SCIOLI AL GOBIERNO, CRISTINA AL PODER

Mucha gente teme que este slogan se convierta en realidad. Tal como el de “Cámpora al gobierno, Perón al poder”, se trata de propaganda electoral necesaria para unir a la militancia, pero termina siendo poco eficaz a la hora de retener el verdadero poder peronista: la caja del ejecutivo.
Se dice que la inclusión de Carlos Zannini como vicepresidente anuncia una posterior renuncia de Daniel Scioli para que ese poder vuelva a quedar efectivamente en manos de Cristina. Pero, ¿quién puede imaginar que el ex motonauta, un hombre que soportó estoicamente las furiosas embestidas de los Kirchner en su afán de echarlo de la gobernación de Buenos Aires, se convierta súbitamente en alguien que se somete al deseo del otro, y le deje el sillón presidencial a Zannini? Imposible. ¿O que con la caja en sus manos le pregunte a Cristina qué hacer con el dinero? Ridículo por donde se lo mire.
Por ello, salvo que lo asesinen (o que muera en un “accidente” porque nadie creería en un “suicidio” al estilo Nisman), los que probablemente terminarán renunciando o “transformándose” serán los actuales cortesanos K.
Por lo tanto, creo que debemos dejar de pensar en Cristina para empezar a preocuparnos por si el resultado de las elecciones termina siendo “Scioli al gobierno, Scioli al poder”.
Cristina y Scioli

LA LUCHA DENTRO DEL FRENTE PARA LA VICTORIA
Aunque Scioli tenga la caja no podrá evitar las consecuencias de la pelea entre el nuevo y el viejo poder. Sciolismo versus kirchnerismo. Ya tenemos mucha experiencia histórica del gran daño que estas luchas causan al entramado socio-económico del país. Daño que se agravará aún más en esta ocasión si recordamos que los Kirchner acostumbran a doblar la apuesta cada vez que perciben una derrota o una pérdida de su influencia.
Por otra parte, nuestra preocupación aumenta si pensamos que los problemas que enfrenta la república son gravísimos y que Scioli, a diferencia de Macri, no tiene en su portafolios demasiados éxitos acumulados como ejecutivo.

SCIOLI O MACRI, PARECEN SER LA ALTERNATIVA PRESIDENCIAL
Hoy las encuestas favorecen a uno u otro según quien sea el encuestador. Por lo tanto, debemos ser cautos y analizar el futuro electoral con los hechos consumados que nos dieron las PASO y las elecciones provinciales y municipales realizadas hasta ahora en los distritos más poblados, que son los que junto con la Provincia de Buenos Aires definen los resultados de una elección nacional. Entre los cinco tienen más del 70% del electorado que vota positivamente.
Según los escrutinios finales de Córdoba, Santa Fe, Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires, el 45,5% fue para Cambiemos (PRO+UCR+CC), y el 25% para el FPV (el kirchnerismo) Por supuesto, si tomamos en cuenta que la votación nacional se polarizará bastante, a estos porcentajes habría que agregarle parte de los votantes del cordobés De la Sota y parte del socialismo santafesino. Una vez que se realicen las PASO del 9 de agosto, sabremos cómo se podrían distribuir estos electores.

LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Este distrito absorbe el 37% del electorado total y su influencia es determinante. Recién el próximo 9 de agosto sabremos la verdadera tendencia de sus votantes. Ahora bien, si consideramos la última encuesta publicada ayer por el oficialismo a través de Telam, el FPV (con sus dos candidaturas a gobernador) obtendría el 45% de los votos mientras que Vidal (Cambiemos) el 25%.
Proyectando estos porcentajes sobre el total del electorado positivo de las últimas elecciones nacionales (año 2013), el kirchnerismo alcanzaría poco más de 3.900.000 votos mientras que Vidal lograría casi 2.200.000. Si sumamos estas probables cifras a las recientemente obtenidas en los otros cuatro grandes distritos, el FPV lograría 5.500.000 mientras que el PRO más sus aliados obtendrían 5.100.000.
Entonces vemos que de los más de 15.000.000 de electores que tendrían los cinco grandes distritos, Scioli conseguiría el 36,5% y Macri el 33,7%.
Ahora bien, las restantes 19 provincias ¿cuánto aportarían en votos a estos dos candidatos?

LAS OTRAS PROVINCIAS
De las restantes 19 provincias, las de Río Negro, La Pampa, La Rioja, Salta, Corrientes y Tierra del Fuego tuvieron recientes elecciones. Si comparamos sus resultados con lo obtenido en las nacionales del 2013, el FPV perdió cerca del 25% de votos mientras que los partidos políticos que componen la alianza Cambiemos, obtuvieron un aumento del 11%.
Si proyectamos estas cifras sobre la base del 2013, los restantes 19 distritos provinciales aportarían hoy a Scioli 1.900.000 votos, y a Macri 1.700.000.

EL TOTAL EN EL PAÍS
Según las cifras descriptas arriba, la suma en todo el país para la primera vuelta presidencial mostraría que el 36% de los votos positivos sería para Daniel Scioli, y el 30% para Mauricio Macri. El 30% restante se repartiría entre Sergio Massa, Margarita Stolbizer y los candidatos de la izquierda.
Como bien sabemos, para que el FPV pueda evitar el balotaje debería superar en esa primera vuelta el 40% de los votos y obtener, además, una diferencia de más del 10% sobre Cambiemos. Para ello, tendría que alcanzar el 55% de votos en la Provincia de Buenos Aires y esperar, además, que Vidal no logre llegar al 35% en este populoso distrito. Por lo visto hasta ahora, el FPV está muy lejos de conseguirlo.
Por ello, si no hay grandes cambios en la política y la economía durante los próximos tres meses, habrá balotaje entre Scioli y Macri. Y creo que en esta circunstancia, Mauricio Macri sería el elegido para ser el próximo presidente de la Argentina.
Para alegría de algunos y angustia de otros.

Enrico Udenio
14 de julio 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s