes muertes al titular del Gobierno de la Ciudad, Mauricio Macri,  motorizaron la sospecha de que “el Gobierno Nacional quiere modificar el mundo porteño mediante recomposiciones sociales manipuladas para hacer de la Capital Federal un espacio homologable al Gran Buenos Aires” (1).  No está de más aclarar que gran parte de la oposición insiste en que la estrategia de permitir las inmigraciones sin ningún tipo de selección o averiguación de antecedentes tendría consecuencias electorales importantes en un distrito que siempre ha sido desfavorable para el peronismo.
Por Enrico Udenio


LA INMIGRACIÓN

La Argentina ha sido y es un país de inmigrantes. La política inmigratoria es decisión del Gobierno Nacional. Por lo tanto, el problema habitacional derivado de la inmigración -legal o ilegal- es una competencia y responsabilidad del Gobierno Nacional y no del Municipio.
En estas últimas semanas se le ha cargado al titular del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, el mote de xenófobo por declaraciones que realizó en ocasión del conflicto por la usurpación del parque Indoamericano. Más allá de lo políticamente incorrectas que hayan sido las palabras de Macri, éste tocó un tema importante al denunciar la irresponsable política inmigratoria que desde hace años está ejecutando el Gobierno Nacional.
Para ser serios en nuestro análisis, recordemos lo dicho textualmente por el Gobernador de la Ciudad de Buenos Aires: “Lo que más falta es tener una política de desarrollo urbano inteligente y global. La Argentina es un colador. Cualquiera de Paraguay, de Bolivia, del Perú, entra como si estuviera en su casa y fija su residencia, preferentemente, en el conurbano o en las villas de la Capital. ¿Por qué? Porque la ciudad, aún en su decadencia, sigue teniendo un sistema de educación pública y salud mucho mejor que el existente en esos países. En ese desastre del descontrol inmigratorio, todas estas villas se han ido poblando y en estos últimos diez años crecieron a más del doble.” El nuevo censo parecería darle la razón al actual Gobernador de la Ciudad de Buenos Aires: es enorme el porcentaje de oriundos de esos tres países que residen de manera precaria en las villas de emergencia de la ciudad y el conurbano.

PARA LEER LA NOTA COMPLETA,
INGRESAR EN EL PERIÓDICO
LOS ANTEOJOS DEL TATA

www.losanteojosdeltata.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s